Jul 062012
 

Marussia Team está bajo sospecha

Han pasado ya tres días desde el dramático accidente de María de Villota en Duxford y el equipo es un muro, no ofrece información, no explica lo ocurrido, las causas, la forma o el fondo. María sigue ingresada, en estado crítico, pero estable tras la operación que le costó la pérdida del ojo derecho. Al menos, la pasada noche transcurrió sin incidencias, pero hasta ahí llegan los conocimientos de toda la F1.

Sin embargo, este silencio no hace sino aumentar las teorías, los rumores y los puntos negros de un accidente evitable a todas luces: "Obviamente, no tenemos toda la información y es difícil hablar de las razones hasta que se conozca la versión oficial. Pero por el momento es muy difícil imaginar cómo esto pudo suceder", reflexionaba Fernando Alonso. "Son días tristes, sin duda".

Lewis Hamilton añadió: "Yo no la conozco personalmente, pero cuando lo leí me sentí completamente devastado por ella y su familia. Creo que es muy trágico. Tanto mi equipo como yo le enviamos nuestro más sinceros deseos y espero que tenga una rápida recuperación". "Una gran chica, estoy muy triste y no se qué decir", señaló el mexicano Checo Pérez. Varias incógnitas siguen encima de la mesa.

La rampa bajada, crítica unánime en el 'paddock'
Se van sabiendo más datos con cuentagotas. La opinión de ingenieros, pilotos y gente de la F1 consultada por MARCA en Silverstone, es unánime: es una temeridad que la rampa de ese camión estuviera bajada, hasta para un viandante que se podía hacer daño con ella. Mucho más para un piloto.

Los mecánicos vieron la sangre y no querían tocarla
También se sabe que, afortunadamente, María pudo girar la cabeza en el último momento antes del impacto y evitar ser alcanzada por completo, y que cuando llegaron los mecánicos a verla no se atrevieron a quitarle el casco porque ya había restos de sangre. Mecánicos e ingenieros no son expertos en extracción.

¿Había ambulancia?, ¿cuánto tardó de verdad?
¿La había? Aún se está investigando, porque la versión oficial es que las asistencias llegaron rápido, pero no se sabe cuánto. Al parecer, no es obligatorio, pero según la FIA, el sentido común obliga a llevarlas siempre. La asociación de pilotos, comandada por Pedro de la Rosa, ha pedido también información de lo ocurrido.

Pocos creen en el error de pilotaje
Se barajan muchas hipótesis, siempre con poca información, pero pocos creen en un error de pilotaje. "¿María no iba a saber frenar un coche aunque sea en agua? No creo, tiene experiencia, no creo que un error suyo", comentó un ex piloto a MARCA. "A baja velocidad, es verdad que te quedas sin apoyo aerodinámico y si no tienes las ruedas calientes puedes patinar, el suelo estaba frío, pero no sé, dicen que hubo un acelerón…". Otros apuntan a que en estos test los pilotos llevan en el volante un limitador para no pasar de 250 km/h en las rectas, que pudo ser accionado por error justo al parar.

Cosworth ya tiene los datos, pero no hablan
Sólo el equipo tiene los datos de la telemetría del coche y no los da, simplemente anuncia que está realizando una profunda investigación al respecto. Cosworth, motorizador de Marussia, también tiene la telemetría del motor, pero la respuesta es la misma: secreto de sumario.

Las autoridades inglesas abrirán una investigación
Otro punto caliente, porque La investigación es un empeño personal de Carlos Gracia, presidente de la Federación Española y vicepresidente de la FIA. Pero sin embargo, no es ámbito del máximo organismo federativo, sólo asegurarse de que el aeródromo es correcto y se lleva a cabo un procedimiento estándar. Lo que ocurra después, es un test privado del equipo.

Serán, previsiblemente, las autoridades policiales inglesas quienes abran una investigación de oficio, al igual que ocurre en Italia en casos parecidos. Es dudosa la jurisdicción de la FIA en estos casos.

Marussia y sus problemas económicos, a examen
El equipo, comprado a Virgin por el actor, músico y expiloto ruso Nikolái Fomenko, avanza renqueante temporada tras temporada. Desde el pasado Gran Premio de Japón, cada vez aparecen menos de los responsables de la facción rusa por el circuito y al final de la temporada pasada redujeron mucho personal, entre ellos el responsable de marketing, que sigue esperando a que le paguen el despido. Si esto redunda en que Marussia redujera material, personal y seguridad en el test de Maria, es secreto de sumario.

María no tenía la Superlicencia de la FIA
Requisito indispensable para pilotar un Fórmula 1, pero no para realizar test aerodinámicos o pruebas privadas, como ya realizó el año pasado en Paul Ricard con un Renault R29 o en Barcelona también una exhibición con el mismo coche con motivo de las World Series.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)