Nov 282019
 

El giro del piloto Correa o cuando pierdes a tu amigo en un accidente y casi tu vida

Ver imagen en Twitter“Fue un accidente que cambió mi vida, no solo física, sino también mentalmente. Cuando tienes una experiencia tan cercana a la muerte y sigues vivo, tus ojos se abren más allá de las carreras”. Juan Manuel Correa, como él mismo reconoce, vio la muerte de cerca en el brutal accidente de Fórmula 2 en Spa que terminó con la vida de su amigo Anthoine Hubert. Pero sus heridas y el “agujero mental” en el que cayó no parecen haber terminado con su sueño.

“Un amigo me preguntó si esto echaba el cerrojo a mi sueño de la Fórmula 1. Le dije que un accidente no lo cierra, solo te hace pensar si quieres correr el riesgo por un sueño. Y decidí que quería seguir haciéndolo porque es mi sueño”, explica. El ecuatoriano ha hablado por primera vez sobre su accidente y lo vivido posteriormente para ‘Mundosportextra’. “Me llevó tiempo aceptarlo, pero tengo una actitud pragmática, nada va a cambiar lo que ha ocurrido, así que tengo que sacar el mejor partido de ello. Por supuesto que siento tristeza, Anthoine era un gran amigo, pero ahora siento que tengo que volver no solo por mí, sino también por él“.

Consciente a pesar de 70G

El pasado 31 de agosto, el francés Anthoine Hubert, el ecuatoriano Juan Manuel Correa, el japonés Marino Sato y el francés Giuliano Alesi se vieron envueltos en un accidente. El francés fue violentamente golpeado por el monoplaza de Correa, el coche se partió y falleció a consecuencia del impacto. Por su parte, el ecuatoriano sufrió gravísimas heridas, especialmente en su pierna derecha. “Cuando pasé por Eau Rouge pisé los restos del coche de Alesi que se metieron debajo de las ruedas, las levantaron así que seguí recto, con tan mala suerte de que fui directo contra el coche de Hubert”, explica Correa, quien a pesar de la violencia del impacto fue consciente de todo lo ocurrido. “Es extraño que no perdiera la consciencia en el accidente, fue un impacto de 70G. Cuando les dije a los doctores que no la había perdido no se lo podían creer. Antes del accidente endurecí todos mis músculos y me apreté contra mí mismo, eso también me ayudó. Quería salir del coche por mí mismo, fue consciente de todo el accidente”.

Pero tal era el alcance de sus lesiones que en los momentos posteriores al accidente se temió por su vida, hasta el punto de que fue mantenido largo tiempo en coma. Solo su condición física le permitió sobrevivir. “Ser un atleta profesional ha sido una gran ayuda, no solo por los huesos y el cuerpo, sino también por la parada pulmonar, porque pasé dos semanas en coma. No hubiera sobrevivido sin está condición física“.

El piloto Juan Manuel Correa. (EFE)

El piloto Juan Manuel Correa. (EFE)

“Perdí seis centimetros de hueso”

Pero al retomar la consciencia, para Correa se abrió un largo calvario físico y mental que todavía no ha terminado. “Básicamente, los doctores reconstruyeron la pierna derecha, la izquierda tuvo lesiones menores, con una operación fue suficiente. Perdí seis centímetros de hueso en la parte inferior de la tibia, aunque está creciendo de nuevo con un aparato especial, es por lo que tengo todo estas piezas de metal alrededor de la pierna, como podéis ver en las redes sociales. Pero el hueso está creciendo un milímetro al día. El 23 de diciembre tengo la siguiente operación cuando el hueso alcanzará el pie. El proceso terminará cuando el nuevo hueso pueda fortalecerse lo suficiente para que pueda soportar peso. Luego, los metales serán retirados para empezar la recuperación lo más rápido posible y ver cuánto dolor o movilidad tengo y cuántas operaciones seguirán”.

De momento, Correa afronta más intervenciones, recuperación y rehabilitación durante un año como mínimo. “Desafortunadamente, lo más probable es que nunca pueda recuperar totalmente la pierna. Pero lucharé para recuperarla lo suficiente para pisar de nuevo el acelerador”. Sin embargo, dada el alcance de las lesiones, la situación tiene otro ángulo. “Al comienzo los doctores esperaban dos años de recuperación, pero mi cuerpo está creciendo más rápido, se recupera y regenera los huesos más rápido de lo normal. Siendo optimista, en un año podríamos tener una idea completa de cuánto puedo recuperarme”.

EL CONFIDENCIAL

Las prioridades en la vida

Sin embargo, el ecuatoriano también ha tenido que luchar mentalmente para asimilar la nueva situación en paralelo al plano físico. “Las primeras semanas era muy difícil para afrontar todo con los medicamentos contra el dolor. “Hubo momentos en el hospital en los que no sabía si quería correr de nuevo. Me di cuenta de que las carreras no son lo más importante en la vida, es mi pasión, pero un accidente así te muestra las prioridades, y las mías son mi salud y mi familia. Dejando atrás ese agujero tuve tiempo para reflexionar. Las carreras son todavía mi pasión”.

Una vez superado el brutal impacto psicológico, Correa ha comenzado a reconstruirse mentalmente. “No hice nada que no hiciera antes. Estoy con la misma gente que me rodeaba antes, con mucho trabajo físico y mental. Eran mi apoyo, junto con mi familia. Tengo una personalidad fuerte, cuando me desperté del coma me di cuenta que o podía quedarme en la cama sintiéndome mal o deprimido, o podría recuperarme y volver, y es lo que hago. Estoy motivado por mi sueño de volver a la Fórmula 2 y llegar algún día a la Fórmula 1″.

La visita de Billy Monger

Para Correa fue crucial el apoyo recibido desde el exterior. “La cantidad de mensajes que he recibido y de gente que quería venir a verme al hospital, incluso que no conozco, me ha motivado mucho, especialmente en los momentos más duros”. Y con una visita en especial. “Conocí a Billy Monger (el piloto británico qu perdió ambas piernas en un accidente de Fórmula 3), que sigue corriendo tras su accidente y me ayudó mentalmente porque tras un accidente como el mío ví que me podía recuperar. Intenté verle. Quería felicitarle por como volvió, solo él y yo sabemos lo que hemos pasado, así que tuvimos una conexión inmediata“.

“Me motivó mucho su actitud, es alguien muy feliz y con mucha energía, buenas vibraciones, y me ayudó mucho a salir del agujero en aquellos dos meses. Hubo otros pilotos que no han pasado por estas cosas, pero que también me enviaron mucha energía. Era muy cercano a Alex Albon, nos conocemos desde 2014. Vino a verme en Londres. Toda la comunidad del deporte del motor ha sido increíble conmigo“. A pesar de todos los sufrimientos, dudas y el calvario que aún tiene por delante, Juan Manuel Correa lo tiene claro: “No queda otra cosa que luchar y seguir”.

Via Elconfidencial.com

Share

  2 Responses to “Excalofriantes declaraciones de Juan Manuel Correa tras el accidente donde perdió la vida su amigo Anthoine Hubert”

  1. Solo se puede admirar a gente así. Espero verle algún día en la F1 con buen material y disfrutar de las carreras que haga.
    Aunque le daría un consejo a Correa, que nunca vaya a Williams. jejejeje

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)