May 262014
 

Hamilton fue segundo, Ricciardo tercero, Alonso es cuarto y Vettel tuvo que abandonar en la quinta vuelta por problemas mecánicos

1401025785_extras_albumes_0[1]En una carrera que alternó periodos soporíferos con otros de histeria, Nico Rosberg repite triunfo en el Principado, con lo que recupera el liderato en el Mundial. Hamilton, con problemas de visión en un ojo, aguantó a duras penas la segunda plaza ante Ricciardo. Alonso se aprovechó del abandono de Vettel y el pinchazo de Kimi para tomar el cuarto final.

No fue un buen arranque el del asturiano, que quedó encajado tras los dos Red Bull y fue superado por Raikkonen, que ganó dos plazas, pues también pasó a Ricciardo. Fue curioso, porque los pilotos de la zona relativamente mala, la sucia, ganaron posición. Vettel pasó al australiano y Kimi, por fuera, dios dos saltos de golpe.

Por delante, Rosberg cubrió bien el primero y no permitió el ataque a Hamilton, que llegaba muy picado tras las sospechas de trampa de su compañero en la calificación. Encimó y presionó durante 70 vueltas, pero todo fue inútil. Nico mantuvo el tipo y la concentración y se sitúa con 122 puntos, al frente de la tabla, por los 118 del inglés. Fernando mantiene el tercero, con 61 puntos, mientras Ricciardo, supera a Vettel y ya es cuarto del campeonato.

El abandono temprano de Vettel, que se quedó casi parado en la vuelta 4 con problemas en la caja de cambios, permitió a Kimi situarse tercero, mientras que Alonso perseguía a Rccciardo a duras penas en la quinta plaza. Por detrás nadie osaba acercarse.

El vuelco de la carrera se produjo por un `safety car' tras el accidente de Sutil, que dejó regada la pista de residuos de fibra al estamparse contra la valla en la bajada del túnel. Todos los favoritos entraron a boxes de inmediato, para realizar el único cambio de gomas de la carrera. Alonso incluso tuvo que esperar a que acabaran con el finlandés. En ese giro de salida (vuelta 27), Raikkonen se tocó con el Marussia del doblado Chilton, que pinchó una de su ruedas. El cambio inmediato le mandaba a los infiernos y permitía a Fernando conseguir la cuarta plaza, que mantendría durante las 50 vueltas posteriores.

La emoción llegó al final, cuando algún residuo entró en el ojo izquierdo de Hamilton y eso le impidió pilotar a pleno rendimiento. Rccciardo le quitó una ventaja de 7 segundos en cuatro vueltas y lo presionó durante las cuatro finales, aunque no encontró resquicio para pasar.

Como en Barcelona, hubo que tragar una hora y media de aburrimiento extremo para disfrutar de apenas unos detalles, en uno de los Mónaco más aburridos que se recuerdan. El murmullo de la gente sobresalía por encima del sonido los motores. No se aprecia ni velocidad ni agilidad en unos monoplazas que van camino de acabar con cualquier tipo de competición en la F1.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)