May 262014
 

Analizamos con detalle las decisiones adoptadas por los comisarios presentes en Montecarlo

F1El Gran Premio de Mónaco nos ha deparado un extenso elenco de resoluciones dictadas por comisarios deportivos. Fruto de su dilatada actividad se impusieron 9 sanciones, 3 amonestaciones, además de llevar a cabo 4 investigaciones que concluyeron sin acción punitiva alguna.

LOS COMISARIOS

Para la disputa de la sexta prueba de la presente temporada de Fórmula 1, la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) designó como responsables de la vigilancia del cumplimiento de las normas que rigen en la Fórmula 1, al suizo Paul Gutjahr – que actualmente preside de la Federación Suiza de Automovilismo y la Comisión de Montaña de la FIA-; al mexicano José Abed –que desde 2006 es Vicepresidente Mundial de la FIA-; a Christian Calmes -en calidad de representante del Principado, que es Presidente de la Comisión Técnica y Deportiva del Automóvil Club de Mónaco-; y, por último, al británico Derek Warwick ocupando el cargo de comisario piloto.

Warwick que repite tarea tras su intervención en el pasado G.P. de Bahréin, es Presidente del prestigioso Club de Pilotos Británicos habiendo desarrollado una extensa carrera deportiva en la máxima categoría, llegando a participar en 146 Grandes Premios entre los años 1981 y 1993. Pilotó para Toleman, Renault, Brabham, Arrows y Lotus, habiendo sumando 71 puntos, 2 vueltas rápidas y 4 podios –todos con el Renault RE50 con motor turbo-. Se le ha considerado como uno de los grandes pilotos de Fórmula 1 que jamás obtuvo una victoria.  Sin embargo, el éxito deportivo lo encontró en carreras de turismos y de resistencia, logrando la victoria en las 24 horas de Le Mans en 1992, y habiendo sido Campeón del Mundo de Resistencia, en ambos casos a los mandos de un Peugeot. Warwick también disputó el Campeonato Británico de Turismos entre 1995 y 1998, retirándose de la competición en el año 2007.

 

LAS SANCIONES. CONTINÚAN LOS EXCESOS DE VELOCIDAD EN EL PIT-LANE

Las dos primeras sanciones del fin de semana se impusieron durante el transcurso de la primera sesión de entrenamientos libres disputada el jueves. Recordemos que, a diferencia de lo que ocurre en el resto de Grandes Premios, los viernes no hay actividad sobre el asfalto monegasco. El entorno tan particular del trazo de Mónaco y, en concreto, la congénita estrechez y las apreturas de la calle de boxes, aconsejan reducir la velocidad máxima a la que normalmente se transita por el pit-lane, quedando establecida esta en los 60 km/h, en lugar de los 80 km/h habituales. Pero no solo Mónaco disfruta de esta situación especial, sino que, tanto en Australia como en Singapur, se viene limitando drásticamente la velocidad máxima en esta zona tan sensible del circuito.

La facultad de reducir la velocidad que tienen atribuidos los comisarios encuentra su acomodo en el artículo 30.12 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, que además de establecer el límite máximo de velocidad en el pit-lane, regula la sanción pecuniaria a imponer al equipo infractor. Así el mencionado artículo señala:

"Se impondrá un límite de velocidad de 80 Km/h en el pit-lane durante todo el evento. Sin embargo, este límite podrá ser modificado por los comisarios después de una recomendación del Delgado de Seguridad de la FIA", circunstancia ésta que, como hemos dicho, acontece en Mónaco.

Continúa la norma indicando que: "Cualquier equipo cuyo piloto exceda el límite durante cualquier sesión de práctica será multado con 100 € para cada kilómetro por hora por encima del límite, hasta un máximo de 1000 €. Sin embargo, de conformidad con el artículo 18.1 de los comisarios pueden infligir una pena adicional si sospechar un conductor iba a alta velocidad con el fin de obtener algún tipo de ventaja".

De conformidad con este artículo, dos escuderías fueron sancionadas: Caterham y Sauber. A la primera se le impusieron 800 euros de multa cuando el japonés Kamui Kobayashi transitó por el pit-lane con su CT05 a 67.3 km/h. A la segunda, se le multó con la máxima pena, esto es con 1000 euros, cuando el radar de la calle de boxes detectó que el Sauber C33 de Esteban Gutiérrez circuló a 69.1 km/h.

 

INCIDENTES. PUNTOS DE PENALIZACIÓN

La jornada del sábado estuvo marcada por una intensa actividad en la sala de comisarios, quienes se vieron obligados a investigar varios incidentes. El primero de ellos fue el protagonizado por el debutante, Marcus Ericsson, que en los últimos compases de la Q1 colisionó su Caterham contra el Williams del brasileño Felipe Massa en la curva 5 –Mirabeau-.

Es de reseñar que el propio piloto sueco declaró tras el percance que la culpa fue suya: "En mi vuelta rápida final estaba entrando en la curva cinco detrás de Massa y se fue fuera de la línea un poco, lo que significó que tuve que cambiar mi punto de frenada. Bloqueé y me fui contra la barrera con él, fue error mío. Fue una pena que me lo llevase a él también…", sentenció.

