Jun 112015
 

Vettel pudo poner en aprietos a Mercedes de haber clasificado mejor el sábado

CGvymG4XAAEPGig[1]Al contrario de lo que suele suceder en Canadá, la carrera en el Gilles Villeneuve fue una cita al uso. A pesar del alto porcentaje de posibilidades que había de que apareciese el coche de seguridad, éste no tuvo que emplearse, lo que provocó una mayor preocupación por el desgaste de los frenos y del ahorro de combustible, pero también de poder llevar a cabo estrategias más racionales.

El Gran Premio de Canadá se conoce como una de las carrera más impredecibles y con más suspense, pero este año se pareció más al juego del gato y el ratón, con la excepción de algunos coches que comenzaron fuera de sus posiciones habituales, los cuales estaban preparados para ganar posiciones desde la parte trasera de la parrilla.

En la parte delantera, el duelo de Mercedes se decidió en clasificación a favor de Lewis Hamilton y el hueco que abrió desde el inicio, que fue todo lo pequeño que Nico Rosberg pudo conservar. Para Ferrari éste ha sido el caso de lo que podría haber pasado. Como demostró Sebastian Vettel con su ritmo, si hubiera clasificado entre los tres primeros habría puesto en más aprietos a los de Brackley, algo que no pudo hacer su compañero de equipo Kimi Raikkonen. Pero, por detrás de ellos hubo algunas cosas interesantes en cuanto a estrategia, que merecen una investigación más profunda, estudiando particularmente a Ferrari y Williams

EXPECTATIVAS ANTES DE LA CARRERA

Canadá siempre está en boca de todos y alimenta los debates. El año pasado, el accidente que involucró a los dos Manor provocó que el coche de seguridad saliera muy pronto, lo que dejó todo en el aire. Este año no hubo coche de seguridad en toda la carrera, por lo que todos han tenido que preocuparse por los frenos y la gasolina. Es el circuito que más catiga los frenos en todo el año, debido a su sobrecalentamiento por las frecuentes frenadas fuertes. 

Para Mercedes, la necesidad de cuidar de los dos pilotos se tenía que compensar con dejar correr a ambos y Paddy Lowe admitió más tarde que la negociación sobre cuántos metros debían dejar entre uno y otro fue intensa. 

El año pasado, las simulaciones mostraron que había una pequeña diferencia entre elegir una o dos paradas, siendo la de dos paradas preferible si podías apretar con aire limpio, lo que Mercedes podría hacer desde la cabeza.

Este año, con lo poco visto del viernes, había dudas sobre quién sería más rápido, ya que nadie tenía información suficiente. Los neumáticos Pirelli de este año son más duros, igualando las diferencias que había el año pasado entre el blando y el superblando, permitiendo que completar las 70 vueltas con una sola parada fuera perfectamente factible. 

Mercedes pensó que una parada era lo correcto, Williams informó que el domingo por la mañana que eran preferibles las dos paradas y la estrategia de Vettel sugirió a Ferrari que la mayoría de los equipos podían parar dos veces. 

LO QUE PODRÍA HABER PASADO, QUE FERRARI SE QUEDARA LAMENTANDO SUS PROBLEMAS DEL SÁBADO

La historia de esta carrera fue que Ferrari volvió con unos resultados resultados muy inferiores a los que podía haber conseguido. Puede ser una exageración decir que podrían haber ganado la carrera, pero no es descabellado imaginar que podrían haber puesto a Mercedes en aprietos, con los pilotos de las flechas de plata gestionando sus coches en contra de la fiabilidad y del ahorro de combustible. 

Aunque el ritmo de Ferrari fue bueno el viernes, es posible que llevaran menos combustible que Mercedes en sus tandas. No hay duda de esto en el análisis, si Vettel hubiera estado detrás de Hamilton y Rosberg en la salida, podría haberlos puesto en problemas. El nivel al que Mercedes ahorró combustible y frenos no debe ser subestimado. Ferrari les dejó libres en Montreal porque no estaban preparados para presionarles. 

Con Vettel en tercera posición, Mercedes podría haber tenido que ir a una estrategia diferente de dos paradas en ambos coches, pues persistir en una parada podría haber supuesto un riesgo de ser recortados por el agresivo plan de Ferrari. 

Sin embargo, empezando en la decimoctava posición debido a problemas técnicos y sanciones, Vettel optimizó su resultado en carrera de acuerdo a las simulaciones del resto de los equipos, siendo quinto. Hubo una gran diferencia entre Valtteri Bottas y Romain Grosjean y el objetivo de Vettel fue situarse en esta brecha. 

