GP Japón

 
SUZUKA JAPON 1.1Gran Premio de Japón Gran Premio de Japón

07 OCT 2016 | 09 OCT 2016

Suzuka

Suzuka, Japón Japón

5'807 km de longitud

18 curvas

Vueltas: 53
Longitud: 5.807 km
Desde: 1976
Nº de curvas: 18
Frenos: alto
Motor:
Neumáticos: Medio, blando y duro
Carga aerodinámica: media
Consumo gasolina: 2,9 Kg/vuelta
Penalización gasolina:

Teléfono +81593 78 1111 <<>> Fax +81593 70 3603

circuito-japon[1]

 

Récords del circuito

  Año Tiempo Piloto Equipo
Pole 2006 1'29"599 Felipe Massa Ferrari
Vuelta Rápida 2005 1'31"540 Kimi Räikkönen McLaren
Última Victoria 2015 01:28'06"508 Lewis Hamilton Mercedes
Última Pole 2015 1'32"584 Nico Rosberg Mercedes

 

Previo GP Japón 2011  >>><<< Previo GP Japón 2012 

Previo GP Japón 2013 >>><<< Previo GP Japón 2014

Previo GP Japón 2015 >>><<< Previo GP Japón 2016

Todas las noticias del Gran Premio de Japón

Web oficial Circuito

Resultados

Año Piloto Equipo Circuito
1976 Bandera de los Estados Unidos Mario Andretti Lotus-Ford Fuji
1977 Bandera del Reino Unido James Hunt McLaren-Ford Fuji
1978-1986 No se disputó.
1987 Bandera de Austria Gerhard Berger Ferrari Suzuka
1988 Bandera de Brasil Ayrton Senna McLaren-Honda Suzuka
1989 Bandera de Italia Alessandro Nannini Benetton-Ford Suzuka
1990 Bandera de Brasil Nelson Piquet Benetton-Ford Suzuka
1991 Bandera de Austria Gerhard Berger McLaren-Honda Suzuka
1992 Bandera de Italia Riccardo Patrese Williams-Renault Suzuka
1993 Bandera de Brasil Ayrton Senna McLaren-Ford Suzuka
1994 Bandera del Reino Unido Damon Hill Williams-Renault Suzuka
1995 Bandera de Alemania Michael Schumacher Benetton-Renault Suzuka
1996 Bandera del Reino Unido Damon Hill Williams-Renault Suzuka
1997 Bandera de Alemania Michael Schumacher Ferrari Suzuka
1998 Bandera de Finlandia Mika Häkkinen McLaren-Mercedes Suzuka
1999 Bandera de Finlandia Mika Häkkinen McLaren-Mercedes Suzuka
2000 Bandera de Alemania Michael Schumacher Ferrari Suzuka
2001 Bandera de Alemania Michael Schumacher Ferrari Suzuka
2002 Bandera de Alemania Michael Schumacher Ferrari Suzuka
2003 Bandera de Brasil Rubens Barrichello Ferrari Suzuka
2004 Bandera de Alemania Michael Schumacher Ferrari Suzuka
2005 Bandera de Finlandia Kimi Räikkönen McLaren-Mercedes Suzuka
2006 Bandera de España Fernando Alonso Renault Suzuka
2007 Bandera del Reino Unido Lewis Hamilton McLaren-Mercedes Fuji
2008 Bandera de España Fernando Alonso Renault Fuji
2009 Bandera de Alemania Sebastian Vettel Red Bull-Renault Suzuka
2010 Bandera de Alemania Sebastian Vettel Red Bull-Renault Suzuka
2011 Bandera del Reino Unido Jenson Button McLaren-Mercedes Suzuka
2012 Bandera de Alemania Sebastian Vettel Red Bull-Renault Suzuka
2013 Bandera de Alemania Sebastian Vettel Red Bull-Renault Suzuka
2014 Bandera del Reino Unido Lewis Hamilton Mercedes Suzuka
2015 Bandera del Reino Unido Lewis Hamiton Mercedes Suzuka

 

El Podio de 2015

Pos. Piloto Equipo-motor Vueltas Tiempo/Retirado Parrilla Puntos
1 6 Bandera de Reino Unido Lewis Hamilton Mercedes 53 1:28:06.508 2 25
2 44 Bandera de Alemania Nico Rosberg Mercedes 53 +18.964 1 18
3 5 Bandera de Alemania Sebastian Vettel Ferrari 53 +20.850 4 15

 

Vuelta y explicación al circuito de Suzuka

Historia de Suzuka

El Circuito de Suzuka es un autódromo localizado en Suzuka, en la Prefectura de Mie, Japón. Fue sede del Gran Premio de Japón de Fórmula 1 desde el año 1987 hasta 2006, para despues pasar en los años 2007 y 2008 a celebrarse en el circuito de Fuji, tras esta pausa en el 2009 volvio Suzuka.

Construido en el año 1962 por el diseñador holandés John Hugenholtz como pista de pruebas del fabricante japonés de automóviles Honda, Suzuka es un uno de los circuitos más antiguos del país. Es uno de los pocos autódromos en el mundo que presentan un trazado en forma de "8". Naturalmente, no existe intersección alguna en la pista, sino que una sección de la pista pasa por encima de la otra por medio de una sección elevada. El trazado largo mide 5.807 metros de largo, y se divide en dos trazados este (con la recta principal, de 3.470 metros) y oeste (con la recta opuesta, de 2.240 metros).

Suzuka tiene una larga historia de carreras de F1 apasionantes; siendo tradicionalmente la última o anteúltima carrera del campeonato, muchos títulos de pilotos y constructores fueron decididos en este circuito. Grandes duelos y espectáculos se han vivido en este circuito como los que protagonizaron Ayrton Senna y Alain Prost en 1989 y 1990, o Satoru Nakajima en 1988.

