• lun. Feb 26th, 2024

Fernando Alonso, a corazón abierto

47[1] (2)"Mi carácter, mi ADN, es luchar siempre, pensar que siempre puede haber una oportunidad. La persona que más me ha ayudado a llegar a F1 es mi padre. Hay que ganar de vez en cuando. La victoria es motivante y te recarga las baterías. El GP ideal es aquél que ganas. No importa cómo lo hayas hecho. Cuando cometes un error evidente a los ojos de todos, quisieras desaparecer durante una semana"

"Hay respeto por la máquina, por la velocidad. Pero el miedo en la F1 no existe"  18/08/2014 10:01

Ferrari ha publicado en su web estos tres vídeos a través de los cuales Fernando Alonso se abre un poco a todos los aficionados y muestra algunas de las claves de su carácter, así como parte de su filosofía de las carreras.

– Si piensas en tu profesión, en tu rol, ¿cuál es el primer adjetivo que te pasa por la cabeza?

“Soy un luchador. Pienso que esto es algo que forma parte de mi carácter, de mi ADN: luchar siempre, pensar que siempre hay una posibilidad. Si las cosas van bien, intento hacer algo más y cuando las cosas no van bien, intento poner remedio. Y esto no sólo vale para la F1, sino también para la vida normal. Siempre hay una lucha”

– ¿Hay alguien en particular a quien debas dar las gracias por haber llegado más que a cualquier otro de los que te han ayudado?

“Son muchas las personas que me han ayudado a llegar a la F1. Entre ellas, posiblemente la más importante ha sido mi papá. Mi padre ha estado a mi lado desde que me inicie en el kart y me ha seguido durante toda mi carrera con los fórmulas. Aunque no esté presente en todas las carreras o en todos mis días de trabajo o cuando no trabajo, siempre está conmigo. Sea lo que sea lo que me suceda durante el día, tanto personal como de trabajo, lo llamo y me ofrece su punto de vista. En el 99,9% de las veces tiene razón y por eso lo escucho con interés”

– ¿Qué momento es el más complicado de todos los que has vivido en tu carrera de piloto?

“Los momentos más duros vienen tras un incidente o cuando cometes un error demasiado obvio a los ojos de todos. Entonces quieres desaparecer durante una semana y no ver a nadie. Pero esto forma parte del deporte. Sucede en todos los deportes, aunque  en la F1 y los deportes más mediáticos todo se amplifica. Pero al final aprendes que esto sucede, que les sucede a todos y buscas no pensar demasiado en ello”.

– ¿Como lleva su relación con el miedo en un deporte peligroso?

“El miedo en la F1 no existe, pienso. Siempre hay un respeto por la máquina, por aquello que hacemos, respeto por la velocidad… pero miendo, nunca. Seguramente cuando corres en lluvia, con poca visibilidad, tienes una sensación de no estar cómodo, francamente estás a disgusto, pero no hay miedo. Al fin y al cabo, el copkit es tu oficina”

– ¿Qué efecto tiene sobre usted la victoria?

“La victoria tiene un efecto motivador en el sentido de que cuando las cosas van bien y consigues llevarte a casa  resultados, ganar la carrera, automáticamente tienes una semana de gran motivación y exaltación. Quieres hacer todavía más, estar más activo con tu equipo, con los ingenieros; tienes más ideas, más creatividad y te entrenas con mayor intensidad porque quieres volver a repetir este ‘feeling’ el siguiente domingo. Es muy importante tener ganar de tanto en tanto porque te recarga las baterías”

– Volviendo la vista atrás, ¿qué piensa de todos los sacrificios que ha tenido que hacer para llegar a lo más alto?

“Si miro atrás inmediatamente me vienen los momentos que nunca soñé pudiera llegar y que he tenido el privilegio y la oportunidad de gozar. Seguro que hay sacrificios, muchas cosas que no has podido hacer y que habrías querido hacer de existir una posibilidad. Una vida más normal, con los amigos del colegio, una vida social un poco más normal. Pero, como he dicho, he tenido el privilegio de vivir cosas que me han aportado grandes satisfacciones. Cuando miro atrás sólo veo cosas buenas”

– ¿En que momento de su carrera se dio cuenta de que era un piloto realmente fuerte?

