Jun 212013
 

No cumplieron el reglamento, pero no lo hicieron con mala fe

_1_2[2]Escuchadas las defensas y argumentos de Pirelli y Mercedes, la decisión del Tribunal Internacional de la FIA se ha fundamentado en diferentes conclusiones a las que llegó el panel de jurados. De tal modo, la máxima instancia de la Federación destaca:

– La redacción del Artículo 22 del Reglamento Deportivo es claro e inequívoco. En tal apartado se considera que un entrenamiento es un evento que no forma parte de un Gran Premio y que no se puede usar un monoplaza de la actual temporada.

– Ninguna de las excepciones que se han declarado del Artículo 22 del Reglamento Deportivo tienen aplicación en los hechos de este caso: Es decir, las partes acusadas deben mantenerse en la legalidad de la normativa, que insiste en el uso de un monoplaza de dos temporadas anteriores.

– El hecho de que un monoplaza, que se ajusta con las Regulaciones técnicas de la Fórmula 1 actual, rueda en una pista durante el período de campeonato está prohibido por el Artículo 22 del Reglamento Deportivo.

– No es inconcebible que Mercedes no obtuvo ventaja material de los tres días de test aunque sólo como resultado de rodar con su monoplaza, independientemente de cualquier asunto relacionado con los neumáticos.

– Además, Ross Brawn, con franqueza, aceptó en sus pruebas que fue inevitable haber obtenido algo de ventaja, aunque consideró que esa ventaja fue mínima.
Una vez destacadas las investigaciones a las que llegó el Tribunal Internacional de la FIA tras la audiencia, éste informa de las conclusiones que tomó el panel de jurados.

– El test en pista, que es el sujeto de este procedimiento judicial, no se llevó a cabo por Pirelli y/o Mercedes con la intención de que Mercedes obtuviera cualquier ventaja deportiva injusta.

– Ni Pirelli ni Mercedes actuaron con mala fe
– Tanto Pirelli como Mercedes revelaron a la FIA, al menos, la esencia de lo que intentaron hacer en relación al test e intentaron obtener permiso para ello. Mercedes no tenía razón para creer que no se les había dado la aprobación.

– Las acciones tomadas en nombre de la FIA por Charlie Whiting (tras haber recibido consejo del departamento legal de la FIA) se tomaron de buena fe y con la intención de asistir a las partes y de acuerdo con la legitimidad deportiva.

LOS PUNTOS CLAVE

Pese a las conclusiones anteriores, el Tribunal Internacional de la FIA destaca:

– Al rodar con su monoplaza en el test, Mercedes actuó en contra del Artículo 22.4 del Reglamento Deportivo.

– Desde el momento en que la FIA expresó su aprobación para que se llevara a cabo el test, esta aprobación no podía variar la expresión de prohibición estipulada por el Artículo 22 del Reglamento Deportivo y ni Mercedes ni Pirelli tomaron los pasos adecuados para asegurar que la calificación era satisfactoria. En este aspecto, el Tribunal toma nota del hecho de que no se presentó en nombre de Pirelli, no hubo evidencia de ello.

– El test no se habría llevado a cabo, sin embargo, por parte de Mercedes o Pirelli si esta aprobación no se hubiera expresado por los representantes de la FIA.

– El Tribunal es incapaz de expresar cualquier opinión sobre si el test que llevó a cabo Ferrari en 2012 y 2013 tenía la autorización adecuada pero, aparecería como insatisfactorio que este consentimiento también lo diera Charlie Whiting, el Tribunal no tiene prueba que indique que su opinión en ese caso haya sido equivocada.

– Mercedes obtuvo ventaja material como resultado del test, el cual, al menos de forma potencial, dio una ventaja deportiva injusta para el conocimiento y con la intención de Pirelli.

– Ningún otro equipo era consciente del hecho de que tal ventaja podría ser, o había sido, obtenida, a pesar de la seguridad que había dado Paul Hembery a Charlie Whiting, cuando dada esta seguridad, Paul Hembery no había indicado a Charlie Whiting que la noticiación que Pirelli le había dado a todos los equipos en 2012 podía satisfacer la seguridad que se había estado buscando.

¿CÓMO SE HA LLEVADO A CABO LA DECISIÓN?

La FIA comunicó ayer que el veredicto sobre el 'Pirelligate' se aplazaba a hoy, dada la extensión de la audiencia y el tiempo que el panel de jurados del caso necesitan para tomar la decisión correcta sobre el asunto. Llegar a tal veredicto no ha tenido que ser una tarea fácil ya que ni el Código Deportivo ni el Reglamento Disciplinario y Judicial de la FIA establecen qué sanciones imponer en casos concretos. De tal modo, el panel de jurados se ha centrado exclusivamente en los argumentos que los representantes de Pirelli y Mercedes defendieron ayer ante el Tribunal Internacional de la Federación.

Ajustándose a lo que dice el Reglamento Disciplinario y Judicial de la FIA, el presidente de la Audiencia anunció la fecha prevista para comunicar la decisión sobre el asunto. Tras afirmar que hoy se conocería el veredicto por el test privado de Pirelli y Mercedes, el Tribunal Internacional de la FIA deliberó de forma privada y por mayoría simple la valoración de los hechos.

De tal modo, el panel de jurados que juzga el caso es el responsable de la decisión, aquel que, con los argumentos de las partes acusadas, ha valorado que la sanción más oportuna es excluir a Mercedes de los Test de Jóvenes Pilotos e imponer reprimenda a la escudería y a Pirelli.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)