La seguridad del circuito fue seriamente cuestionada tras dos importantes accidentes en 2002 y 2003. En el 2002, el piloto de Toyota F1 Allan McNish sufrió un accidente a altas velocidades en la curva 130R, en el cual atravesó una cerca de metal. McNish resultó ileso, aunque no ha vuelto a competir en la Fórmula 1 desde entonces. En cambio, el accidente de 2003 tuvo un saldo trágico: el piloto de MotoGP Daijirō Katō perdió la vida tras impactar contra un muro de hormigón en una chicane. Ambas secciones de la pista fueron modificadas tras estos hechos.

A través de la historia, Japón ha sido testigo de la asignación del Titulo Mundial en distintas ocasiones, todas ellas en el circuito de Suzuka a excepción de la ediciones de 1976 y la de 1995.

El circuito de Monte Fuji fue el escenario donde se decidió el titulo de 1976. La primera mitad de temporada había tenido en Niki Lauda al dominador indiscutible. Luego sobrevino el dantesco accidente del austriaco en el viejo Nurburgring. Esto junto con una recuperación formidable y un estado de gracia envidiable, hizo que el fogoso James Hunt, recuperase prácticamente toda la desventaja que le separaba del redivivo Lauda. Al llegar a Monte Fuji tres escasos puntos eran los que separaban a los contendientes. Lauda poseía 68 puntos y cinco victorias, Hunt 65 y seis triunfos parciales. La carrera se disputo bajo unas condiciones climáticas terribles, la lluvia inundaba la pista y la carrera se retraso varias veces. Por fin, se dio la salida y tras dos vueltas, Niki Lauda abandonaba la prueba. James Hunt al final y tras una feroz remontada, a la que le obligo un pinchazo, consiguió alcanzar la tercera posición y con ello, cuatro puntos que le proclamaban campeón mundial.

Nuestra próxima cita con Japón nos traslada a 1987 y esta vez sí, al circuito de Suzuka.
Mansell y Piquet son esta vez los protagonistas. Tras una temporada plenamente dominada por los coches de Frank Williams, sus dos pilotos llegan a Suzuka separados por 12 puntos. Nelson Piquet, más regular durante el campeonato, aventajaba a un Mansell tan rápido como desafortunado. La maldición de las ruedas locas seguía persiguiendo al piloto de la Isla de Man. En Hungría, después de dominar ampliamente a su "team-mate" durante toda la carrera, vio a pocas vueltas del final, como una rueda le pedía paso. Esto le hacía perder los nueve puntos y encima, ver como Piquet, entonces segundo, recogía en bandeja una victoria y tres puntos más para su cuenta. Si hacéis una pequeña cuenta veréis que sin la rueda loca, Mansell empataría con su compañero, que no amigo, Nelson.

Suzuka, era para Nigel su última oportunidad. Con esa convicción, afrontó Mansell los entrenos, dando un poco más de sí, si es que esto era posible, pues "El León" daba siempre el máximo en todas las ocasiones. El destino, otra vez, quiso que Mansell tuviera un percance en forma de derrapaje y consiguiente salida de pista, pero con tan mala fortuna que el británico sufrió una lesión es sus cervicales ya dañadas en un viejo accidente en F3. Esto le impidió disputar el Gran Premio con lo que automáticamente Nelson Piquet se proclamó campeón.
Con el 87, Suzuka inicia un ciclo en el que cada año va a ser testigo de la coronación del nuevo "Rey de la F1". Esto sucederá nada menos que durante cinco años seguidos.

La temporada de 1988 vio como el dominio que el año anterior había correspondido a Williams, pasaba a las manos de McLaren y estos la elevaban hasta el paroxismo. Sus dos pilotos: Ayrton Senna y Alain Prost habian copado todas las victorias a excepción de la del GP de Italia en Monza, donde los más fanáticos "tifossi" quisieron ver, una ayudita del Commendatore, hacía poco fallecido. El campeonato había llevado a los dos pilotos McLaren hasta Suzuka con un empate técnico a 78 puntos. Senna que había conseguido la "pole", tuvo un lapsus en la salida y "caló" su motor. Pero la suerte que se le negaba a otros pilotos le era graciosamente concedida al as brasileño. Con la pequeña inercia que aún conservaba el coche y ayudado por el ligero descenso de la recta de meta de Suzuka, Ayrton consiguió arrancar de nuevo e iniciar una furiosa remontada que le llevo a la cuarta plaza en tan solo cuatro vueltas. La carrera fue una autentica persecución, separados por escasos segundos, Ayrton y Alain, Alain y Ayrton, dieron vida a una carrera para la historia. Limando décima a décima "Magic" se coloco a la estela de Prost y ayudado un poco por Gugelmin, que freno al francés en la chicane, logro adelantar a su rival al final de la recta de meta. Una ligera lluvia y una intensa concentración de Senna hizo que por fin, el genio brasileño, adelantase a Prost y tuviera su recompensa en forma de Campeonato mundial.

Suzuka, por tercer año consecutivo, va a ser el escenario donde se iba a conocer el nuevo campeón de F1. Al igual que en el año anterior, en este 1989, los candidatos al trofeo repiten papel, Senna y Prost, el de protagonistas indiscutibles, uno de ellos y sólo uno de ellos, puede ser el campeón. Esta vez, no se trata de la última carrera de la temporada, pero Senna, que llega con una cierta desventaja de puntos, tiene que ganar la carrera imperiosamente para tener alguna opción en la postrera carrera a disputar en Australia.

