Ene 272019
 

Fernando Alonso tomó los mandos cuando su Cadillac rodaba octavo en su primer relevo y cuarto en el segundo bajo la lluvia para colocarlo en cabeza. En el tercer y último cogió el coche en tercer lugar y lo puso primero

Fernando Alonso ha dejando una impactante huella en los tres relevos llevados a cabo en las 24 Horas de Daytona. En las tres ocasiones remontó hasta la primera posición desde sus diferentes posiciones al tomar los mandos, llevando su ventaja por encima de los veinte y cincuenta segundos respectivamente. Sobre todo, con su espectacular ritmo bajo la lluvia y por la noche.

La carrera comenzó con el duelo del Acura de Juan Pablo Montoya y el Mazda de Oliver Jarvis por la primera posición. La primera bandera amarilla fruto de la rotura de motor de un Porsche llevó a todos los prototipos de la categoría DPi a boxes e iniciaron los primeros cambios de piloto a poco más dos horas del inicio de la prueba. Fue el momento en que Alonso subió a su Cadillac reemplazando a su compañero Wayne Taylor, que dejaba el coche en la octava posición. El equipo perdió otra posición por el retraso producido por el cambio de la parte trasera de su prototipo por un problema con las luces.

Alonso comenzó a rodar más rápido que sus rivales y superó con dos adelantamientos espectaculares al Acura de Helio Castro Neves y el Mazda de René Rast hasta liderar la prueba para luego alcanzar una ventaja de casi veinte segundos, que sería neutralizada por el coche de seguridad pero que volvería a recuperar con la bandera verde. “El coche iba bien y con buen equilibrio. Ya vimos en los entrenamientos del Roar (los tests de primero de enero) que normalmente por la noche y una pista con menos temperatura parece que vamos algo mejor que en una pista con mayor temperatura”, explicaba Alonso tras su primer relevo. “Quizás las condiciones este fin de semana han sido más frescas que en el Roar y que el jueves de los entrenamientos, y creo que esto ha ayudado a nuestro rendimiento”. Alonso avanzaba la posibilidad de lluvia que, efectivamente, llegaría con su relevo.

El segundo relevo del español tuvo lugar bajo una intensa lluvia que no evitó una segunda remontada desde la cuarta posición en la que recogió el Cadillac. Van der Zarde, su compañero llegó rodar veinte segundos por detrás del líder antes de que tomara los mandos el español por segunda vez. Comenzó entonces una espectacular remontada que le devolvió nuevamente hasta la primera posición. Pero imprimió un ritmo tan espectacular que llegó a disfrutar de hasta casi cincuenta segundos de ventaja. Sin embargo, su impresionante relevo se vio truncado por el accidente del Corvette de Tommy Milner, que neutralizó su ventaja cuando faltaban ocho horas de una prueba. La carrera quedó neutralizada una hora tras el coche de seguridad y retuvo al español dentro de su prototipo sin poder aprovechar su ritmo durante el resto del relevo. A pesar de recibir bandera verde al cabo de casi otra hora, un nuevo accidente volvió a exigir la salida del coche de seguridad.

Espectáculo bajo la lluvia

Al coger el volante por tercera vez, Alonso debía ascender desde la tercera posición y así lo hizo. Después de alcanzar el segundo puesto, su presión sobre Felipe Nasr provocó que el brasileño sufriera una salida de pista que sería letal. Con el primer puesto para el Cadillac pilotado por el asturiano, la organización paró la carrera por el agua que estaba cayendo en ese momento. Finalmente, desde los despachos se decidió que no se reaunudaría la carrerapor esas condiciones climatológicas tan adversas y Alonso conquistó las 24 Horas de Daytona dejando una fantástica imagen.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)