Ago 212015
 

Al debutar ambos, Sainz aparecía en segundo plano ante la singular historia de Verstappen. Con su actuación en la primera parte de la temporada, el español recibe todo tipo de elogios

1426238706_156482_1426238780_noticia_normal[1]“Creo que es la pareja más competitiva que hemos tenido hasta ahora. Si continúa así seguro que será, con mucho, la mejor combinación de pilotos que hemos tenido”. El balance inicial de Franz Tost con Carlos Sainz y Max Verstappen en 2015 no ha podido ser más positivo. En el caso del español, ha mostrado una gran imagen, reconocida tanto en el equipo como en la prensa internacional al valorar su rendimiento.

Sainz arrancaba con la desventaja de la gran historia mediática que representaba el holandés, que creaba una predisposición general a valorar cualquier detalle de talento  como una confirmación de su valor ya dado. Hoy, Sainz bate en los parciales a su compañero de equipo (6-4 en entrenamientos y carrera) y su percepción general ha cambiado en la Fórmula 1 desde el arranque de Australia.

Verstappen también ha justificado las expectativas, aunque con mayores altibajos que el piloto español. Supera a Sainz en la clasificación general, gracias fundamentalmente al cuarto puesto de Hungría, pero éste abandonaba por la mecánica en las tres últimas carreras cuando rodaba dentro de los puntos en todas ellas.

"Cuando crece la presión mantiene la cabeza fría"

James Key, director técnico de Toro Rosso, también hablaba de sus pilotos actuales. “Es realmente magnífica su madurez y habilidad para sacar el mejor rendimiento al coche en los momentos clave como no suelen hacer los debutantes”, admite, a la vez que destaca las diferencias de pilotaje entre ambos. Frente a la “agresividad y mayor emocionalidad" del holandés, para Key, “Sainz ha estado muy tranquilo, muy disciplinado, puedes apreciar que cuando la presión crece, mantiene la cabeza fría”.

Por ejemplo, en aquellos momentos finales del Q3 en el Gran Premio de España. Sainz esperó sentado en su monoplaza hasta los minutos finales y se la jugó a una sola vuelta. Fue quinto de parrilla y terminó noveno, superando a Kvyat en los compases finales de la carrera. “Me ha sorprendido lo tranquilo y calmado que es, lo analítico que es si algo va mal”, explica el británico. “Es muy sólido, muy observador, recibes de él muchos comentarios filosóficos si algo no funciona. Y si comete un error se disculpará. En general, lo ha hecho muy bien, probablemente ha sorprendido a alguna gente, y estoy contento, porque realmente lo merece”, añade.

Carlos Sainz cuenta las horas para ponerse de nuevo el mono de trabajo (EFE)

Carlos Sainz cuenta las horas para ponerse de nuevo el mono de trabajo (EFE)

"Un comienzo impresionante"

Los balances de los principales medios especializados internacionales reconocen el gran arranque de Sainz. “Aunque no haya alcanzado el pico de Verstappen, el español ha sido uno de los pilotos más consistentes de toda la parrilla en la primera parte de la temporada, algo que no se espera de un debutante”, escribía la publicación británica Autosport, caracterizada por su entusiasta apoyo a Verstappen desde la llegada del holandés a la Fórmula 1.

“El equipo ha quedado particularmente impresionado con su conocimiento técnico y suministro de información”, continuaba el medio británico. “Ha sido generalmente muy bueno en entrenamientos, ha entrado en el Q3 en la mitad de las carreras hasta el momento, y superando más a su compañero que a la inversa. Tendría que estar mejor clasificado de no ser por la fiabilidad. En resumen, un comienzo impresionante”, remataba la publicación británica.

En general, todas las puntuaciones otorgadas por los medios igualaban a los dos pilotos de Toro Rosso. La británica Sky también dedicaba idéntica valoración para ambos. Páginas como Fanatic.co.uk situaban al español por delante de su compañero, e incluso de Fernando Alonso. James Allen, uno de los periodistas británicos más reconocidos, hablaba de la “consistencia impresionante durante todo el año” de Sainz.

En la imagen, Carlos sainz junto a Verstappen (EFE)

En la imagen, Carlos sainz junto a Verstappen (EFE)

"Su gran ambición es tener éxito"

“Veremos a partir de ahora”, remataba Tost tras su balance inicial en referencia a la curva de aprendizaje de ambos pilotos. Al margen de que sigan forzando tanto sus límites de experiencia como los de un monoplaza de Fórmula 1, el español también tiene el desafío de responder a la amplia curva de aprendizaje que se espera todavía de Verstappen, con solo diecisiete años y en su segundo año de monoplazas.

“Ambos están haciendo un gran trabajo. ¿ Por qué?  Porque están totalmente volcados en las Fórmula 1”, admite Tost. "La Fórmula 1 es su vida, también fuera de las carreras, porque están siempre en contacto con los ingenieros, se concentran en el entrenamiento físico, van al simulador y están muy bien preparados”, subraya.

¿Se convertirán Sainz y Verstappen en la mejor pareja que Toro Rosso nunca haya tenido? ¿Estamos viviendo la eclosión de dos grandes pilotos que lucharán entre sí en la cúpula de la Fórmula 1 algún día? De momento, para Tost “su gran ambición interior es tener éxito, es su pasión. La pasión es uno de los factores más importantes para tener éxito. Y ambos tienen esa pasión”. En el Gran Premio de Bélgica comienza el segundo asalto.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)