Mar 282019
 

El asturiano desvela el momento en el que se truncó su fichaje por Red Bull tras salir de Mclaren

Resultado de imagen de Fernando Alonso Adrian Newey Newey fue uno de los motivos que promovió la llegada de Fernando Alonso a McLaren y, sin embargo, el británico abandonó Woking poniendo rumbo a Red Bull antes de que el asturiano aterrizase en el equipo. El que iba a ser el mejor aliado del español en su nueva andadura se convirtió en su principal rival fuera del asfalto, tras conseguir un coche prácticamente inalcanzable para el resto de la parrilla: “Ron Dennis me llamó para contarme que Adrian estaba cansado de la presión, que iba a irse a Red Bull como entretenimiento, que no me preocupase. Cinco años después empezó a preocuparnos a todos de verdad”.

Así recuerda esa etapa el bicampeón en el prólogo de la biografía de Newey,editada en 2017 y que ahora llega traducida al español bajo el nombre de “Cómo fabricar un coche”. Sigue contando su historia. El británico y él tuvieron otro acercamiento en 2008. El asturiano se despedía de McLaren y Red Bull le tanteó para unirse a sus filas. Sin embargo, Alonso decidió volver a casa.

“Después de abandonar Woking, estuve en la fábrica de Red Bull charlando con Newey. Empezamos a hablar de la posibilidad de correr juntos en 2008. Pero decidí volver a Renault, a mi casa, con mi gente, a un equipo de fábrica, a esperar los susurros de Maranello”, relata. Después llegó una segunda oportunidad en la que también estuvo presente el jefe de equipo de los de Milton Keynes.

“Para nuestra siguiente cita, no se nos ocurrió otro sitio mejor: en la carretera que une Francorchamps con la villa de Spa hay un pequeño aeródromo a la derecha, y frente a una de las vallas del aparcamiento paramos nuestro Fremont. Empezaba a llover y no había un alma alrededor. Poco después, un enorme Infiniti negro de Red Bull conducido por un chófer del equipo, aparcó a nuestra derecha. Christian Horner y Luis García Abad se sentaron delante, y Adrian y yo detrás. Lo que hablamos allí es materia de otro libro, el mío, pero ésta fue la última vez que estuvimos a punto de trabajar juntos”, añadía.

Finalmente se cumplieron sus previsiones junto a los de Maranello, pero las promesas que llegaron desde Italia nunca se cumplieron: “La de veces que he escuchado en una reunión que ya habían entendido cómo y por qué Adrian había hecho esto o aquello, y la de veces que, al intentar replicarlo, el resultado era, desgraciadamente, algo distinto a lo esperado”. El asturiano padeció junto a Ferrari los cuatro años de dominio de Red Bull y pese a la inferioridad de su monoplaza fue subcampeón rozando el título en dos ocasiones.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)