Los entrenamientos ven a un Senna que roza lo prodigioso. Consigue una ventaja sobre Alain Prost, de nada menos que 1” y 7/10 y eso que el francés marca el segundo mejor registro. El domingo, todo parece favorecer las expectativas del genio brasileño, la gran superioridad inflingida a su rival durante los entrenos, podía pesar como una losa en la moral del apodado “profesor”. Sin embargo, con el semáforo verde, Prost sale como un obús. En cuatro vueltas distancia a Senna en cuatro segundos. Ayrton parece sorprendido de la fulgurante marcha de un Alain que durante toda la temporada había presentado una actitud mucho más conservadora y remisa. Solo un cúmulo de mala suerte y algún incidente desgraciado, eran la causa de la desventaja de Senna en la carrera por el título. Un título que para muchos debía de tener en “ Magic” al único propietario, al menos a tenor de lo visto durante la temporada. Sin embargo, para esta carrera, hizo aparición, el Alain Prost de 1981 hasta 1984. Aquel Prost al que todavía nadie llamaba “El profesor” pero que todos admiraban por su rapidez y por su determinación en pista. Aquel Prost capaz de pinchar en Kyalami 82 y remontar a todos sus rivales hasta alcanzar una sonada victoria. No iba a tener las cosas fáciles Ayrton Senna. El duelo es épico, aquellos cuatro segundos seguian siendo la barrera que separa a Ayrton de su compañero de escudería, un compañero un tanto incomodo. Alain no iba a seguir el año próximo con McLaren, en gran medida por las desavenencias con Senna y si gana se llevará el nº1 a Ferrari, equipo con el que ya tiene un contrato firmado para 1990. Todo esto, no hace más que incentivar la voluntad aguerrida de Senna, que en un esfuerzo supremo, consigue dar alcance al otro McLaren. Ayrton sabe que su única posibilidad es sorprender a Alain. Sabe, también, que el francés no va a dejarle ningún resquicio, con los dos fuera, Alain seria el nuevo campeón. Tendrá que asumir riesgos. En la vuelta 47, en la llegada a la chicane, Prost abre un poco la puerta pensando que no hay distancia para un ataque de su compañero-enemigo. Senna en una acción plena de audacia y tal vez de irregularidad, apura la frenada hasta lo increíble y aprovechando el tramo de pista que conduce a los boxes, consigue ganar el interior de la curva. Prost, que por línea, mantenía el derecho a la trazada, cierra la trayectoria con un poco de antelación. El resultado es obvio. Los dos coches enlazados en un indeseado abrazo, los motores calados y daños que a primera vista no pasan de ser superficiales. Prost abandona el coche con la certeza de haber dañado la suspensión. Senna, sin embargo, batalla con los comisarios para que lo liberen de la maraña en la que se encuentra. Por fin los diligentes comisarios japoneses aclaran el camino e intentan apartar al McLaren de Senna que se encuentra en una posición, a decir verdad, un tanto comprometida. El brasileño aprovecha el empujón de los comisarios y arranca su motor, lanzándose a través de la escapatoria de la chicane hacia la pista.. Senna, sin arredrarse ante nada, conseguía dominar un coche en situación precaria y llevarlo hasta boxes, donde le sustituían lo que quedaba del morro delantero. Para entonces y a pesar de la gran diferencia que había alcanzado sobre el tercer clasificado, Senna había sido adelantado por Nannini y su Benetton. Nada estaba dicho todavía. El as brasileño recortaba en una sola vuelta 4” sobre el de Siena y tras dos vueltas volvía a liderar la carrera. Los espectadores no creían lo que estaban viendo, Senna había vuelto a dar vida a un mundial que hacia apenas unas vueltas parecía sentenciado. La bandera a cuadros cae sobre Ayrton. Esta victoria parece hacer que todo quede pospuesto para el ultimo GP a disputar en Australia. Sin embargo, la ceremonia del podio se retrasa sospechosamente. Tras una tensa espera, es Nannini y no Senna, quien aparece en lo mas alto de los cajones. La polémica subsiguiente y sus consecuencias fueron enormes y me atrevería a decir que han llegado hasta nuestros días, pero éste es tema que trataremos en otra ocasión. Alain Prost consiguió su tercer titulo mundial y Ferrari, de rebote, luciría en 1990 el añorado numero 1 sobre su monoplaza.

Las cosas iban a ser diferentes en 1990. Bueno, diferentes o iguales. Si , ya se, esto no se explica demasiado bien. Intentare aclarlo. Cuando digo que las cosas iban a ser diferentes me refiero a que los papeles, esta vez, iban a estar completamente invertidos. Este año, en la penúltima carrera, le tocaba a Senna llegar con ventaja (78 puntos) y Prost era quien debía ganar a toda costa (69 puntos). ¿No os parece bastante diferente? Sin embargo, cuando digo iguales, me refiero a que, de igual manera que el año anterior, con los dos contendientes fuera de carrera, el ganador del título iba a ser aquel que llegaba a Suzuka con ventaja. Y al igual que el año anterior, esta circunstancia se verificó. Pero, esta vez, no tuvimos que esperar demasiado. La polémica rozó lo inimaginable. En palabras del propio Senna: “Las carreras son así, algunas veces terminan en la primera curva, otras veces a seis vueltas del final”. En este punto, creo que ya todos habréis adivinado que fue lo que sucedió en este GP. Por si no es así, os diré que tras una agria polémica en el día anterior a la carrera, Ayrton, como poleman, exigía poder elegir el lado de la pista desde donde iba a arrancar. No se le permitió, por lo que seria Prost quien partiría sobre el lado con mas goma en el asfalto, circunstancia esta que le otorgaba una apreciable ventaja de tracción. Senna se sintió burlado. La ventaja fue aprovechada por el francés que se coloco en primera posición del pelotón y dispuesto a abordar la primera curva. Prost, confiado, no cierra la puerta y busca la trazada ideal. En ese momento, Senna, vio su oportunidad. Intenta forzar el paso, pero Alain ya estaba trazando normalmente. Colisión entre los dos coches y la gravilla que acoge a los dos irreconciliables candidatos al título. Senna se proclama automáticamente Campeón Mundial. Somos muchos los que pensamos que este final se debió, en gran parte, a la falta de coherencia de las instituciones y personas que en aquellos años regían la F1. Lo acontecido en la pista en Japón 1989 marcó el final en 1990. Pero si aquello (1989) fue grave, lo sucesivo (1990) fue mucho peor. Hechos como los de Australia 94 y Europa 97 son a mi entender, hijos de la incapacidad y torpeza manifiesta que demostró la Fia y sus gerifaltes con el tratamiento que reservó a los hechos que durante estas dos últimas páginas he tratado de contar.

