Mar 152015
 

Doblete de Mercedes con Sebastian Vettel en el podio en su estreno con Ferrari

ham_70[1]Lewis Hamilton dio una auténtica lección de conducción en Australia y, en una carrera controlada de principio a fin, se hizo con la 34ª victoria de su carrera para comenzar el año como acabase el anterior: en lo más alto del podio y como líder de la general. Nico Rosberg completó un nuevo doblete de Mercedes mientras que Sebastian Vettel subía al podio en su estreno con Ferrari. Destacables los grandes debuts de Felipe Nasr, quinto, y Carlos Sainz, noveno, en una carrera donde sólo finalizaron once monoplazas.

El primer Gran Premio del año 2015 en Australia no tuvo demasiada historia. Lewis Hamilton dominó de principio a fin la carrera tras salir desde la Pole y no perdió la primera posición salvo en su vuelta de entrada a boxes. El W06 se mostró intratable incluso para su compañero Nico Rosberg, al que mantuvo en todo momento a dos segundos de ventaja y que completó un nuevo doblete de Mercedes. Por su parte, el podio lo completó Sebastian Vettel en su estreno con Ferrari en una carrera muy seria tanto del alemán como de los de Maranello en lo que respecta a él, pues fallaron con Raikkonen en las paradas.

Tan sólo concluyeron la prueba once monoplazas entre los que no llegaron a arrancar y los que abandonaron, y el hombre que logró terminar pero no puntuar fue Jenson Button con su McLaren. Sorprendió Sauber con sus dos hombres en los puntos tras no lograr ninguno en todo 2014 con mención especial al debut de Felipe Nasr en quinta posición. En lo que respecta a Carlos Sainz, cuajó una carrera sin errores y sólo un fallo del equipo en la parada le impidió estar algo más arriba, por lo que tuvo que conformarse con un noveno puesto y una primera victoria personal sobre su compañero Max Verstappen, que abandonó con problemas en su motor.

La carrera en Australia tuvo un inicio muy movido mucho antes de que los coches tomasen la salida este domingo. Por una parte, Valtteri Bottas no iba a poder tomar la salida tras sufrir un desgarro en uno de los discos de la parte baja de su espalda y no recibir el OK de la FIA para correr.

Sin embargo, y aunque eso ya hacía que la parrilla fuese a estar muy vacía con tres pilotos menos al no correr Bottas ni los hombres de Manor: Roberto Merhi y Will Stevens, la situación se complicaba con la rotura de motor de Kevin Magnussen en la vuelta de salida de boxes y los problemas mecánicos de Daniil Kvyat en la suya, lo que dejaba la parrilla de salida en 15 monoplazas o lo que es lo mismo: la parrilla de salida con menos pilotos desde el ‘boicot’ del GP de Estados Unidos de 2005 donde sólo corrieron seis pilotos.

Así, se daba la salida con Lewis Hamilton manteniendo la posición fácilmente mientras que Rosberg y Massa se ponían en paralelo antes de la primera curva con el alemán aguantando la posición. Por detrás, los dos hombres de Ferrari se tocaban con Kimi perdiendo la posición con Sainz, Nasr y Ricciardo mientras que Maldonado trompeaba, se iba al muro y provocaba la salida del coche de seguridad.

Al final de esa vuelta, Romain Grosjean entraba en boxes para retirarse, por lo que el gran inicio de fin de semana de Lotus se iba al traste en la primera vuelta. Por su parte Carlos Sainz era quinto tras salir séptimo mientras que Nasr había subido hasta la sexta desde el décimo puesto.

El coche de seguridad aguantaba en pista un par de vueltas en la que Marcus Ericsson cambiaba neumáticos, se quitaba el medio y montaba el blando. Tras la reanudación, Hamilton ponía pies en polvorosa y abría un hueco de casi dos segundos con Rosberg en los primeros giros. Sainz perdía la posición con Nasr y Ricciardo tras reemprenderse la marcha mientras que Vettel se acercaba a Massa.

Ya con el DRS activado, Nasr paraba un poco a Sainz, Ricciardo y Raikkonen mientras que, por detrás Sergio Pérez protagonizaba una salida de pista sin consecuencias. Las posiciones se estabilizaban con el paso de las vueltas sin apenas movimiento y controlando el consumo de combustible e intentando mantener las distancias de cara a la primera parada en boxes.

Según pasaban los giros era cada vez más probable que los planes de los pilotos que se mantenían en pista fuese ir a una parada. Mientras tanto, Sergio Pérez y Jenson Button tenían un encontronazo en un intento de adelantamiento en el que el mexicano se quedaba con el ala delantera tocada.

Tras esto, Kimi entraba a boxes en la 17 y se adelantaba a todos para intentar avanzar con neumático fresco. El finlandés colocaba de nuevo el blando, por lo que el objetivo era el undercut aunque con eso tuviese que ir a una estrategia de dos paradas. Con esto Ricciardo se colocaba quinto y en Ferrari apostaban por una estrategia agresiva a comienzo de carrera.