Después de la pertinente investigación, los comisarios resolvieron sancionar al piloto de la formación de Leafield con la imposición de 2 puntos de penalización sobre la superlicencia así como la obligación de tomar la salida desde el pit-lane, todo ello al entender que causó una colisión en los términos regulados el artículo 16.1 del Reglamento deportivo de la Fórmula 1 que, aún a riesgo de resultar repetitivos, volvemos a reproducir debido a su reiterada vulneración:

"Se entiende por incidente cualquier suceso o serie de sucesos que involucren a uno o más pilotos, o cualquier acción de cualquier piloto, que sea denunciada a los Jueces de Carrera por el Director de Carrera (o percibida por los Jueces de Carrera y posteriormente investigada) la cual:

  • Haya provocado la necesidad de suspender la carrera según lo dispuesto en el art. 41;
  • Constituya una infracción de este Reglamento Deportivo o del Código Deportivo Internacional de la FIA;
  • Haya provocado una salida en falso de uno o más monoplazas;
  • Haya provocado una colisión;
  • Haya forzado a otro piloto a salirse de la pista;
  • Haya evitado de forma ilegítima una maniobra de adelantamiento legítima de otro piloto;
  • Haya cerrado el paso de forma ilegítima a otro piloto durante un adelantamiento.

Por su parte, la imposición de puntos sobre la superlicencia, tiene su acomodo en el artículo 4.2 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, que establece que: "De conformidad con el artículo 16.3, los comisarios pueden imponer puntos de penalización en la súper licencia de los pilotos. Si un piloto acumula 12 puntos de penalización, su licencia quedará suspendida para el siguiente evento, tras lo cual se eliminarán los 12 puntos en la licencia. Los puntos de penalización se mantendrán en un piloto con superlicencia por un período de 12 meses, tras lo cual será eliminados, respectivamente, a los 12 meses de su imposición".

Marcus Ericsson

DRIVE THROUGH A VERGNE

Después de haber recibido un informe del director de carrera los comisarios realizaron una investigación acerca de una parada en boxes realizada por el piloto del equipo Toro Rosso, Jean-Eric Vergne, concluyendo que se produjo una infracción del artículo 23.12 a) del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 al entender que el monoplaza retomó la marcha en a condiciones de riesgo obteniendo además una ventaja deportiva, siéndole impuesto un drive through.

El mencionado artículo señala: "Es responsabilidad del equipo liberar su vehículo del garaje o de la parada en boxes solamente cuando sea seguro hacerlo…"

Jean Eric Vergne

SANCIONES DE 5 SEGUNDOS

Otra investigación llevada a cabo durante la carrera fue la que los comisarios acometieron sobre Estéban Gutiérrez, Max Chilton y Jules Bianchi que concluyó con la imposición de 5 segundos de penalización para los tres por haber arrancado en la salida desde una posición de la parrilla que no les correspondía. En concreto, deberían partir desde la posición 17, 19 y 21, respectivamente, pero al no tomar la salida Pastor Maldonado, que ocupaba la posición decimoquinta, los tres pilotos aprovecharon ese hueco y ocuparon un escalón más adelantado en la zona impar, ganando con ello dos posiciones. Los comisarios consideraron que se había violado el primer párrafo del artículo 38.9 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 que establece que: "Cuando los monoplazas vuelven a la parrilla después de la vuelta de formación, se detendrán en sus respectivas posiciones manteniendo el motor en marcha".

La penalización impuesta, como hemos indicado en otras ocasiones, tiene la particularidad de que puede cumplirse durante la parada en boxes, o bien, de no tener previstas más paradas hasta el final de la prueba, esos 5 segundos serán sumados al tiempo final de carrera.

Además de lo anterior, el piloto de Marussia, Jules Bianchi, fue sancionado de nuevo con la misma penalización dado que cumplió la sanción primigenia durante la presencia del coche de seguridad en la pista, circunstancia prohibida por el Reglamento Deportivo, a tenor del artículo 16.4 b) que indica a este respecto que: "Sin embargo, a menos que el piloto ya se encuentre en la entrada a boxes con el propósito de cumplir su sanción, no podrá llevar a cabo la pena después de que el coche de seguridad haga acto de presencia".  El piloto francés, en esta ocasión, optó por no realizar más detenciones en boxes siendo sumados los 5 segundos de penalización a su tiempo total de la carrera.

Jules Bianchi

SUSTITUCIÓN DE CAJA DE CAMBIOS

El propio Jules Bianchi ya había recibido su primera sanción –de las 3 acumuladas a lo largo del fin de semana- consistente en la pérdida de 5 posiciones en la parrilla de salida dado que en la jornada del sábado, tras la sesión de clasificación, el equipo sustituyó la caja de cambios de su MR03 antes de que hubiera expirado el plazo de 6 carreras consecutivas para poder hacerlo, tal y como regula el artículo 28.6 a) del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 que establece que "Cada piloto no puede usar más de una caja de cambios durante seis eventos consecutivos en los que su equipo compita. Si un piloto utiliza una caja de cambios de sustitución se le retrasará cinco posiciones en la parrilla de salida en ese evento y otras cinco puestos cada vez que se utiliza una caja de cambios más…".

Pese a las tres sanciones recibidas y a convertirse en el más penalizado, el  francés se reveló como uno de los protagonistas del Gran Premio. No en vano, con su novena plaza obtuvo los primeros puntos de la historia para la escudería de Banbury, después de cuatro temporadas y seis carreras compitiendo en la categoría reina.

 

LAS AMONESTACIONES

Ausentes durante algunas carreras, en el Principado de Mónaco hemos vuelto a asistir a la imposición por parte de los comisarios de reprimendas para los pilotos y, por partida triple.

El primer agraciado fue el piloto de Toro Rosso, Daniil Kvyat. Tras su investigación, los comisarios determinaron que durante el desarrollo de la Q1 el piloto ruso obstaculizó innecesariamente al venezolano de Lotus, Pastor Maldonado, infringiendo así el artículo 16.1 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, si bien consideraron que, debido a que la maniobra no revistió gravedad, la pena a imponer fuera la de la amonestación. 

Al hilo de los incidentes, igual suerte de amonestación corrió Kimi Raikkonen, al que los comisarios también investigaron después de haber protagonizado un percance con el danés, Kevin Magnussen a tres vueltas de la finalización de la carrera. El de Ferrari intentó superar al de McLaren en la curva Loews –la más lenta del Mundial- si bien, se fue largo y provocó que ambos quedaran bloqueados en medio de la curva, aunque por suerte pudieron reemprender la marcha. Los comisarios entendieron que el finlandés cerró el paso de forma ilegítima al danés durante el adelantamiento causando además una colisión. La pena tiene su acomodo en el apartado g) del artículo 16 –ya reproducido anteriormente-

El tercer amonestado del fin de semana fue el piloto británico de Marussia, Max Chilton, al resolver los comisarios que había causado una colisión contra el Ferrari de Kimi Raikkonen en la curva 5 –en la que, por cierto, se han saldado gran parte de los incidentes de la cita monegasca-, cuando se disponía a recuperar vuelta bajo régimen de coche de seguridad, infringiendo de este modo el artículo 16.1 del Reglamento Deportivo.

Kimi Raikkonen

OTRAS INVESTIGACIONES QUE QUEDARON SIN SANCIÓN

La polémica del Gran Premio se desató en la clasificación, evocando en muchos aficionados aquellas históricas imágenes del aparcamiento protagonizado en el año 2006 por Michael Schumacher en la curva La Rascasse, que truncó la vuelta rápida de Fernando Alonso.

En esta ocasión el protagonista fue Nico Rosberg que encabezaba la tabla de tiempos cuando a escasos segundos de que expirara el cronómetro en la Q3 sufrió una salida de pista en la curva 5, lo que propició que las banderas amarillas ondearan en esa zona, impidiendo al resto de pilotos mejorar sus vueltas de clasificación, dado que bajo régimen de bandara amarilla están obligados a ralentizar su ritmo por motivos de seguridad. Se dio la paradoja de que el único piloto que se vio beneficiado de ese percance fue el propio alemán que mantuvo la primera posición, metiéndose la pole en el bolsillo.

Los comisarios se vieron obligados a tomar cartas en el asunto, y después de su investigación, donde citaron a declarar al propio piloto y al representante del equipo Mercedes, revisaron la telemetría y las imágenes de televisión, no hallaron evidencia alguna de que la maniobra del piloto de Mercedes fuera antirreglamentaria, por lo que ninguna sanción o reprimenda le fue impuesta.

También durante la clasificación, a resultas de haber recibido un informe del Director de Carrera, los comisarios llevaron a cabo una investigación sobre el piloto del equipo Sauber, Esteban Gutiérrez, por una presunta obstaculización a su compatriota de Force Indica, Sergio Pérez, si bien, resolvieron no adoptar medida sancionadora alguna al entender que no se produjo violación del artículo 16.1 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 puesto que el piloto de la escudería de Hinwil ralentizó su marcha debido a la proximidad del monoplaza que le precedía.

A los comisarios presentes en la prueba monegasca se le acumulaba en trabajo durante la carrera, por lo que, debido a las dudas que suscitó el accidente ocurrido en los primeros lances de la prueba, de nuevo en la curva 5, entre Sergio Pérez y Jenson Button, dejaron su estudio e investigación para después de haber caído la bandera a cuadros. Finalmente, resolvieron que no se produjo infracción alguna del artículo 16.1 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1, y no adoptaron medida alguna al no apreciar culpa en ninguno de los dos pilotos.

Para el anecdotario queda que incluso la ausencia de Kimi Raikkonen en el desfile de pilotos previo a la carrera fue investigada por los comisarios al haber recibido un informe del Delegado de Prensa, aunque atendidas las explicaciones del piloto, ninguna pena le fue impuesta. Y es que, el artículo 35.4 del Reglamento Deportivo de la Fórmula 1 regula ciertas obligaciones que equipos y pilotos deben de cumplir el mismo día de la carrera, como son la asistencia al propio desfile o la atención a los medios de comunicación.

Vía Cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)