Con el GP de Japón 1991, se cierra un ciclo. Un ciclo que de alguna forma comenzó en 1988. Raramente se da la circunstancia de que un mismo circuito sea testigo en cuatro ocasiones de la decisión del Campeonato Mundial de F1. Pero si esto, de por si, es poco frecuente, mucho menos frecuente es que se verifique en años consecutivos. Esta circunstancia seria, en si misma, suficiente para considerarla separadamente de las demás ocasiones en que sobre el circuito de Suzuka se definió el campeonato y por tanto interpretarlo como un ciclo. Pero, si alguien albergaba alguna sombra de duda al respecto, el vencedor del titulo 1991 se encargaría de disiparla. Este piloto no fue otro que Ayrton Senna Da Silva. Nada mas terminar el Gran Premio y antes incluso de la rueda de prensa, Ayrton confeso que lo sucedido el año anterior fue premeditado y que obedecía a una necesidad de hacerse justicia y vengarse de J.M. Balestre. Si habéis seguido la serie de artículos dedicados a los títulos decididos en Japón, sabréis a “grosso modo” que fue lo que paso en los tres años anteriores al que ahora nos ocupa. Esta confesión nacía de una necesidad liberatoria que el as brasileño sentía en su interior. Esta confesión pretendía poner punto final a un ciclo, a una época, a una etapa de despropósitos (finales antideportivos) que desgraciadamente, como comprobaremos a través del tiempo, no se logro.

Para este capitulo los protagonistas habían cambiado ligeramente y Nigel Mansell había tomado el papel que parecía adjudicado perennemente a Alain Prost. A esta cita en oriente Mansell llegaba con 69 puntos, 16 menos que su antagonista Senna, la labor era pues, a decir poco, digna de Hércules. Para complicar las cosas, Honda estrenaba para la ocasión un nuevo motor que le otorgaba una superioridad que hacia recordar la de los años 88 y 89. Fruto de esta superioridad, fue la consecución de las dos primeras plazas para la parrilla de salida. La “pole” esta vez fue a manos de G. Berger y Senna lo flanqueaba a menos de dos décimas. Mansell quedaba a 222/1000 y Prost que era cuarto, a casi 2” del poleman. El esfuerzo de Mansell se deduce claramente de la comparación con su team-mate, Patrese, 1” 960/1000 es la diferencia que le infringe el “león ingles” al italiano de Padua. Pero toda la bravura y todo el esfuerzo de Nigel no pueden hacer nada ante el recién estrenado “supermotor” Honda. El domingo, se engalana con un sol radiante que no quiere perderse el posible desenlace del mundial 1991. Al darse la salida los dos McLaren salen catapultados; Berger delante, Senna a la expectativa y Mansell que no puede mas que seguir de cerca a los de Dennis. Tras unas vueltas, Gerard ha hecho hueco y Mansell inicia las maniobras de ataque a Senna. La vuelta 9 va a marcar el fin de las esperanzas para el de la Isla de Man. Al final de recta el Williams numero 5 esta sobre la caja de cambios de Ayrton, pero de improviso alarga la trayectoria y va fuera de la pista entre una nube de polvo, trozos de alerón y bandejas delanteras. Senna es de nuevo campeón. Sabiéndose con el titulo en el bolsillo Ayrton se lanza a la búsqueda de la victoria. Alcanza a Berger, lo supera y se separa indefectiblemente de su escudero que no puede hacer otra cosa que ver como aumenta la distancia entre ellos. Todo parece visto para sentencia. Es la ultima vuelta, todos esperan la llegada del “Rey”. Ayrton sale de la Chicane y prácticamente se para delante de las tribunas. G. Berger gana la carrera casi sin enterarse. Mas tarde se supo que Dennis le propuso la idea y que Senna, aunque con cierto dolor, la acepto. Ninguna polémica ni nada por el estilo. Solo nuestro pesar de que el “Campeón” no hubiera hecho el regalo menos evidente. Nada que ver con los ríos de tinta de Australia 1998. Claro, los tiempos parecen haber cambiado.

El campeonato de 1995 vive la superioridad notoria de M. Schumacher y el equipo Benetton. Al igual que en 1994 el alemán tendrá en Damon Hill a su mayor oponente. Faltan tres carreras para terminar las 17 pruebas programadas y el campeonato esta por decidirse. Pero esta vez, aunque la cita decisiva sigue siendo en Japón, la decoración va a ser algo diferente. No será en el atractivo circuito propiedad de Honda y enclavado en el parque de atracciones de Suzuka, sino en el menos atractivo y desolado circuito de Aída, quien decidirá el campeón. Este circuito que en un principio nació como pista privada para el disfrute de su propietario, el multimillonario Hajime Tanaka, ha llegado a hospedar la F1 gracias al peso del yen en el “circus”.

A esta decimoquinta prueba del año M. Schumacher llega con 82 puntos y D. Hill con 55. Una ventaja de 27 puntos que para un desmotivado Hill parecen demasiados. Y efectivamente, lo fue. El gran piloto de Kerpen da en Aida la estocada final a las remotas posibilidades que aun atesoraba Damon. A pesar de conseguir los mejores tiempos en entrenos, ni Coulthard ni Hill, pudieron plantear batalla a un Schumacher que estaba por hacer su entrada en el Olimpo de los Dioses Formulísticos. En carrera con una táctica envidiable y una precisión suiza, Michael y el equipo Benetton, relegaron a los rivales de Williams al papel de meros acompañantes en el podio, incluso con el escocés delante del londinense. La estrella de Schumacher brilla con toda su intensidad, con esta victoria eleva hasta 8 el numero de triunfos en lo que va de temporada. Al final del año, alcanzara a Mansell y compartirá con él el récord de victoria en un solo año. Otra prestación del alemán pasara a los anales del automovilismo: es el mas joven bi-campeon de la historia. Realmente nos encontramos frente a un prodigio. Los mas críticos aducirán que sin Senna, Piquet, Mansell y Prost los títulos no tienen el mismo sabor y que Hill y Coulthard están bastante lejos de poder compararse a los pilotos de la lista anterior.

