Feb 282016
 

Los cuatro primeros test han llegado han finalizado y vemos cómo les ha ido a cada uno de los once equipos de la parrilla

IMG-20160222-WA0018La primera semana de rodaje de 2016 ha llegado a su fin. 47.381 kilómetros de acción es lo que han ofrecido los once equipos en cuatro intensas jornadas de trabajo. Ha habido de todo: viejos vicios, buenas costumbres, adaptaciones progresivas… La fiabilidad es lo único que hay que tener en cuenta, el rendimiento lo veremos a partir del próximo martes.

Repasamos uno a uno la situación de cada escudería:

McLaren. Con ilusión. Así se vivieron sus dos primeros días. Después de la catastrófica pretemporada de 2015, y un año para olvidar, Button y Alonsoreunieron 203 vueltas, con 119 para el asturiano, todo un logro para los de Woking. Pero con la segunda parte de los test todo se vino abajo: fallo hidráulico y una fuga del líquido refrigerante que dejó a Fernando con tres vueltas. La fiabilidad sigue causando estragos. De tiempos ni hablamos.

Mercedes. Llevan dos años sacando músculo y apuntan a un tercero. Esta semana no se han centrado en buscar tiempos competitivos (el mejor global marcado por Rosberg sólo sitúa al W07 octavo), pero si nos fijamos en la cantidad abismal de kilómetros acumulados sin sufrir ni un problema no podemos hacer otra cosa que rendirnos ante ellos: 675 vueltas.Y esto es el principio, cuando vayan a tope romperán el crono.

Ferrari. Vettel y Raikkonen se van del primer asalto en Montmeló con el primer y el tercer mejor tiempo. Fueron de los pocos que montaron el neumático ultrablando, por lo que si en los test siempre hay que coger los registros con pinzas, estos todavía más. Kimi sufrió una mañana de problemas en su primer día con el sistema de carburante, pero despejó dudas tras un día y medio repleto de giros. Todavía no son alternativa a Mercedes. 

Toro Rosso. Una avería con el cambio el primer día y una bandera roja en el segundo denotaban que los de Faenza todavía tenían que acoplarse a su motor Ferrari. Pero los siguientes días fueron rodados hasta el punto de que Sainz dio una exhibición de fiabilidad con una maratón de 161 giros. Su verdadero potencial no se verá hasta la semana que viene cuando estrenen la versión definitiva (con sus colores) del STR11. 

Williams. Puede ser el equipo que ha pasado más desapercibido en la primera semana de acción del año. No han destacado ningún día, se han dedicado a lograr el cuarto mejor registro de kilómetros y ocupar las posiciones medias de los tiempos. Después de ser apeados por Ferrari como segundo equipo tras su resurgimiento de 2014, tendrán difícil recuperar tal privilegiado lugar. A ver si nos muestran algo interesante a partir del próximo martes. 

Red Bull. Fueron los únicos junto a Ferrari que rodaron con el compuesto ultrablando y, aunque se quedaron cerca de Raikkonen, Vettel les pilló muy lejos. Además sólo ocupan el cuarto y el sexto mejor puesto por la intromisión de Force India con el superblando. Kvyat tuvo algún contratiempo el miércoles, pero nada que no indique que el motor Renault (o Tag Heuer) haya mejorado su fiabilidad. Esperan un año parecido al 2015.

Force India. El VJM09 es una actualización de la versión B del monoplaza del año pasado que tantas alegrías les dio y se nota. ¿Para qué cambiar algo si funciona tan bien? Con peores neumáticos superaron los tiempos de Red Bull (el que marcó Hulkenberg le valió para liderar el tercer día), aunque sus números de vueltas no impresionan. Su probador, Celis, rodó dos días. En la segunda semana deben mejorar más con los titulares.  

Renault. Regresar a un sitio que hace tiempo no pisabas siempre requiere un periodo de adaptación, y los galos están pasando por el suyo. Palmer pagó la juventud del proyecto de Enstone rodando poco y en las últimas posiciones (con rotura espectacular de motor). PeroMagnussen, que también sufrió percances, apaciguó la tempestad al mejorar el número de kilómetros hasta dejarlo cerca de los de Ferrari, siendo el que más rodó el jueves.  

Sauber. Buen comienzo el suyo. Solo el haber concluido la primera semana sin grandes problemas ya es un logro, y si además superan las vueltas dadas por Ferrari con la versión de su motor antiguo (79 giros más que la Scuderia) pues mejor que mejor. Su objetivo esta temporada no es otro que el quedar por delante de sus rivales directos, Manor y Haas (esperemos que McLaren no), y han comenzado cumpliéndolo.  

Manor. 2016 debe ser el año en el que den un salto de calidad importante. Su motor Mercedes y sus componentes de Williams se tienen que notar, aunque todavía es algo pronto. Son los que menos kilómetros han acumulado y provocaron dos banderas rojas, ambas con Haryanto al volante y en la misma curva. Con Wehrlein consiguieron su mejor tiempo y sus mejores vueltas. Se están acoplando a su potente corazón.  

Haas. Y para el final dejamos a los últimos que han llegado a la F-1. Han superado en kilómetros a McLaren y Manor, y en la tabla global de tiempos Gutiérrez se quedó con el 13º por delante de coches como los dos Williams o el Toro Rosso de Verstappen. No hay que sacar conclusiones precipitadas, pero desembarcar en el deporte con la estrecha colaboración de Ferrari es una gran ayuda. Notable inicio de los americanos.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)