Oct 112013
 

María: "Con mi amigo Manuel, ya os hablé de él en Yo Dona"

Con mi amigo Manuel, ya os hablé de él en Yo Dona

María de Villota mandó una foto suya con un buen amigo ayer por la tarde desde Sevilla: "Con mi amigo Manuel, ya os hablé de él en @yo_dona Un gusto volver a verle y charlar". De Manuel hablaba en esta columna que reproducimos.

"Llegué a Sevilla en tren y el equipo quedó en recogerme allí para dirigirnos al Circuito de Jerez, donde tendría entrenamientos en esos días. Llegarían con retraso, así que, mientras, decidí dar un paseo por la ciudad. Estaba de camino a la catedral cuando me desorienté. Un hombre mayor, con sombrero y pañuelo al cuello, pasó a mi lado y aproveché para preguntarle. Me transmitió cercanía, se parecía a mi abuelo, Juan Antonio, que ya no está con nosotros. Me dijo: «Pues yo voy para allá, si no le importa, señorita, puedo acompañarla. Me llamo Manuel Carlos». Yo le correspondí con mi nombre y compañía en ese paseo. Manuel parecía sacado de una novela por su planta y su forma de hablar, rotunda y poética. Tremendamente culto y enamorado de Sevilla, me contaba su historia a la vez que nos acercábamos a una capilla.

Allí nos separamos mientras él rezaba a la Virgen de los Reyes. Al terminar se acercó a mí y me invitó a tomar un café en el Hotel Alfonso XIII. «El equipo no llegará todavía», pensé, «por qué no.» Había algo que me despistaba de él. Parecía solo, sin rumbo. Me hablaba de su familia, pero no parecía que viviese con ellos. Desde aquel día, Manuel y yo nos hicimos amigos. Vino a verme a alguna carrera y me decía: «Estoy escribiendo un libro sobre ti. En él te llamas Magdalena y no ganarás las carreras hasta que te enamores». Yo le contestaba: «¡Hombre, Manuel!, pónmelo un poquito mas fácil en el libro».

Se enteró de mi accidente por la prensa y rezó a esa misma virgen a la que rezó el día que nos conocimos. Acabo de hablar con él. Está en el Hospital de la Santa Caridad, en Sevilla, donde vive en acogida. Volveremos a dar aquel paseo en octubre, cuando iré a verle. Seguro que entonces no se siente tan solo. Aunque me pregunto dónde estarán sus hijos y esos nietos de los que con voz nostálgica me habla".

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)