Así llegamos a la temporada de 1996. Para esta ocasión se presentaba un duelo en familia. El equipo Williams había aupado a sus dos pilotos a las dos primeras plazas de la clasificación. Otra vez, el ya veterano Hill, tenía la posibilidad añorada al alcance de su mano. Para ello debía de superar al recién llegado Jacques Villeneuve. La inexperiencia y una cierta debilidad en condiciones de mojado del hijo de Gilles, habían dado a Hill una ventaja en la tabla de 9 puntos, 87 para Damon y 78 para Villeneuve. En estas condiciones era más que aventurado pensar en otra cosa que no fuera la conquista del título por parte del británico. Sin embargo, el joven Jacques lucía sus mejores armas en entrenos consiguiendo una brillante “pole”, desplazando a su jefe de equipo a la segunda plaza. En carrera las cosas no marcharon tan lisas para el canadiense. Primero fallo la arrancada, después se vio retrasado por el tapón en el que se convirtió Irvine y mas tarde, después de marcar la vuelta rápida, una de esas ruedas locas tan famosas y reiteradas en Williams hizo su aparición, acabando drásticamente con la remontada furibunda que estaba protagonizando el ganador de Indianápolis 1995. El año próximo será mas proficuo para Villeneuve, en este, otro Hill, después de Phil y Graham, se añadirá al álbum de oro de la especialidad reina del automovilismo mundial.

Historia del Gran Premio de Japón

En un país en el que la bicicleta era el medio de transporte más usado es fácil de imaginar que ese invento que se estaba imponiendo en todo el mundo tardaría más de la cuenta en llegar a ese remoto lugar. La derrota sufrida en la II Guerra mundial por esta nación contribuyó aún más a la paralización de este sector.

Un hombre (Soichiro Honda) fue el primero en lanzarse a la aventura de crear una escudería de motos, seguido casi a continuación por Yamaha logrando rápidamente grandes éxitos. Sin embargo Honda, sentía pasión por las carreras de coches y en 1964 construyó su propio equipo que obtuvo su primera victoria en GP un año después pilotado por el americano Ritchie Ginther en suelo Mexicano. Sin embargo hubo que esperar a mediados de los 70 para que Japón contara con un GP que después de tan solo dos ediciones – la última de las cuales con varios fallecidos- desapareciera de nuevo del calendario. Pero la el gran auge económico e industrial logrado por este país hizo que diez años después la F1 retornara nuevamente a aquellas latitudes quedando establecido definitivamente.

2015: Tras amarrar la Pole el sábado, Nico Rosberg parte con ventaja con respecto a Lewis Hamilton en Suzuka, en una carrera en la que termina cerca de 19 segundos por delante de él. Aunque Valtteri Bottas se le cuela a Sebastian Vettel en la clasificación, Ferrari logra acabar por delante de Williams. Hamilton arranca atacando de forma muy agresiva a Rosberg para dejarlo atrás, tanto que queda relegado a la cuarta posición y ve cómo Bottas y Vettel le adelantan fácil.

Por otro lado, buenas primeras curvas de Nico Hulkenberg (que termina sexto) y de Fernando Alonso, que cruza la meta 11º. El alemán  remonta cinco posiciones y se mantiene fuera de los problemas y el asturiano, tres y se pone noveno. Aunque no tardaría Carlos Sainz en adelantar al de McLaren, en la quinta vuelta. A raíz de que cada vez más coches le superaban, Fernando comienza a quejarse del MP4-30 y lo compara con un GP2 en el Gran Premio de casa de Honda.

En el giro 52 llega el primer y único abandono de este año en Suzuka, el de Felipe Nasr. Con Hamilton primero en esta prueba, aumenta la distancia en comparación con Rosberg en la general, 48 puntos, a sólo cinco carreras para el final del Mundial, besando casi el título. Además, el británico logra igualar, con la de Japón, en número de victorias a la gran leyenda Ayrton Senna, pues la de Suzuka supone la número 41 para él.

2014: El Gran Premio de Japón del año 2014 fue, sin lugar a dudas, la peor cita temporada por razones obvias. Bajo una lluvia fuerte y constante, la salida de la carrera se hizo detrás del Safety Car con un Nico Rosberg que había amarrado la Pole el sábado y que partía con ventaja ante Lewis Hamilton.

Cuando todavía no se había retirado el SC de la pista, en la vuelta cuatro, Fernando Alonso aparcó su monoplaza en un lado de la pista por un problema eléctrico y perdió una buena oportunidad de obtener algún logro en mojado. A mediados de la carrera, el panorama de las primeras vueltas (Rosberg, Hamilton y Jenson Button) cambió por completo, ya que el británico de Mercedes adelantó por el exterior a su compatriota y se puso primero, lugar que ya no dejaría durante toda la prueba. Además, Button no optó por la mejor estrategia en la segunda parte de la carrera y Daniel Ricciardo tuvo mejor ritmo, pero el que se llevó el podio fue un Sebastian Vettel que apuró hasta el último momento su parada en boxes y que luego se vio beneficiado de una desgracia.

La vuelta 43 fue fatídica. En la curva siete, Adrian Sutil trompeó y perdió el control de su monoplaza debido a las condiciones meteorológicas. El Sauber del alemán fue retirado con una grúa pero, antes de que se llevara a cabo la extracción, el piloto de Marussia, Jules Bianchi se salió de pista y fue a impactar con su cabeza con la parte trasera del vehículo de rescate, quedando inconsciente. Bandera roja. La carrera terminó allí, antes de tiempo. Hamilton sumó un nuevo triunfo, ampliando su ventaja ante su compañero de equipo. La realización tardó en mostrar imágenes sobre lo ocurrido, creando así una gran expectación sobre el estado de salud del francés y agravando la envergadura del accidente. Desde entonces, Forza Jules ha sido una de las frases más pronunciadas por todos los fans del Gran Circo, que confían en la recuperación de este deportista.

