Jun 222016
 

El problema que le llevó a Hamilton solventarlo 12 vueltas, Nico Rosberg lo solucionó en poco tiempo, algo que le ayudó a lograr su quinta victoria de la temporada

Ver imagen en TwitterHamilton: “Tener menos potencia no ayuda nada. ¿No hay alguna solución?
Ingeniero: “Estamos trabajando en ello”.
Hamilton: “Necesitáis aumentar el ritmo”.
Ingeniero: “El problema está con el modo de conducción que tienes”.


Hamilton: “No sé qué quieres decir. No sé qué está mal”.
Hamilton: “Esto es ridículo chicos. No sé. Estoy mirando todo el rato a mi pantalla cada cinco segundos tratando de encontrar el botón en la posición errónea”.
Ingeniero: “Lewis, no es algo que estés haciendo mal, simplemente un parámetro es incorrecto”.
Hamilton: “Puede que no termine la carrera porque voy a intentar cambiar todo”.
Ingeniero: “No te lo recomendamos, Lewis”.
Hamilton: “¿Puedo sugerir cosas y tú decirme si está bien?”.
Ingeniero: “No, no está permitido”.
Hamilton (a falta de ocho vueltas para terminar): “Gracias chicos, ¡tengo la potencia de vuelta!”.

 

Mientras esta conversación tenía lugar en la radio de Mercedes (durante el GP de Europa)Nico Rosberg lideraba la carrera sin dificultad por haber resuelto el mismo problema en poco tiempo. “El problema estuvo en la configuración de algunos botones. A Lewis le llegó antes y hay una manera de cambiar los botones en el volante, pero no podemos comunicarla a los pilotos. Esto le causó un poco de confusión y le llevó 12 vueltas hacerlo. Nico, sin embargo, tuvo más suerte y lo pudo hacer mucho antes”. Toto Wolff habló de “suerte”, aunque buscando una respuesta más racional viene a la mente una de las características que mejor definen al alemán: su inteligencia. Rosberg ganó una prueba que Hamilton terminó en quinta posición.

 

Ver imagen en Twitter

“He pensado lo que podría estar mal”

Rey del aprendizaje, meticuloso y equilibrado, Rosberg sufrió recientemente cuando en el mojado asfalto de Mónaco no lograba dominar su W07. En esa misma circunstancia, Hamilton parecía disfrutar más que nadie sobre la pista en esas condiciones. Improvisación, sensaciones y talento innato frente a la necesidad de agarrarse a referencias, lógica y rutinas. Dos maneras de pilotar que hace dos grandes premios benefició al de Lewis, y este fin de semana a Nico. El germano, de una manera muy simple, explicó cómo solventó el fallo que volvió loco al actual campeón del mundo: “He sentido que faltaba potencia. He mirado el volante. He pensado lo que podría estar mal. He probado y ha funcionado”. 'Simple'… Si esa brevedad la hubiera tenido Lewis, quizás hubiera aspirado a algo más (Raikkonen terminó a 23 segundos).

"Según los datos de que disponemos, no fue más de 0,2 segundos por vuelta. Los pilotos debieron notarlo mucho más, porque el motor estaba en las curvas de revoluciones de reducción de potencia, donde se espera un mayor impulso extra", aclaraba Toto Wolff, al tiempo que Hamilton le contradecía: "Hice una vuelta rápida al final, una vez pude volver al modo normal… el equipo dijo que no era tan grave el problema, pero tras solucionarlo rodamos un segundo más rápido, por lo que, obviamente, había un problema".

 

Hamilton ya sufrió a su 'instinto' el sábado, cuando en la Q3 golpeó su monoplaza contra el muro por su falta de tacto. “En la que me golpeé era una curva simple, las hay más difíciles. No encontré el 'feeling' con el coche, no sé por qué. Tuve mucha inseguridad. El coche en general era bueno. Yo no encontré el ritmo… fui sólo yo. Yo fui quien no lo hizo bien, no tomé bien la curva, no frené en el lugar correcto”. Entonó el mea culpa y, mientras Nico hacía la 'pole', Lewis debió salir décimo. El domingo, mientras Nico solventaba su problema instantes después de que le apareciese, Lewis tardó 72 kilómetros (12 giros). Es su peor fin de semana -en cuanto a errores personales- tras el GP de Hungría de 2015: “No tengo palabras para explicar lo que ocurrió. Fue realmente una mala actuación por mi parte”. En Azerbaiyán, más o menos lo mismo.

 

 

Este golpe de efecto de Nico viene el fin de semana en el que se confirmado su renovación con Mercedes por dos años más y antes de otro gran premio de potencia, Austria, donde el año pasado Hamilton fue adelantado en salida por el vencedor, Rosberg. El alemán, con cinco victorias, aventaja actualmente en 24 puntos al inglés en el Mundial de F1. Una carrera de diferencia tras una contundente derrota de Hamilton.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)