Mar 032015
 

El accidente de Alonso en Montmeló, en entredicho

accidente_alonso[1]Se ha regresado a la escena del accidente y se ha revisado cada imagen. Que uno de los mejores de la parrilla sufra un accidente como el del pasado día 22, por un supuesto fallo propio, resulta cuando menos sorprendente. Alonso es poco proclive a los errores y no se puede descartar que perdiera el control del coche en esa zona —y a no muy elevada velocidad— por un posible fallo mecánico en el monoplaza, plagado de problemas técnicos de toda índole en estas tres semanas del invierno.

Esa zona de la pista no es precisamente conocida por accidentes que terminen en el muro de la derecha, sino todo lo contrario. En los 25 años de Montmeló no ha habido demasiados impactos en ese muro, salvo el de Pastor Maldonado del año pasado. Que Alonso terminara allí su test del domingo 22 sigue siendo inexplicable.

Las simulaciones que se recrearon en video con la información de McLaren no son creíbles, como se demuestra en este análisis. No existe más que un primer impacto del coche contra el muro y el resto es un leve roce de los neumáticos con la pared, ya con el piloto inconsciente a bordo.

Accidente Alosno

Pocas explicaciones específicas
El accidente de Fernando en Montmeló está dando mucho que hablar por dos razones: las vagas explicaciones del equipo, que no ha exhibido documentos (telemetría) que validen sus teorías, y la ausencia de videos, ya que las del único existente es de poca calidad según los responsables de McLaren.

Todas las teorías expuestas hasta ahora, como la del desmayo del piloto, la descarga eléctrica e incluso el viento, se han ido desvaneciendo con el paso del tiempo. La posibilidad de las ráfagas de viento perdieron consistencia rápidamente. De haber sido real hubiera afectado a Vettel también, que venía justo detrás de Fernando. Pero Seb no reportó ningún problema en esa zona, especialmente protegida por un enorme talud y los árboles de la izquierda de la pista.

La falta de información y el hecho de que Fernando no recuerde cómo fue, y que no lo haya podido explicar hasta ahora, tampoco ayudan a conocer la realidad.

¿Problemas de dirección?
En la vuelta anterior a la de su accidente, al rodar por la zona del estadio, testigos presenciales comentaron que Fernando se iba peleando con el volante y zigzagueando más de lo normal, algo habitual cuando se calientan los neumáticos antes de una vuelta cronometrada. Pero no fue el caso en el giro del accidente. ¿Estaba Fernando detectando problemas en la dirección del McLaren?, ¿sufría un subviraje muy acusado? Eso solo lo puede explicar el propio piloto o la telemetría.

La realidad es que Fernando, cuando afronta el final de la curva 3, lleva el volante con un acusado ángulo hacia la derecha, mientras que en esa zona todos los pilotos, incluido Button, llevan el volante mucho más recto, como pudimos observar estando más de una hora a pie de pista viendo continuas pasadas de todos los monoplazas.

A la vista de las fotos se puede pensar en una pérdida de asistencia en la dirección, en un subviraje exagerado, combinado con un problema en la dirección, o en un bloqueo de la misma girada a la derecha, lo que llevaría a Fernando contra el muro. En las imágenes se ve además como el coche de Fernando, ya parado junto al muro, sigue con la dirección girada a la derecha, en la misma posición que se aprecia en la foto inicial de la secuencia. El equipo tiene todos los datos, pero se ha limitado a decir que el coche no falló, sin más apuntes.

Un único impacto que sacude al piloto
Las fotos ofrecidas por MARCA en exclusiva arrancan cuando el McLaren va por la pista, sin tocar el piano en ningún momento. En el resto de la secuencia, el coche va paralelo al muro, ya con la suspensión trasera derecha rota por el impacto inicial, del que no hay imágenes. Esos dos segundos quedan en el limbo.

En lo último que podía pensar el reportero, Jordi Vidal, es que Alonso se iba a estrellar a poca velocidad contra el muro. ¿Había detectado ya algún problema y por eso redujo el ritmo?

La realidad es que el McLaren, con el piloto frenando a fondo, golpeó con su rueda trasera derecha horizontalmente la pared, sacudiéndo le con un fuerte latigazo lateral para el cual no hay protección posible.

No hay zona de deformación y, en consecuencia, lo que sacude todo el coche, y el cuello del piloto, es el impacto brutal de la rueda, con el eje y la transmisión conectando toda la energía al habitáculo. Este golpe seco sacudió la cabeza del piloto, que en ese momento se quedó aturdido y permaneció varios minutos sin reaccionar.

La cabeza, en el temido latigazo de los choques frontales o por alcance tiene protección con el Hans, pero no así en un golpe lateral. De ahí las consecuencias para Fernando y para el coche, que no pudo volver a pista porque tenía daños mayores de los que se apreciaban a primera vista en la zona posterior.

El coche paralelo al muro con Fernando inconsciente
Tras el primer impacto, el coche, con la suspensión trasera rota, corre paralelo al muro (unos 30 centímetros), soltando todas las piezas rotas. Se ve saltar el aro de la llanta y los trozos del alerón frontal, desgajado del morro.

El McLaren no toca el muro durante unos 40 metros, antes de comenzar a detenerse rozando la pared suavemente, a pocos metros de una zona marcada con la F del extintor de auxilio.

Toda la secuencia, desde que Alonso se encuentra en medio de una trazada normal, hasta que el monoplaza se detiene, sucede en solo seis segundos, que quedan registrados en la tarjeta de la cámara. De ellos hay tres que contienen el golpe clave.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)