2013: Doblete de Red Bull y quinta victoria consecutiva de Sebastian Vettel, que pese a que su compañero de equipo, Mark Webber, se había hecho con la pole el sábado, y a sufrir un toque con Lewis Hamilton (abandonó en la vuelta 8) que le supuso al inglés un pinchazo, logró subirse a lo más alto del podio.

A pesar de que Romain Grosjean lideró desde la salida la mayor parte de la carrera y exprimió al máximo su monoplaza, la estrategia de los de las bebidas energéticas, relegó al francés a la tercera posición.

Fernando Alonso y Kimi Raikkonen, tras sendas remontadas de cuatro posiciones, se hicieron con el cuarto y quinto puesto respectivamente, pese a luchar durante varias vueltas con coches con un ritmo claramente inferior, como el de Nico Hulkenberg o Felipe Massa (penalizado con un drive through por exceder la velocidad permitida en el pitlane) y la dificultad para adelantar en una pista con una zona de DRS no muy extensa.

Por otro lado, de nuevo la sorpresa la protagonizaban en Sauber, colocando a Nico Hulkenberg y Esteban Gutiérrez, en la sexta y séptima plaza final.

2012: Sebastian Vettel recortó en 25 puntos la distancia que lo separaba del liderato en Suzuka, trazado en el que se proclamó ganador del Gran Premio de Japón por delante del Ferrari de Felipe Massa y el Sauber de Kamui Kobayashi.

El líder del Mundial, Fernando Alonso, vio como su ventaja en la tabla se reducía a prácticamente nada tras verse obligado a abandonar a raíz de un accidente en la salida, momento en el que Romain Grosjean también comprometió la carrera de Mark Webber, que partía segundo.

Felipe Massa regresó a un podio tras hacerlo por última vez en Corea 2010, rompiendo de este modo una racha de 35 Grandes Premios sin terminar en las tres posiciones de privilegio. También fue un fin de semana para la posteridad para el japonés Kamui Kobayashi, que consiguió su único podio como piloto de Fórmula 1 y, además, lo hizo ante su afición.

Pastor Maldonado, que terminó octavo, volvió a puntuar de nuevo tras hacerlo por última vez en Montmeló, mientras que Pedro de la Rosa se tuvo que conformar con la 18ª posición. Sergio Pérez no pudo ver la bandera a cuadros.

2011: Sebastian Vettel se coronó Campeón del Mundo por segunda vez en su trayectoria a falta de cuatro carreras para la conclusión de la temporada. Sin embargo, el alemán no ganó la cita de Suzuka, puesto que Jenson Button impuso su ritmo ante la velocidad del 150º Italia de Alonso y del RB7 del de Red Bull.

Hamilton, que se clasificó en quinta posición, colisionó con Massa en la chicane Casio, en el mismo lugar donde 20 años antes Senna y Prost escribieron una página en la historia de este deporte en la lucha por el Mundial de 1991.

Pérez se clasificó en octava posición, mientras que Maldonado (14º) y Alguersuari (15º) se quedaron fuera de la zona de puntos. El ídolo local, Kamui Kobayashi, no pasó de la decimotercera posición pese a salir desde el séptimo cajón de la parrilla.

2010: Sebastian Vettel volvió a lo más alto en Suzuka, donde venció por segunda temporada consecutiva. Los Red Bull consiguieron otro doblete, ya que Mark Webber ocupó el segundo cajón del podio. Fernando Alonso fue tercero, a dos segundos de los RB6.

Los problemas de Lewis Hamilton continuaron, si bien es cierto que en este Gran Premio volvió a ver la bandera a cuadros. El británico tuvo que cambiar la caja de cambios de su McLaren antes de empezar la carrera, lo que le retrasó hasta la octava posición de la parrilla. No obstante, los problemas persistieron, ya que a medio GP perdió la tercera marcha, lo que condicionó su rendimiento. Finalmente acabó en quinta posición.

Las primeras vueltas del Gran Premio fueron caóticas. Lucas di Grassi tuvo un accidente durante la vuelta de formación en la 130R, tras perder el control de su monoplaza. Instantes después, Vitaly Petrov acabó contra el muro en el momento de la salida, arrastrando con él a Nico Hulkenberg. Felipe Massa y Vitantonio Liuzzi tampoco pasaron de la primera curva. Jaime Alguersuari fue undécimo, tan sólo un puesto por detrás de su compañero. Nick Heidfeld sumó sus primeros puntos al volante del Sauber, gracias a una meritoria octava posición.

2009: La carrera del GP de Japón  de ese año fue domina por Sebastián Vettel con autoridad. Su habilidad al volante y el estado de forma de su monoplaza facilitaron la labor. Mark Webber, con el otro Red Bull, tuvo que parar en boxes en diversas ocasiones y quedó, de esta forma, inhabilitado para luchar con los primeros. Jarno Trulli y su Toyota completaron una gran carrera superando a Lewis Hamilton en la lucha por el segundo puesto. Barrichello y Button continuaron con su batalla particular por el campeonato mundial y el brasileño consiguió recortan la distancia con su con su compañero de equipo en un pequeño punto lo que ponía cada vez más fácil al británico levantar el trofeo a fin de temporada.

En cuanto a los pilotos españoles. Alonso no pudo conseguir nada mejor que la décima plaza final y Jaime Alguersuari sufrió una salida de pista en la curva 130R. A pesar de la aparatosidad del accidente, del que fue evacuado en ambulancia, no se tuvieron que lamentar consecuencias físicas para el piloto, más allá del gran susto.

2008: Última visita de la F1 al trazado de Fuji, ya que en 2009 la sede del GP nipón volverá a ser el mítico circuito de Suzuka. Fernando Alonso consiguió la victoría por delante de Kimi Raikkonen y Robert Kubica, que le acompañaron en el podio. Segunda victoria de la temporada para el asturiano que lograba maquillar los pesimos resultados de Renault en 2008.

