• lun. May 20th, 2024

Mónaco pinta bien para los españoles / Crónica Gran Premio de Fórmula 1 circuito de Montecarlos

Buenos tiempos y sensaciones de Carlos (3º) y Fernando (4º), hasta el accidente del madrileño. Verstappen y Leclerc delante, pero los españoles luchan por la pole

ImagenLos entrenamientos en Montecarlo se tienen que seguir a pie de pista. Solo así se aprecia el baile entre guardarraíles al filo del desastre, la precisión quirúrgica del piloto para volar en una ciudad pensada para el atasco y no la velocidad. La televisión no hace justicia, la procesión del domingo tampoco. Pilotar en el Principado es un privilegio para unos pocos elegidos, por eso las victorias en el GP de Mónaco se cuentan por separado, pero la verdadera épica está en cada vuelta rápida y, fundamentalmente, en la pole del sábado. A esa clasificación (16:00 horas, Dazn) llegan los dos españoles con opciones de ‘triunfo’ que bien puede valer otro el domingo.

Más allá de lo que dicte la tabla de tiempos, Sainz (3º, a 0.107) y Alonso (4º, 0.220) fueron rápidos desde que subieron al coche en los libres y eso en Mónaco es el mejor de los intangibles. Enfría las expectativas el hecho de que Verstappen y Leclerc les adelantaran con sus últimas intentonas de la tarde. Por la mañana, Carlos y Fernando habían sido primero y segundo, respectivamente. El frenazo en seco llegó con el accidente de Sainz a 15 minutos para el final de la sesión: raspó el interior en la salida de la Piscina, rompió la rueda y se estrelló con el muro. “Lo siento”, dijo por la radio. Un error por asumir riesgos innecesarios para un viernes. De esos que, por otra parte, se le disculpan muchas veces a Leclerc.

El Ferrari está ahí porque es un seguro a una vuelta y eso en Mónaco tiene mucho valor. Aunque no es cierto que la pole valga media victoria aquí: la estrategia, los accidentes y la previsión de lluvia harán el resto. Si degradan más que el resto, no será un impedimento en carrera porque la diferencia de ritmo tendría que ser enorme para que otro coche les pueda adelantar. Sainz y Leclerc bien pueden enmendar este domingo una temporada que va torcida para Maranello. ¿Y Aston Martin? No se debe interpretar el cuarto de Fernando como pinchazo. Las primeras dos filas de la parrilla son un objetivo ambicioso para el AMR23 (con leves mejoras en las dos suspensiones) y en esta condición Alonso aspira a todo. Se le vio cómodo desde la mañana. Al límite. “Al ataque”, advirtió. Cumple su amenaza.

Max fue el más rápido, aunque por la mañana anduvo protestón con el comportamiento de un Red Bull que trae el alerón de alta carga aerodinámica más extremo. Quizás demasiado. Checo Pérez quedó fuera de una teórica tercera línea cuando habitualmente es un seguro en circuitos urbanos (ganó aquí en 2021). Pero da la sensación de que en Mónaco están delante los que tienen que estar: Verstappen, Leclerc, Sainz, Alonso, Norris, Hamilton… indudablemente los más sólidos a una vuelta. Faltan Stroll o Russell, no hay segundos espadas por ahí. Hay que ir sobrado de confianza para rascar todas las décimas que regalan los muros para quienes se acerquen todo lo posible sin llegar a chocar. Por lo demás, diferencias menores (14 coches en un segundo, seis en medio) lógicas en el trazado más corto del calendario. Y pocos accidentes: por la mañana tocaron el muro Hulkenberg y Albon, por la tarde solo Sainz.

Vía As.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *