Jul 112019
 

El pasado Gran Premio de Austria pudo tener consecuencias devastadoras para la Fórmula 1 por una posible sanción que provocó el malestar en la escudería de bebidas energéticas

Verstappen durante el GP de Austria. (EFE)El pasado Gran Premio de Austria pudo tener consecuencias devastadoras para la Fórmula 1. No solo por una sanción que dañaría la reputación de la competición, sino también por la decisión que Red Bull estaba dispuesta a tomar. Max Verstappen ganó la carrera tras un tramo final espectacular que acabó en un polémico duelo con Charles Leclerc. La confirmación oficial del triunfo no llegó hasta tres horas después porque los comisarios tuvieron que deliberar acerca de la acción que dio la victoria al holandés. Un suspense que Red Bull consideró innecesario y que desesperó a toda la cúpula de la escudería austríaca hasta el punto de pensar en chantajear al gran circo. Continue reading »

Share