2007: La edición de este año marcó el regreso de la máxima categoría del automovilismo al trazado de Fuji. El circuito, ahora propiedad del coloso japonés, había sufrido importantes modificaciones en su diseño y también en todo lo referente a los aspectos relativos a la seguridad pasiva. Sin embargo, todos los buenos propósitos de los organizadores se fueron al traste pues la climatología decidió que el regreso a las faldas del Monte Fuji fuera acompañado de una insistente lluvia que obligó a dar la salida del GP tras el Safety Car. La pista estaba inundada por momentos y la idea de detener la carrera circuló por la cabeza del director de carrera.

En el equipo Ferrari se equivocaron en la elección de neumáticos y sus dos coches, a diferencia del resto del pelotón, se encontraban calzados con neumáticos intermedios. Un retraso en la recepción de una comunicación de dirección de carrera hizo que los coches italianos no pudieran atender la imposición de rodar con los compuestos de lluvia extrema. Ambos coches tuvieron que entrar a boxes para sustituir sus neumáticos y ya desde el principio las cosas se ponían cuesta arriba para Raikkonen y Massa que pasaron a ocupar posiciones muy retrasadas en el pelotón.

Transcurridas 18 vueltas se dio finalmente la salida lanzada y Hamilton se escapaba en cabeza con una pasmosa facilidad. El caso de Alonso era completamente opuesto pues el campeón español perdía casi dos segundos por vuelta respecto de su joven compañero de equipo. Para complicar más la situación, un toque con Vettel hacia que el McLaren de Alonso sufriera importantes daños en su carrocería. Pero lo peor estaba por llegar. Mientras el asturiano luchaba por recuperar el ritmo, a base de arriesgar en cada curva, su monoplaza se vio afectado por el aquaplaning y de resultas el bólido del español salió disparado contra las barreras produciéndose un impacto que dejó al McLaren inservible y a Fernando Alonso un poco aturdido. Fue el final de su carrera.

Por delante Hamilton seguía su cabalgada y sólo la presencia del Safety Car hizo que los demás le alcanzaran de nuevo. En la resalida, la actitud de Hamilton, frenando y acelerando violentamente, provocó que los coches que le seguían se tocaran quedando fuera de la carrera Webber y Vettel que habían llevado hasta entonces una actuación muy descollante. Raikkonen remontaba furiosamente y Massa se las veía con la oposición de Kubica. Los dos llevaron a cabo una pelea que, salvando las distancias, nos recordó la mítica lucha de Arnoux y Villeneuve en Dijon 1979.

Al final, victoria para Hamilton con Kovalainen segundo y Raikkonen que aún podía pisar el podio tras su descalabro inicial. Coulthard cuarto, Fisichella quinto y Massa sexto que le ganó finalmente la partida a Kubica.

2006: La cita en Japón se presentaba como una lucha desesperada de Alonso y Renault frente a a la superioridad que estaba mostrando el equipo Ferrari y Schumacher en aquel final de temporada. La tónica parecía que iba a continuar también en el país del Sol Naciente y Alonso jugaba a contener la pérdida. Sin embargo, el motor de Ferrari del Kaiser alemán exhaló en mitad de la carrera proclamando campeón por segunda vez a Fernando Alonso y cercenando la factible aspiración de pluricampeón alemán de alcanzar el octavo título mundial. Massa fue un triste segundo y Fisichella completó un histórico podio para Renault. Dos títulos de piloto en dos años consecutivos.

2005: Los McLaren parecen superiores a su rivales en Japón. Un temporal de lluvia hace que los resultados de la sesión de calificación queden desfigurados pues unos pilotos ha podido rodar con la pista seca y otros lo tuvieron que hacer con el trazado anegado. Ralf Schumacher consigue la pole en casa de Honda con un coche Toyota. En la carrera Raikkonen es un autentico misil. Poco a poco va recuperando posiciones y Alonso no se queda muy atrás pero los comisarios del circuito imponen a Fernando Alonso la obligación de ceder terreno y dejar pasar a Klien por haber cortado una chicane ganado posición. Es sólo cierto en parte porque Alonso había cedido de nuevo esa posición para no incurrir en penalidad. Fisichella está en cabeza de la prueba pero Raikkonen lo atrapa a falta de dos. En la última vuelta Kimi supera a Fisichella por el exterior de la primera curva y se lanza a la victoria. Alonso protagoniza una remontada histórica pero sólo puede ser tercero. El campeonato de constructores deja a Renault dos puntos por delante de McLaren a falta de una carrera para el final de la temporada.

2004: El "Kaiser" logra su sexta victoria en el gran premio japonés, dominando con gran autoridad por delante de su hermano Ralf que volvía a las carreras después de accidentarse en Indianápolis.

2003: Rubens Barrichello logra la victoria, pero el verdadero protagonista de la jornada fue Michael Schumacher que con su octavo puesto logra el sexto titulo, superando en campeonatos mundiales al mítico Juan Manuel Fangio.

2002: Continuando con el aplastante dominio ejercido por Michael Schumacher y la escudería Ferrari, el alemán obtiene una nueva victoria por delante de su fiel escudero Rubens Barrichello y el Mclaren-Mercedes del joven finlandés Kimi Raikkonen.

2001: En un año de insultante dominio de Schumacher y Ferrari, el alemán se impone con autoridad y solo la retirada deportiva de dos grandes pilotos, (Mika Hakkinen y Jean Alesi) eclipsaron el triunfo del alemán.

2000: En una carrera intensa de principio a fin, Michael Schumacher lograba imponerse con un escaso margen al Finlandés Mika Hakkinen logrando devolver el titulo mundial a la escudería de Maranello 21 años después del último titulo logrado por el sudafricano Jody Scheckter.

