Jul 072012
 

"No podemos ir más rápido con la protección de cabeza", asegura

"Esto con Ferrari no hubiera ocurrido, allí habría habido ambulancia", reconoció Marc Gené que le comentó Stefano Domenicali tras el accidente de Maria de Villota. La piloto española sigue aún ingresada en el Hospital Addenbrooke de Cambridge, tras su dramático accidente del pasado martes durante unos test en el aeródromo de Duxford. Pero sigue el silencio sobre los motivos, las causas y las consecuencias para unos y otros, aunque al menos parece que la piloto va mejorando, tras ser sometida ayer a una nueva operación. Marussia afirma que está feliz con el progreso de las lesiones.

Lo que está claro es que su accidente fue tan desafortunado como único. Charlie Whiting, director de carrera y delegado de seguridad de la FIA, atendió ayer al diario MARCA en el circuito de Silverstone y lo reconoció: "Ha sido tan increíblemente desafortunado. El de Felipe fue un accidente entre un millón, pero el de Maria uno entre cinco millones. Se dieron circunstancias tan únicas, que se trata sólo de una increíble mala suerte".

La unanimidad es total en el paddock sobre que las medidas de seguridad no eran las más adecuadas, si es que alguna vez lo son en un aeródromo, y que ese camión con la rampa bajada a la altura de la cabeza del piloto fue una completa temeridad. Otra vez la cabeza del piloto, la zona más expuesta y peligrosa.

Los últimos grandes accidentes han venido precisamente por ahí, el de Felipe Massa en el Hungría en 2009 y el fatal de Henry Surtees una semana antes en Brands Hatch en Fórmula 2, que le costó la vida al recibir el impacto en la cabeza de un neumático perdido por otro monoplaza. Desde entonces, la FIA está probando con cúpulas y jaulas que desvíen impactos, sobre todo de neumáticos.

Un suceso improbable
"Con una protección como la que estamos estudiando, un accidente así sería improbable, pero las circunstancias para que se repitan son tan remotas… Estudiamos más el asunto del impacto de un neumático sobre el piloto, porque pasa más de diez veces al año. En el de María posiblemente no vuelva a pasar nunca", reconoce Whiting.

La investigación sobre las protecciones de la cabeza es larga y está en marcha, pero la FIA no puede ir más rápido de lo que ya va. "Lo hacemos todo lo rápido que podemos, porque es una materia muy complicada. En el caso de María, igual la cúpula habría funcionado, pero en otros muchos quizás podría ser peor —problemas de extracción o de visión— así que hay que asegurarse de que las cosas no van a peor", dice Whiting.

"Si tú pones algo en el coche, puede ir bien para un tipo de accidente y mal para otros tres, así que hay que elegir lo que va bien en la mayoría de los casos, no en un caso aislado. Es un compromiso, hay que hacerlo con los equipos, analizarlo bien… No se en cuántos años podría llegar, pero será cuando produzca un beneficio neto", señaló Whiting, que estudiará con los equipos en la próxima cita de Alemania si cambian el reglamento de los test a raíz del accidente.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)