• mar. May 28th, 2024

La realidad de la Fórmula 1 detrás de las cámaras o lo que nos quieren vender

Últimamente la Fórmula 1 se está centrando más en los VIPS que en el verdadero aficionado

Una pregunta que siempre me viene a la cabeza es;  ¿Quien hace que la fórmula 1 crezca, se llenen los circuitos y se batan récords de audiencia? Si no me equivoco creo que el aficionado de a pie, no precisamente aquellos que pagan ingentes cantidades de dinero, más bien para lucir y posturear que para ver y seguir este deporte. Sin ir más lejos, en el último Gran Premio de Miami pudimos comprobar las entrevistas en las que más de uno han demostrado no tener ni idea de este deporte. Por su puesto, hay una parte de ellos que si que les gustan van a verlo y entienden de Fórmula 1, pero estos son minorías y mucho menos no nos llegan al resto que somos los verdaderos aficionados, los que estamos ahí, los que llenamos el circuito y los que hacemos que las televisiones puedan batir una y otra vez récords de audiencias, a pesar de que ahora sean de pago.

¿A dónde quiero llegar con esto? Pues muy sencillo, últimamente estamos viendo mucho a la FIA, Liberty y compañías,  como se están centrando más y haciendo invenciones de nuevas entradas para  zonas VIPS, para aquellos adinerados que se pueden permitir esos lujos. Mientras están dejando para atrás y abandonado al aficionado de a pie, porque cada dia nos vemos con más dificultades si queremos seguir este nuestro deporte favorito. Sirva como ejemplo los cambios y todo lo que está pasando, como que ahora tenemos que pagar para ver la f1 por la tv, así como otros pormenores que vamos teniendo a la hora de acudir al circuito. Sin ir más lejos desde la pandemia ir al circuito de Cataluña, no tiene nada que ver con lo que era antes. Empezando porque ya no tenemos los test, nos lo han quitado, eso no es lo malo, lo peor es que precisamente se lo llevan a un sitio donde no hay cultura del motor y donde las gradas prácticamente están vacías, pero la pela es la pela.

Y si hablamos del Gran Premio, en este caso de España no sé ni por dónde empezar. Si empezamos por el tema camping, pues el cambio ha sido monumental, antes pagabas una cifra simbólica por quedarte en un terreno desbrozado, con un poquito de césped mínimamente decente y con una parcela para tu tienda y para tu coche. Ahora se ha multiplicado por tres lo que tienes que pagar para un trozo de terreno, sin desbrozar y donde únicamente te dejan meter la tienda, coche no porque así cabemos más y con ello llegamos a estar como sardinas en latas, amén de que con ello te obligan a meterlo en el parking con lo cual tienes que hacer un segundo pago abusivo. Eso sin tener en cuenta la distancia que hay para cada vez que tienes que ir al coche a coger algo, es más que sabido que en la tienda no puedes dejar nada, por lo que además de tener que pagar tres veces más, estamos tres veces peor.

Otro cambio a peor al que hemos asistido, es cuando antes de la pandemia teníamos el jueves para hacer la visita al Pit Lane, con un horario por la mañana y otro para la tarde, con lo cual por mucha gente que asistiéramos, daba para todo y todos. Ya el año pasado tan solo lo abrieron dos horas y como es lógico las colas y la aglomeración fue un caos. Bien, pues ahora, en vez de volver a lo de antes, vuelve a ser nada más que dos horas y te obligan a sacar dicha entrada, que aunque es gratuita, pero el modo de hacerlo por internet, como la entrada de la tribuna de Carlos Sainz, tienes que acceder, esperar una cola y rezar porque puedas entrar y sacarla, porque son tantos miles de personas al mismo tiempo a querer hacer lo mismo, que en muchos casos, como ya ha pasado, mucha gente se queda sin poder entrar, eso también acarrea la típica especulación para aquellos que tienen entrada pero el jueves no pueden asistir y resulta que sacan esta invitación gratuita pero a buen seguro veremos por las redes a más de uno revendiéndolas a precios desorbitados, apuesto por ello, dada la experiencia en otras cosas similares, no me cabe la menor duda. Resumen, más costoso todo por menos cosas que nos dan. Pero eso si, ellos, los VIPS tienen los derechos adquiridos….

Otro efecto del cambio a peor, es que antes los viernes te dejaban estar´en las distintas tribunas para que los pudieras ver de todas las maneras posibles, ahora desde el viernes cada uno a su sitio y sin moverse mucho porque lo pierdes en el caso de los que van a la Pelouse.

En resumen, me parece que una vez más siguen centrándose en darle más privilegios a los de arriba que a los de a pie, al verdadero aficionado. No sé qué pasaría si de las 140.000 personas que hemos llegado a asistir a algún Gran Premio, dígase al circuito de Montmeló, nos pusiéramos de acuerdo en no volver, ¿Qué pasaría con los circuitos, con las audiencias y con el propio deporte en sí?. Se mantendrían con los circuitos vacíos, retransmitirían para no tener audiencia…En fin, ellos tienen el petrodólar, y la sartén por el mango, esperemos y tiremos de la cordura para que todo esto no siga a más y como mínimo volvamos a algunas cosas de antaño, aunque permítanme que lo dude viendo lo visto.

PD: Se pueden seguir sacando más cosas, pero mejor dejarlo ahí, aunque ya el remate es cuando además de todo esto, tenemos, en cuanto a lo deportivo, una inconsistencia a la hora de juzgar y como bien dice Fernando, según quien sea y de donde venga. Eso está igualmente mermando el espectáculo ya que has de pensártelo muy mucho a la hora de una lucha en pista, por lo que rematamos faena de lo bien que se está dirigiendo este cotarro que llaman deporte del motor, pero que cada vez se parece menos a una de sus frases míticas por la cual tomó nombre este mismo sitio… Por lo que ¿esto sigue siendo la f1 en estado puro? Pregunto…

Vía Mamenf1

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *