Sep 082014
 

 Los errores de Rosberg y el hambre de Hamilton

10609660_769762363080430_267708144982341532_n[1]Sin ser una carrera con muchos incidentes, de las más limpias de la temporada, el Gran Premio de Italia de Fórmula 1 ha vuelto a constatar el dominio insultante de Mercedes, los errores que también comete Rosberg, la poca fiabilidad de los Ferrari y la competitividad de los Williams, sin olvidarnos de la otra guerra que se vive en el cuartel de Red Bull, donde Ricciardo de nuevo ha quedado por delante de Vettel.

Éstas son algunas de las claves del triunfo de Hamilton en Monza, pero hay más:

1.El error de Rosberg. Salió bien y se benefició de la mala salida de Hamilton. Supo poner tierra de por medio al principio, regular la distancia y el cambio de neumáticos fue el acertado. Tras el cambio de gomas de los pilotos de Mercedes, Rosberg mantenía el liderato con 1.694 sobre Hamilton en la vuelta 26, pero tres giros más adelante cometería un error que sirvió en bandeja el triunfo a Hamilton. Era el segundo error que se pudo apreciar del piloto alemán en un trazado donde hasta este domingo su mejor resultado era la quinta plaza de 2010

2.El hambre de Hamilton. Pese a su mala salida, tenía la pole y no supo aprovecharla, el británico volvió a deleitarnos con una carrera para enmarcar, superando a tantos rivales como se encontraba a su paso y estando siempre a punto por si su compañero en Mercedes cometía algún error. Estaba demasiado lejos del alemán en la vuelta 9 cuando éste se comió la variante de Rettifilo, pero fue capaz de seguir siendo constante, ir arañando segundos al líder de la carrera y estar lo suficientemente cerca de él para superarlo cuando de nuevo erraba en el giro 29. Era el segundo triunfo de Hamilton en Monza tras el de 2012 y la sexta victoria de la temporada

3.El rendimiento de Williams. Mentiríamos si dijéramos que los aficionados de Monza se han alegrado mucho del podio de Felipe Massa con su Williams. El brasileño ha aparcado por fin la mala suerte que le ha perseguido a lo largo de la temporada y ha subido al tercer peldaño del cajón, quedando por delante de su compañero de equipo, un Bottas que ya supera a Fernando Alonso como el cuarto mejor piloto de la general provisional y que ha perdido una posición tras la clasificación.

4.La fiabilidad de Ferrari. Resulta cuanto menos curioso que el fin de semana que el presidente de la escudería italiana se deshace en elogios y muestras de afecto hacia Fernando Alonso y le asegure un buen coche el asturiano tenga que abandonar la carrera, y, para más inri, en Monza. El asturiano, que tenía que aparcar su monoplaza antes de tiempo después de 29 carreras seguidas sin hacerlo, tampoco albergaba muchas esperanzas de salir en las fotos en una carrera en la que partía desde la séptima plaza.

5.El dominio de Mercedes. Más allá de si la victoria se la lleva Hamilton o si cae del lado de Rosberg, lo que no genera ningún tipo de discusión es el predominio Mercedes. Su dominio insultantes se plasma en el séptimo doblete de trece carreras logrado en Monza, lo que los sitúa más líderes de la clasificación por equipos.

Vía Mundodeportivo.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)