Mar 152015
 

Con el temor a perder propulsores en la primera carrera de la temporada, Honda ha rodado con motores rebajados de potencia en los entrenamientos

I4c8d38aa78f79c3ba9f21a19e1e35233[1]maginar una realidad dolorosa es un proceso mental, vivirla materialmente es ya algo físico y emocional. Lo primero, fue el caso de McLaren tras comprobar la dinámica de la pretemporada. Lo segundo, después de los primeros entrenamientos del Gran Premio de Australia, donde realidad imaginada y vivida se convirtieron en la misma experiencia. "Está claro que vamos a ser duramente criticados durante la primera parte de la temporada", reconocía Ron Dennis tras comprobar cómo sus monoplazas son farolillos rojos de la Fórmula 1 en Melbourne. Y así sucedió.

"Espero que no seamos los últimos de la parrilla", avisaba este viernes con temor Jenson Button. "Eesperemos que corran veinte coches": pues ni una cosa ni la otra, porque al final los dos monoplazas británicos cierran la parrilla de salida. Otra sentencia del británico también se hizo realidad para los entrenamientos cronometrados. "¿Necesitamos prestaciones o fiabilidad? Ahora mismo, muchísimo de ambas".

El MP4-30 todavía no es todavía un monoplaza

En términos relativos, quizás haya sido el peor resultado clasificatorio en la historia de McLaren durante el sábado. El equipo británico sufrió otras hecatombes como en Brasil 2009, o en el Gran Premio de Mónaco de 1983, cuando ninguno de sus dos pilotos –Niki Lauda y Jame Watson- lograron siquiera clasificarse. La lluvia convirtió la primera en una loteria. En la segunda ocasión, los monoplazas británicos rodaban con un motor nuevo -Cosworth DFY- y el chasis y los neumáticos Michelín era como agua y aceite. Para colmo, llovió el sábado en una pista de especial singularidad. Y si cabe considerar a la de Melbourne como la peor sesión en la trayectoria del equipo británico, se debe no tanto de un problema puntual como a una situación estructural y de fondo: el MP4-30 todavía no es todavía un monoplaza de Fórmula 1. O para ser más precisos, está todavía en camino de serlo.

Solo había que escuchar al propulsor Honda desde las cámaras subjetivas para constatar rápidamente que se trataba de un propulsor "desinflado" y sin testosterona. Yasuhisa Arai reconoció tras los entrenamientos que Honda no podía permitirse perder un motor ya en la primera carrera cuando se cuentan solo con cuatro por temporada. Mejor preparados y con mayor experiencia, Ricciardo ya había perdido uno el viernes.

Tras la hecatombe, Button puso en un contexto más crudo la situación real del equipo. "En los entrenamientos de invierno rodamos con muy poco combustible y neumáticos superblandos, y no éramos rápidos, así que sabíamos que iba a ser difícil, así que no ha sido un 'shock' quedar detrás", confirmaba.

Cuestión de 'chicha'

Sería realmente interesante poder conocer la diferencia de potencia entre el propulsor de Mercedes y el ‘descafeinado’ de Honda en esta pista de Melbourne. Con cinco segundos entre Hamilton y Button. Si en 2014 se estimaba que entre el propulsor alemán y el de Renault había entre 50 y 80 CV y la diferencia oscilaba entre 0.7 y un segundo de media para el W05 y el RB10 (con un magnífico chasis), hagamos algunos cálculos aproximados…¿Ruedan los McLaren sólo con la potencia proporcionada por la parte térmica?

"No creo que fuera difícil, pero no éramos suficientemente rápidos", explicaba Button para señalar al propulsor como justificante en las diferencias de prestaciones. "El coche está bien, la aerodinámica también, es un monoplaza mejor que el del año pasado. Honda está haciendo un gran trabajo, pero es que llegó después que el resto". Sí, pero Renault y Red Bull no fueron farolillos rojos el pasado año.

Button también ofreció otro dato descarnado sobre la situación de McLaren, y que augura un rápido desenlace para  el la carrera. La tanda más larga en pretemporada consistió en doce vueltas. Con motores más mimados que un recién nacido, terminar el Gran Premio de Australia con cualquiera de sus monoplazas ya sería una victoria. Fernando Alonso se ha librado de la primera pedrada en la frente. De momento, nadie podrá negar McLaren y Honda están haciendo historia en su debut. Pero no la que hubieran imaginado en su mejor realidad.

De la carrera en sí, hablaremos después, aunque es más de lo mismo pero necesita capitulo aparte. Vamos primero a masticarlo y después lo analizaremos.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)