1999: El finlandés de hielo Mika Hakkinen se impone por segundo año consecutivo en el circuito nipón, logrando también su segundo titulo mundial nuevamente a costa de un piloto del equipo Ferrari. En esta ocasión el derrotado fue el irlandés Eddie Irvine.

1998: Mika Hakkinen se impone por primera vez en el GP de Japón, logrando así su primer entorchado Mundial, derrotando a un Michael Schumacher que tuvo un problema en la arrancada y posteriormente pincharía un neumático.

1997: Michael Schumacher lograba su segunda victoria en el circuito japonés, que aun le mantenía con opciones de lograr el titulo mundial que finalmente acabaría perdiendo en Jerez a manos del canadiense Jacques Villeneuve.

1996: "Honestamente sabía que esta era mi última oportunidad de ganar un titulo mundial". Con estas palabras Damon Hill expresaba su felicidad al imponerse en el circuito nipón logrando además el ansiado título mundial antes de abandonar la escudería Williams-Renault por la modesta Arrows-Yamaha.

1995: Michael Schumacher consigue una fácil victoria sobre el finlandés de Mclaren-Mercedes Mika Hakkinen y su co-equiper en la escudería Benetton-Renault Jonny Herbert.

1994: En una carrera disputada bajo la lluvia, Damon Hill se imponía sobre su encarnizado rival el alemán Michael Schumacher que acabaría ganándole el titulo en el circuito de Adelaida.

1993: Pese a las artimañas que sufrió por parte del debutante Eddie Irving a la hora de sobrepasarlo, el carioca Ayrton Senna logra finalizar la carrera nipona por delante de Alain Prost y de un joven y fogoso Mika Hakkinen que sustituía al americano Michel Andretti en Mclaren.

1992: Habiendo obtenido el título mundial, hacía varias semanas, también Nigel Mansell se dejó rebasar – en carrera- por su compañero Ricardo Patrese antes de que el motor Renault que impulsaba su Wiliams se rompiera. De este modo el italiano de Padua lograba la sexta y ultima victoria de su carrera deportiva.

1991: En una Caballerosa acción que solo Ayrton Senna era capaz de hacer, el carioca dejaba pasar en la línea de meta a su compañero de equipo Gerhard Berger, agradeciéndole de este modo la ayuda recibida a lo largo de toda la temporada.

1990: Ayrton Senna fue el gran protagonista del GP echando fuera de la pista descaradamente a su rival en el titulo, Alain Prost que ahora pilotaba para Ferrari y que había logrado la Pole. De ese modo el equipo Benetton obtuvo un inesperado doblete logrando la victoria un sorprendente Nelson Piquet, seguido de un emocionado Roberto Moreno y de un extasiado Aguri Suzuki (Lola/Larrouse) siendo la primera ver que un piloto japonés subía al podio.

1989: Al igual que el año pasado Ayrton Senna y Alain Prost se disputaban el titulo en Suzuka. Ambos se despegaron con gran facilidad del resto, siempre con el francés en cabeza. A siete vueltas del final Senna traza de adelantarlo en la Chicane pero el "Profesor" cierra la puerta y la colisión es inevitable. Sabedor de que con el abandono, Prost que se adjudica el titulo abandona su coche pero Senna recibe la ayuda de los comisarios y logra arrancar saltándose el trazado de la curva, razón por la que sería descalificado pese a arrebatarle el triunfo al italiano Alessandro Nannini tras detenerse en boxes a cambiar su alerón delantero.

1988: Por segundo año consecutivo el titulo se adjudica en Japón. A el llegaban con opciones solo los dos pilotos del equipo Mclaren-Honda-Turbo Alain Prost y Ayrton Senna. Este último erró clamorosamente en la arrancada y el francés lideraba. Sin embargo "Magic" hizo un remontada antológica desde el centro del pelotón y tras superar a su rival obtuvo la victoria y su primer título de campeón del mundo.

1987: Tras un paréntesis de 10 años, la F-1 vuelve al país del sol naciente en esta ocasión sobre el circuito de Suzuka. El austriaco Gerhard Berger rompe la racha negativa de victorias del equipo Ferrari que duraba desde el G.P. de Alemania de 1985. Pero lo peor ocurrió en los entrenamientos ya que Nigel Mansell sufrió un pavoroso accidente en el que se lesionó las vertebras de la espalda. De este modo su compañero – que no amigo- de equipo Nelson Piquet obtuvo la certeza matemática de su tercera corona mundial.

1977: Trágica carrera la disputada por última vez en el circuito de Fuji. El Ferrari de Gilles Villeneuve y el Tyrrell-Ford de Ronnie Peterson se enganchan cayendo sobre una zona prohibida para el público en la que se encontraban tres osados fotografos que fallecen en el accidente. Curioso fue el ver como el vencedor James Hunt y el segundo clasificado Carlos Reutemann no subieron al podium a recoger los trofeos, dejando al tercero Patrick Depailler los honores, cosa que el francés hizo con gran humor.

1976: 1º edición del GP de Japón y además decisivo para la conquista del titulo mundial. El británico James Hunt (Mclaren-Ford) y el redivido austriaco Niki Lauda (Ferrari) son los únicos aspirantes. El día de la carrera diluviaba y tras haber estado a punto de anular la prueba, los pilotos deciden participar. Pero tras apenas 3 vueltas Niki decide abandonar pues su rostro desprovisto de cejas tras el accidente del Nurburgring, hace que el sudor caiga en sus ojos y le impide ver. De este modo, Hunt tiene vía libre y todo marcha bien hasta que uno de sus neumáticos se deteriora y debe parar retrocediendo varios puestos. Afortunadamente las desdichas de los que le precedían le hicieron acceder hasta el tercer puesto que el británico desconocía cuando cruzó la línea de meta, logrando el título por un solo punto sobre su rival.

Juan Francisco Gómez Fernández (Autor del libro: Fórmula 1: 50 años de historia) y Martí Muñoz.

Vía Cdthef1.com, Autobild.es, Wikipediagpgranbretaña.com, F1enestadopuro.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)

*