“Nunca pensé que llegaría tan lejos. Cuando llegué a la F1 para correr con Minardi hablaba con mi familia de aprovechar aquel año y hacerlo bien porque si no había continuidad al menos podría decir que había corrido un año en F1. Ese era mi punto de vista en aquel momento. Y cuando llegó el primer título me dije: “un día podré decir que llegué a ser campeón del mundo”, pero no pensaba más allá”.

– ¿Cómo es la carrera ideal para usted? ¿Una victoria dominando ó una victoria peleada hasta el último momento?

“El Gran Premio ideal es aquel que ganas, no importa si dominas desde la primera curva o si ganas adelantando en la última curva. Lo importante es ganar. Cada victoria tiene un gusto diferente, hay un feeling diverso en aquel momento exacto, pero todas las vives intensamente. La victoria es mucho más importante que la forma en que se obtiene”

– ¿Es verdad que correr para Ferrari es algo especial, distinto a hacerlo con cualquier otro equipo?

“Ferrari es un equipo histórico, el único que ha estado siempre en la F1 y siempre ha tenido algo especial. Es el mito Ferrari, una pasión, una forma de correr única, con mucha motivación para ganar y con gran pasión. No es sólo cosa de un grupo de mecánicos o ingenieros, sientes que todo un país como Italia esta detrás de una marca tan potente. Correr para Ferrari es siempre más emocionante, más apasionante, que hacerlo para cualquier otro equipo. Y esto hace que sea siempre muy atractivo estar en Ferrari”

– ¿Si pudiera elegir un campeón del pasado, con quien le gustaria medirse, aún a riesgo de salir derrotado?

“Pienso que hay nombres muy importante de la historia de la F1 de los que siempre hablamos. Grandes campeones como Niki Lauda, Ayrton Senna o Alain Prost, gente que corría en el pasado y que ganaban las carreras cuando nosotros eramos niños. Me gustaría mantener un duelo con ellos, Eran nuestros ídolos”

– ¿Quién ha sido su compañero equipo más difícil de batir?

“Es muy difícil decir uno. Todos tienen sus puntos fuertes y débiles, son todos diferentes y todos me lo han puesto difícil porque eran rápidos y ultracompetitivos. Recuerdo a Trulli por su capacidad para ir deprisa en la calificación, la más elevada entre todos mis compañeros. He sido compañero de Fisichella los dos años en los que he sido campeón y en todas las carreras y en todas las condiciones ha sido un piloto muy completo.  He tenido a Massa y ahora tengo a Kimi, que en la época del kart eran super. Es muy difícil decidirse por uno. Todos me han ayudado y me han enseñado muchas cosas, en diversos aspectos. Todos tenían algo especial”

– Entre todos los rivales que ha tenido, ¿quién ha sido el más fuerte?

“Mi rival más fuerte en la F1 creo ha sido Michael Schumacher. Cuando llegué a la F1 en 2001  él dominaba y lo hizo hasta 2005. Estaba a otro nivel, no era enemigo fácil.  Otros años he tenido la oportunidad de correr con él al mismo nivel y era uno que siempre hacía algo especial, iba algo más allá de lo que esperaban, de lo que la máquina le permitía. Tenían siempre que vigilarlo”.

– ¿Qué piloto habría querido tener por compañero y no lo ha tenido?

“Es difícil responder, porque pienso que siempre he tenido el compañero que tocaba. Quizás Robert Kubica con el que he tenido buena amistad desde los tiempos del kart. Pienso que antes o después habríamos acabado siendo compañeros, aunque nunca se sabe porque recorríamos caminos diferentes”

– ¿Existe la mistad en la F1?

“Sí, puede existir. Pero nunca será tan íntima como con los amigos fuera del ambiente de la F1 o los del colegio, con tantos años de relación. En la f1 se crea una amistad un poco forzada porque conviviendo 300 días al año al final acabas hablando de cosas que no son meramente profesionales e incluso son personales, así que se acaba creando un lazo de amistad”


Vía Mundodeportivo.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *