Ago 212013
 

Spa-Francorchamps

El circuito de Spa-Francorchamps es uno de los circuitos más míticos de la Fórmula 1. Ha servido de sede para Las 24 Horas de Spa y los 1000 KM de Spa, y desde el año 1950 es el circuito en el que normalmente se disputa el Gran Premio de Bélgica.

El circuito fue utilizado por primera vez en 1924. Antes, había sido diseñado por Henri Langlois Van Ophem -del Real Automóvil Club de Bélgica- y por Jules de Their –del periódico La Meuse-. El trazado original recorría las ciudades de Francorchamps, Malmedy y Stavelot por carreteras convencionales, y tenía una longitud de más de 14 kilómetros.

El circuito se encuentra en el bosque de las Ardenas. Tiene como principal condicionante la meteorología, y en muchas ocasiones podemos ver una parte del circuito totalmente seca y otra muy mojada. Esta característica, unida a la dificultad de algunas de sus curvas hace que siempre podamos ver carreras muy emocionantes en Spa.

La primera carrera la ganó Juan Manuel Fangio pilotando un Alfa Romeo el 18 de Junio de 1950. El año siguiente se consiguió el récord de menor número de participantes en una carrera: sólo trece pilotos tomaron la salida. En 1955 se repitió el récord.

El vencedor de 1951 fue Alberto Ascari al mando de un Ferrari. Curiosamente, su padre Antonio había sido el primer piloto en ganar una prueba en Spa, cuando se impuso en el Gran Premio de Bélgica en 1925. En 1954, en Spa fue la última carrera en la que Juan Manuel Fangio conducía un Maserati, antes de fichar por Mercedes. Venció esa carrera.

La edición de 1958 nos dejó un curioso final. Tony Brooks se quedó sin gasolina poco después de cruzar la meta como ganador, igual que el segundo clasificado Mike Hawthorn. El tercero en el podio fue Stuart Lewis-Evans, que llegó con su Vanwall destrozado. De haber durado una vuelta más el ganador hubiera sido el piloto que quedó cuarto en la carrera.

Algo parecido sucedió en 1964 cuando Jim Clark logró la victoria. En la última vuelta Dan Gurney, Graham Hill y Bruce Mclaren se quedaron sin gasolina, facilitando la victoria de Clark. Sin embargo, éste estuvo a punto de correr la misma suerte, pues su monoplaza se quedó parado nada más pasar la línea de meta por falta de carburante.

Pero la tragedia sacudió Spa en 1960. Chris Bristow falleció tras accidentarse con su Cooper-Climax contra el Ferrari de Mairesse. Unas vueltas después, Alan Stacey (piloto de Lotus-Climax) se salió de pista perdiendo la vida. Se cree que fue un pájaro, al impactar en su rostro, el causante de ese accidente. Antes de esa carrera, en jornada de entrenamientos, Taylor y Stirling Moss tuvieron graves accidentes. Un Gran Premio trágico para los británicos.

En 1970 el circuito belga fue testigo de uno de los grandes duelos de la Fórmula 1. La disputa mantenida por Pedro Rodríguez y el March-Ford de Chris Amon (con victoria final del primero) es recordado como una gran batalla al límite de la velocidad.

En 1972 la Asociación de Pilotos pide la clausura de Spa. Esta petición estaba encabezada por Jackie Stewart, que había sufrido un fortísimo accidente en 1966. Entre 1972 y 1983 el Gran Premio de Bélgica pasó a disputarse en Nivelles-Baulers y en Zoldier, donde murió el legendario Gilles Villeneuve). Pero en 1985 Spa-Francorchamps volvió a acoger el GP de Bélgica. Para ello tuvieron que recortarse los más de 14 kilómetros originales hasta los casi 7 kilómetros en una reforma realizada en 1978.

Antes de 1978, el circuito contaba con la Chicane de Masta, la más rápida de la historia, que era trazada en los años sesenta a más de 300 km/h. Antes de ésta, los pilotos trazaban una recta de dos kilómetros hasta llegar a la Chicane. La curva Stavelot era mucho más rápida y la antigua La Source mucho más abierta.

La primera carrera tras la reapertura de Spa, en 1983, fue ganada por Alain Prost. Entre 1985 y 1991 Ayrton Senna consiguió cinco victorias en Spa, colocándose como el piloto con más victorias en este circuito, aunque luego fue batido por Schumacher. La salida de 1998 fue la más complicada: hasta trece coches fueron accidentados, aunque sin grandes consecuencias.

La parte más conocida del circuito es la zona Eau Rouge – Raidillon. De ello hablaremos más ampliamente en la sección Vuelta al circuito, pero a modo de anécdota y para resaltar la grandeza de Eau Rouge recordaremos que Ayrton Senna llegó a decir que podía hablar con dios cuando trazaba a fondo esa curva. Sin duda, una de las más excitantes y famosas de todo el Mundial.

En 2006 se remodeló el circuito. La Source fue movida hacia fuera de la pista, y Bus Stop fue movida hacia atrás con la finalidad de alargar la recta principal y mejorar las instalaciones del pit-lane.

Michael Schumacher debutó en Spa en el año 1991. El piloto alemán fue quien más veces ganó en el circuito belga, con seis victorias. La más difícil la obtuvo en 1995, tras partir desde la decimosexta posición. Sin embargo, Michael Schumacher fue víctima de uno de los mejores adelantamientos que se recuerdan.

Se disputaba el Gran Premio de Bélgica del año 2000 y Michael Schumacher lideraba la carrera, seguido del Mclaren de Mika Hakkinen. El finlandés intentó varias veces adelantar a Schumacher, pero nadie esperaba que lo consiguiera en la situación que lo hizo. Delante de ellos rodaba el doblado Ricardo Zonta, quien no sospechaba que iba a ser testigo de aquel histórico adelantamiento. En la recta de Kemmel, Hakkinen tiró de casta y valentía y, aprovechando el despiste de Schumacher, adelantó a éste por el interior mientras los dos doblaban a Zonta justo antes de Les Combes.

En los últimos años (en 2004, 2005 y 2007) Kimi Raikkonen se ha destapado como un especialista de Spa con tres victorias en el trazado belga. En 2008 el ganador fue Felipe Massa con su Ferrari. Pero Raikkonen volvió a la senda de la victoria en la edición de 2009, que además cortaba una racha del Finlandés de veintisiete carreras sin vencer. Sumo así su cuarta victoria en Spa, por delante de un genial Fisichella al mando de su Force India. Fue un fin de semana raro, con una Pole extraña en la que Fisichella logró el mejor tiempo y Button – líder del mundial -, Hamilton y Fernando Alonso no pasaron de la Q2.

La lluvia fue protagonista en la edición de 2010. Mark Webber se llevó la pole en una calificación con apariciones esporádicas de la lluvia. Sin embargo, en la jornada del domingo una mala salida le hizo perder varias posiciones, y la victoria fue para Lewis Hamilton. Alonso tuvo que retirarse por accidente cuando iba octavo a falta de pocas vueltas, y Vettel, otro de los candidatos al título, tuvo un domingo negro. Tampoco puntuó Button, al que el propio Vettel había embestido. Hamilton primero, y Webber segundo se quedaron como máximos aspirantes al título.

En 2011 tuvimos una carrera entretenida. La jornada del sábado estuvo acompañada por la lluvia. Vettel logró imponerse nuevamente en calificación (en ese momento de la temporada Red Bull había logrado doce de doce poles) y arrancó primero. En la carrera Fernando Alonso tuvo opciones de ganar, pero no aprovechó un problema que tuvieron tanto Red Bull como Mclaren con los neumáticos. Vettel, con una buena estrategia y dosificando a la perfección sus gomas, se llevó otra victoria con la que abría aún más brecha en el Mundial. Tras él llegó Webber, completando un doblete para su equipo, y tercero fue Jenson Button, que adelantó a Alonso a falta de dos vueltas. Jaime Alguersuari había calificado sexto pero en la primera curva Bruno Senna, que regresaba a la Fórmula 1, se lo llevó por delante. Algo parecido sufrió Hamilton, que se tocó con Kobayashi y tuvo un accidente que le hizo abandonar la carrera. Los otros dos nombres propios fueron el de Michael Schumacher y Pastor Maldonado. El heptcampeón salía último por un accidente el sábado y quedó quinto, en el mismo fin de semana del 20º aniversario de su debut en Fórmula 1. Por su parte, Pastor llegó décimo y consiguió su primer punto en la categoría máxima del automovilismo.

Fernando Alonso llegaba como líder destacado a la carrera de 2012, que aparecía tras un largo mes de vacaciones en el calendario mundial. En la jornada de calificación, Button marcó el mejor tiempo. Vettel, uno de los mayores rivales de Alonso, partía en la undécima posición, y Webber, el otro rival, salía también por detrás del asturiano. Pero todo cambió en la salida. Romain Grosjean arrinconó a Hamilton hasta tocarle, y el inglés hizo efecto dominó llevándose por delante a Fernando Alonso, que estaba a punto de trazar la primera curva. Grosjean fue castigado con una carrera, y ahí acabó el Gran Premio de Bélgica para Hamilton y Alonso, que tuvo bastante fortuna ya que el accidente pudo ser muy grave.

Vettel inició una gran remontada, y al final de la carrera llegó segundo, tras Button que no tuvo rival. La distancia con Alonso se reducía a 24 puntos. Raikkonen fue tercero y Hulkenberg, tras una magnífica actuación con su Force India, cuarto. Webber fue sexto tras Massa y perdía el segundo puesto del Mundial a manos de su compañero Vettel.

circuito spa francorchamps de belgica

Vía Arpem.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)