Feb 092020
 

Así prepara Carlos Sainz la pretemporada, con un intenso trabajo físico y la presencia casi cotidiana en la sede de Woking para, entre tareas varias, conocer al nuevo MCL35

Resultado de imagen de carlos sainz mclaren¿Un piloto de Fórmula 1 utilizando el boxeo intensivamente en su preparación básica para la temporada a punto de comenzar? Horas y horas de gimnasio. Una reunión con el departamento de aerodinámica, o recibiendo una visita de posibles patrocinadores con labor de relaciones públicas. Sesiones del simulador del equipo con el MCL35. Partidos de squash con dos jugadores que se alternan para intentar reproducir durante el ritmo cardiaco durante un gran premio… Así es la época más oscura para la opinión pública de Carlos Sainz en su segunda temporada con McLaren.

El español afronta de forma diferente su sexto año en la Fórmula 1. Quienes le conocen hablan de otro nivel de madurez, otra forma de pasearse por la sede de Woking. Tras un año donde los resultados han consolidado su posición en el equipo, conoce mejor los resortes de McLaren, con un grado de respaldo y capacidad de maniobra que no había experimentado ni en Toro Rosso ni Renault. Así es el día a día de Carlos Sainz durante estos meses invernales antes de empezar la pretemporada en Montmeló dentro de dos semanas.

Gimnasia de pesas a todo trapo

Un objetivo primario de un piloto durante la pretemporada es construir los fundamentos de su condición física para el resto del año. Es en estos meses cuando se edifica la plataforma básica a base de un intenso machaque personal. Sainz no es la excepción durante estas semanas, dedicadas a largas sesiones de gimnasio y otras actividades físicas que resulten prácticas y también estimulantes.

El madrileño reside a pocos minutos de la sede de McLaren, pero ha buscado un gimnasio específico al margen del equipo. Durante estos meses lleva a cabo un programa de tres sesiones diarias de fuerza con ejercicios de pesas para todo el cuerpo. La primera, antes de desayunar, una segunda antes de comer, y otra por la tarde. Además, trabaja en casa sesiones de cuello con un nuevo arnés que empezó a usar Carlos Sainz padre para el Dakar. Todo el trabajo es supervisado por su habitual preparador personal desde los tiempos de Toro Rosso, Rupert Manwaring, quien vive cerca del propio Sainz.

Boxeo y squash

Pero el español ha incorporado actividades más específicas en su preparación para estresar la parte de cardio con largas sesiones de altos niveles de pulsaciones. Gran aficionado al boxeo, trabaja ahora con un entrenador de boxeadores en Londres. Desde perfeccionar su técnica a largas sesiones de práctica, busca acondicionar el corazón para un régimen cardíaco muy elevado durante prolongados períodos de tiempo. Y para más caña, intercalando sesiones de abdominales para no bajar el ritmo. También como novedad, Sainz este año acude al squash, deporte en el que su padre fue campeón de España en su juventud. Para ello utiliza dos ‘sparrings’ que se alternan contra el piloto durante más de una hora. La bicicleta, sin embargo, no se adapta tanto como herramienta de preparación en Gran Bretaña. De aquí el uso también del karting al margen de las dos actividades anteriores.

Su compañero Lando Norris ha contagiado a Sainz el uso del simulador, y ha instalado uno personal en su apartamiento británico. Aunque cada vez lo utiliza más, se trata de un componente más lúdico y de pasar ratos libres que de aprovechamiento directo para el pilotaje. Por ello, el español mantiene en su preparación sesiones de karting en España algunos fines de semana, y también está en contactos con equipos locales para seguir con una rutina de entrenamientos en Gran Bretaña a bordo de karts de altas prestaciones.

El trabajo ‘de oficina’

Las duras e intensas jornadas de preparación física exigen tiempo de recuperación en casa como parte del mismo programa. Fuera de éstos momentos, Sainz dedica el resto de su tiempo a estar presente en la fábrica de McLaren varias veces a la semana. En ella lleva a cabo un amplio plan de actividades, al igual que Lando Norris, también muy asiduo en Woking. Al margen de las sesiones de simulador semanal que tienen lugar los miércoles, Sainz se reúne regularmente con su equipo de ingenieros (estratega e ingeniero de pista y rendimiento) con los que, además de sus propias reuniones, planifican otras con diferentes áreas del equipo (aero, chasis, fabricación de piezas) visitando personalmente cada departamento, una rotación que le sirve permite conocer de primera mano la preparación del nuevo MCL35. ¿Alguna noticia al respecto, preguntamos? Prudencia absoluta, aunque sí se reconoce que los resultados del túnel de viento confirman una positiva ganancia de carga aerodinámica y un buen equilibrio entre esta y el drag respecto a las cifras del MCL34. Ya se verá.

El departamento de marketing también exige mucho tiempo y dedicación a los pilotos de Fórmula 1 durante el invierno. Sesiones de fotos, reuniones con actuales o potenciales patrocinadores, planificación de la temporada. Como sus colegas, Sainz también tiene en este área una agenda que cumplir y seguir disciplinadamente durante estos meses. Hace pocas fechas, sin embargo, recibió un trabajo especial: la visita de su padre, por ejemplo, en la que ejerció de padrino en el homenaje que Zak Brown preparó a Sainz senior por su victoria en el Dakar con parte de la plantilla de Woking. No todos los días se puede presumir de un padre ganador del Dakar, en casa, en tu propio equipo de Fórmula 1.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)