Nov 072012
 

La nueva forma de secretismo no es ocultar si no hablar pero mal

La utilización de palabras malsonantes por parte de algunos pilotos el pasado fin de semana en Abu Dhabi sacudió los titulares tras el Gran Premio. Kimi Raikkonen y Sebastian Vettel emplearon un lenguaje poco apropiado durante la entrevista en el podio con el ex piloto de Fórmula 1, David Coulthard, pero no fue el único sitio. Según la prensa británica, la utilización de este tipo de habla por radio durante la carrera esconde información y tácticas a los rivales, para evitar así que se pinchen en momentos determinados y las escuchen los demás equipos.

En el podio Kimi Raikonen dijo algo así como que la prensa le “tiraba mierd… por no sonreir en el podio, pero que estaba feliz”. Sebastian Vettel, por su parte, relataba como cuando golpeó el cartel de DRS: “el alerón está jodid…”. Pero el tema de las palabrotas parece haberse convertido en el arma secreta de los equipos de Fórmula 1. Aún así, Coulthard comentó a Gulf News que este comportamiento era embarazoso: "Fue embarazoso porque sale en directo en toda la cobertura televisiva. Supongo que en realidad no disfrutan demasiado haciendo estas entrevistas en el podio".

Estos dos casos son ejemplos de pilotos que aún están quizás demasiado en caliente y piensan menos lo que dicen. En este sentido, esto es bueno para el espectador, que consigue ver los sentimientos y sensaciones de los pilotos de la forma más real, aunque a veces puedan suceder situaciones “curiosas” como esta, por decirlo de alguna forma. El caso es que las palabrotas, los “tacos” que dicen algunos, pueden tener otros usos.

Los mensajes de radio entre piloto y equipo son públicos, a medias. Solo la FIA y el equipo de control de mensajes de radio que escoge lo que se oye por la tele y lo que no tienen acceso total a estos mensajes, mientras que los equipos tienen que recurrir a estos mensajes públicos que han pasado por “censura” si quieren saber lo que los pilotos y equipos rivales dicen. Esto ha propiciado algunas estrategias poco convencionales, por lo que parece.

Algunos equipos tienen un pacto de usar palabrotas de una forma extensiva en una frase que tengan especial interés en ocultar de los rivales. De esta forma, la FIA no saca el mensaje por televisión y nadie, a parte del piloto, equipo y grupo de personas que eligen qué mensajes van a la televisión lo oyen. De esta forma, equipos punteros evitan que según qué cosas vayan a parar a los oídos del rival. Usando la tecnología a su favor, las palabrotas son un tipo de arma secreta que nadie se habría esperado encontrar.

Vía cdthef1.com, MotorpasiónF1
 

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)