En los momentos posteriores el finlandés perdió cuatro segundos por algún tipo de problema en pista, lo que minimizaba sus opciones mientras que Ricciardo también sufría con la trasera de su coche.  El siguiente en parar, mientras Hamilton apretaba los dientes, era Felipe Massa en su lucha por defender la posición con Vettel. El brasileño montaba el medio para tratar de llegar hasta el final con esta goma.

La misma acción la repetiría Hulkenberg una vuelta después, en la 23 para colocar el medio en su VJM08. Mientras tanto, Vettel aguantaba en pista, lo que iba en su favor de cara a superar a Massa con su estrategia.

En la 25 entraba finalmente el alemán junto a Ricciardo, ambos montaban el medio y esto le era suficiente para salir delante de Massa y colocarse en posición de podio tras los Mercedes en su estreno con Ferrari en carrera.

Continuaban las paradas. El líder de la prueba entraba en boxes para montar el medio y llegar hasta el final. Coreografía impecable de Mercedes, que se quedaba con Rosberg en cabeza durante una vuelta antes de hacer su parada correspondiente para regresar segundo a pista sin problemas y dejar a Hamilton de nuevo al mando a dos segundos de distancia.

Carlos Sainz entraba entonces a boxes y se quedaba atascada la tuerca de la rueda trasera izquierda. 40 largos segundos hasta solucionarlo que le mandaban a la última posición tras una carrera impecable para él hasta el momento.

Solo quedaban Verstappen, Button y Pérez sin parar en boxes. El holandés y el mexicano montaban el medio desde el inicio mientras que Button aguantaba magistralmente con el blando desde el inicio aunque poco a poco sufría y, finalmente, en la 29 pasaba por boxes para montar el medio.

Verstappen paraba en la 31 dejando a Pérez sólo sin parar y sufriendo cada vez más en pista. Raikkonen había logrado en este tramo su objetivo de superar a Nasr y le tocaría sufrir en la parte final de carrera para defender la posición.

El holandés que, también estaba cuajando una gran carrera, rompía el motor de su STR10 y abandonaba cerca de la entrada de boxes unas vueltas después de su parada dejando en 12 los coches en pista.

Así, por delante Hamilton mantenía su renta en los dos segundos con Rosberg mientras que, por detrás, Vettel era tercero con un colchón de casi cuatro segundos sobre Massa. Mientras tanto, en otro mundo, les seguían Nasr, Ricciardo, Hulkenberg, Ericsson, Sainz y Pérez (estos cuatro últimos ya doblados).

Hamilton marcaba la vuelta rápida de carrera en un nuevo signo de superioridad y por delante Kimi pasaba por boxes para realizar su parada pero no le apretaban bien la rueda trasera izquierda, salía sin solucionarlo y por radio le pedían que parase. Arruinada la carrera del finlandés, que abandonaba y dejaba en 11 los coches en pista.

Mientras tanto Sergio Pérez paraba por fin en la 40 a cambiar neumáticos y Sainz subía tanto esa posición como la del finlandés tras el abandono y era noveno. Su objetivo era alcanzar a Ericsson, que tenía 22 segundos de renta sobre él pero se salía de pista. Era entonces cuando Sauber aprovechaba para llamarle a boxes, montar neumático blando y hacer un sint corto de 10 vueltas aunque perdiese inicialmente la posición con el español.

La carrera entraba así en su tramo final con varias luchas claras e interesantes. Por un lado la victoria entre los dos hombres de Mercedes, separados por dos segundos y con Hamilton aparentemente controlando la situación. Tras ellos, Massa se acercaba peligrosamente al alerón trasero de Vettel en la lucha por el tercer escalón del podio.

Nasr era quinto y llegaba Ricciardo por detrás con neumático más usado pero con un ritmo superior. Finalmente, en la lucha por los puntos finales, Hulkenberg era séptimo con diez segundos de renta sobre Sainz, que se tendría que defender de Ericsson y Pérez que llegaban con neumáticos más frescos tras sus paradas extra para montar blando nuevo.

Hamilton marcaba territorio con dos vueltas rápidas absolutas consecutivas, a lo que respondía Rosberg con su mejor tiempo personal para mantenerse a 1.8 del británico. Mientras tanto, por detrás Massa no podía con Vettel y seguía a 3.7 del alemán, centrándose así la batalla en la lucha entre Ericsson y Sainz por la octava plaza, con el sueco a menos de un segundo.

Ericsson superaba finalmente a dos vueltas del final al español en un momento de debilidad con las baterías del STR10 y se escapaba. Tras esto, nada más reseñable hasta la bandera a cuadros. Lewis Hamilton se hacía con la primera victoria del año y comenzaba la temporada como terminó la anterior: en lo más alto del podio. La de Australia es la número 34 para él en su carrera. Nico Rosberg completaba un doblete más para Mercedes y Sebastian Vettel subía al podio en su estreno con Ferrari.

Completaban los puntos Massa, un fantástico Nasr en su debut, Ricciardo, Hulkenberg, Ericsson, Sainz también puntuando en su estreno y Sergio Pérez. Sólo terminaron 11 monoplazas y ese último puesto correspondió a Jenson Button con su McLaren, que aguantó en pista sin problemas pero sin potencia a la espera de fallos de sus rivales que finalmente no llegaron.

Vía Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)