Abr 042014
 

La separación entre el turbo y el compresor

47[1] (2)Cada vez que un monoplaza disfruta de una considerable superioridad sobre sus rivales, surgen las elucubraciones sobre las claves de su éxito. Hoy,  la referencia es el Mercedes W05, con márgenes de casi un segundo. Y parece que en una singular distribución de elementos de su motor, turbo y compresor, estaría una de sus claves de rendimiento. Lo explica la revista MotorSport de mano del periodista Mark Hughes.

Normalmente, ambos van montados unidos junto al bloque motor. En el caso del propulsor de Mercedes, uno y otro están separados y en lados opuestos. Esta distribución permitiría una concatenación de repercusiones técnicas que incluso llegan hasta la configuración aerodinámica del monoplaza.

Un esquema diferente

En el esquema convencional, los gases de cada cilindro escapan a través de diferentes tubos individuales que confluyen en un único final, donde está situado el turbo y el compresor. Los gases activan la turbina que gira a velocidades endiabladas, a su vez unida por un eje al compresor, elemento que, como su nombre indica, comprime los gases que vuelven a introducirse en el motor para proporcionar potencia extra. Pues bien, Mercedes une compresor y turbo, ahora separados, a través de un eje entre la V que forma el motor. Y, a partir de aquí, las supuestas ventajas.

Mejor funcionamiento del turbo, menor uso de energía eléctrica

Situado en la parte delantera del motor, el compresor está rodeado de niveles de temperatura muy inferiores a los de la zona ‘trasera’ donde se ubica el turbo. La entrada de aire situada encima del piloto refrigera mejor al compresor. El aire comprimido ha de ser refrigerado antes de entrar en el motor, así que este posicionamiento ayuda a una mejor respuesta del turbo.

Pero hay más. En los motores actuales, junto al turbo está situado el generador del sistema recuperación de energía térmica (el otro es el de cinética, de la frenada). Dicho sistema tiene la doble misión de, o bien ‘cargar’ de energía la batería cuando el piloto levanta el pie del acelerador, o bien, funcionando a la inversa, ayudar a que el turbo siga funcionando y evite la demora en la entrega de potencia mientras entra nuevamente aire al motor. Por tanto, si el turbo trabaja mejor, se exigirá menos energía de la batería, habrá más potencia eléctrica disponible, y se reduce el consumo de combustible.

Ahorro de espacio, mejor aerodinámica

 A la vez, el compresor situado delante ahorra espacio al configurar escapes más cortos, permitiendo un mejor 'empaquetamiento' del monoplaza. Además, Mercedes puede utilizar refrigeradores del sistema aire-agua, más pequeños y compactos que los tradicionales de aire que utilizan los demás equipos con motores Mercedes. El de aire es el más efectivo, pero  el sensor de caudal que controla consumo y potencia ha permitido escoger una solución de compromiso, con los consiguientes beneficios  aerodinámicos.

A mejor recuperación y gestion de la de energía eléctrica, menor uso de combustible, que puede utilizarse para generar más potencia. De modo que con placas de refrigeración más pequeñas pueden reducirse los pontones laterales, así como las entradas de aire. Y al mejorar el coeficiente aerodinámico también influye en  el consumo. Además, con más espacio ‘interior’ gracias a desplazar el compresor a la parte delantera del motor también se puede hacer otro tanto con el conjunto de los engranajes del cambio, mejorando el reparto pesos y centro de gravedad que ayudan al comportamiento del monoplaza.

La importancia de acertar desde el principio con los conceptos técnicos

En esta nueva era, a mejor recuperación y gestion de la energía eléctrica menor uso de combustible, que a su vez aprovecharse para generar más potencia en la parte térmica. Aerodinámica, frenada y acumulación de energía, entrega de potencia térmica y eléctrica y su influencia para el pilotaje,…Hoy más que nunca, un monoplaza se ha convertido una compleja red de sistemas de diferente naturaleza interrelacionados entre sí. Y conceptos técnicos aparentemente poco espectaculares puede producir grandes diferencias en el conjunto.

De todas formas, las virtudes del W05 no pueden simplificarse de forma tan sencilla. Porque si la clave del éxito de Mercedes se basa en conceptos técnicos como el apuntado, sorprende que resulte tan crucial y no haya sido también recogido por otros fabricantes. En todo caso, confirmará la importancia de  acertar desde el principio en la concepción del motor, como parece ser el caso del equipo y fabricante alemán.

Ojala el espectáculo en la pista acabe siendo tan fascinante como el reto tecnológico que se esta viviendo hoy en día en la Fórmula 1.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)