Jun 012012
 

El alemán de Red Bull es el favorito que más lejos está de sus resultados de la pasada temporada. En el polo opuesto, Alonso

Mónaco. 29 de mayo de 2011. Vettel se baja de su invencible RB7 y levanta el dedo índice para que los fotógrafos inmortalicen el símbolo de sus victorias. Es el sexto gran premio del año y el quinto triunfo del vigente campeón. Tiene 58 puntos más que su perseguidor, Hamilton, y su dominio no tiene discusión ya que a sus éxitos dominicales añade cinco poles. El bicampeonato está encarrilado y Red Bull no tiene rival. Un año después, el sueño placentero de los austriacos se está convirtiendo en pesadilla.

Comparando resultados entre ambas temporadas, igualdad es la palabra de moda y Vettel es el mayor damnificado, no único, de esta F-1 de las sorpresas. Tras seis carreras, los éxitos en 2011 estaban poco repartidos. Los Red Bull de Vettel y Webber se repartían triunfos y poles, siete pilotos (Vettel, Hamilton, Petrov, Button, Heidfeld, Webber y Alonso) de cuatro equipos habían pisado el podio y las vueltas rápidas eran territorio Webber (cuatro), por una de Massa y Hamilton.

Muy distinto a este año. Seis ganadores (Button, Alonso, Rosberg, Vettel, Maldonado y Webber) de cinco escuderías, sólo Hamilton ha repetido pole y diez pilotos de siete equipos han subido al cajón. Además, en cada gran premio la vuelta rápida ha sido de un piloto: Button, Raikkonen, Kobayashi, Vettel, Grosjean y Pérez. Y si hablamos de puntos, qué decir. Todos los favoritos llevan menos que en 2011, salvo Alonso y Rosberg, pero destacan los 70 que se ha dejado Vettel por el camino. La igualdad parece no llevarse bien con el alemán… -Rafa Payá

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)