Y tuvo el suficiente ritmo para conseguirlo con una de las principales estrategias. Lo que es interesante de la estretegia que escogió es que hace dos paradas de manera muy inusual, con una muy pronto, al final de la vuelta siete y dos stins de 28 y 35 vueltas respectivamente, lo que revela que en Ferrari pensaban que la mayoría de los equipos irían a dos paradas. Ellos sufrieron una degradación mayor el viernes, por lo que miraron así es el escenario que se presentaba. Fueron los únicos de la zona delantera que hicieron esto. 

Vettel pronto se dio cuenta de que tenía que contrarrestarse a sí mismo contra otros coches que podrían entrar en torno a la vuelta 15 y ganar la posición en el circuito, confiando en que el coche de seguridad saliese en el momento oportuno según sus intereses. 

El ritmo de Raikkonen fue fuerte al principio pero perdió el podio que estaba buscando cuando trompeó en una chicane en la vuelta 27. 

RÁPIDA REACCIÓN DE WILLIAMS PARA LOGRAR EL MEJOR RESULTADO DE LA TEMPORADA A COSTA DE RAIKKONEN

Williams tuvo un día muy duro con Bottas aprovechándose de las miserias de Ferrari para conseguir un podio en el que debía estar Raikkonen.

El veterano finlandés trompeó en la vuelta que volvía de boxes, después de poner ruedas blandas nuevas en su vuelta 26. Cuando el piloto de Ferrari trompeó en la horquilla (curva diez), Bottas estaba en la curva seis. Williams reaccionó rápido y lo mandaron parar, arrebatando el liderazgo de Raikkonen, que había comenzado en la vuelta 28. 

Pero esto sólo fue posible porque habían cambiado la estrategia de dos a una parada después del buen ritmo en su primer stint, con Bottas asegurando al equipo que el superblando estaba bien, cambiando los planes del equipo. 

Esto fue lo que él dijo después, que fue un gran resultado para el equipo. Tenía que haber pasado por boxes antes en una estrategia de dos paradas, pero no estaba en una posición para sacar ventaja del trompo de Raikkonen en ese momento ganando la posición en la pista. 

Más tarde en la carrera, en la vuelta 40, Raikkonen hizo la segunda parada, para poner los superblandos y atacar al final a Bottas. Williams consideró cubrir la posición haciendo parar a Bottas de nuevo, pero el presentimiento fue que Raikkonen, intentando hacer 30 vueltas con los superblandos, era un stint muy largo, significaba que igual no era una amenaza. Decidieron mantenerse fuera y Raikkonen no consiguió alcanzar a Bottas. Fue un trabajo de Williams calmado y con mucha madurez por parte del equipo

Mirando el ritmo relativo de Williams y el Ferrari de Raikkonen cuando ambos estaban con el neumático blando, era comparable, algo que no habríamos dicho hace un mes, lo que demostró la verdadera mejoría de Williams. Esto tendrá que confirmarse en las próximas dos carreras en Austria y Silverstone. 

Felipe Massa, por su parte, intentó llegar hasta Bottas saliendo de la 15º posición. Empezó con el neumático blando, esperando alargar su parada lo máximo hasta cambiarlo por el superblando para un stint final. Vettel fue el rival y cuando paró en la vuelta 35, Williams consideró cubrirlo con una parada, pero esto habría requerido hacer un stint de 35 vueltas con el blando, algo para lo que no estaba preparado Williams, pues degrada más los neumáticos que el Ferrari. 

Ellos necesitan garantizar que estarían por delante del Red Bull de Daniil Kvyat y de los dos Lotus, por lo que mantuvieron a Massa fuera, lo que provocó que perdiera la quinta plaza con Vettel, pero también que no tuviera las gomas lo suficientemente gastadas al final como para perder más posiciones.

Este es un ejemplo clásico de los riesgos de la estrategia en la Fórmula 1.

Gráfico histórico de la carrera (facilitado por Williams Martini Racing):

La imagen muestra las diferencias entre los coches durante la carrera.

Véase el ritmo relativo del Ferrari de Vettel y Mercedes en la segunda parte de la carrera. También muestra la comparación entre el Williams de Bottas y el Ferrari de Raikkonen. La línea que se mueve con fuerza hacia arriba muestra el ritmo bueno.

Vía Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)