Ago 022014
 

Marco Mattiacci se reune con Ecclestone, Horner, Wolff y la FIA llevando propuestas para que aumente el interés por el campeonato

40347_comienza-formula-1-2014[1]En el país de Sebastian Vettel, Mercedes y Nico Rosberg, léase el campeón de los últimos cuatro años, la escudería que domina el actual Mundial y su líder, las gradas de Hockenheim estaban medio vacías. Y la Fórmula 1 se ha asustado. Así las cosas, la reacción ha llegado. Una reunión en ese mismo GP de Alemania, otra en Hungría y hoy la primera toma de contacto seria de un grupo de trabajo donde están los más grandes. La imagen será la de cinco jefes de la F-1 reunidos en torno a una mesa para intentar que su negocio funcione. Así de sencillo, tan complejo como eso. Será en Londres y allí estarán Bernie Ecclestone, Marco Mattiacci, Toto Wolff, Christian Horner y Charlie Whiting en representación del promotor, Ferrari, Mercedes, Red Bull y la FIA, respectivamente.

En la escudería italiana se felicitan de esta iniciativa porque consideran que “es atender una demanda que venía haciendo Luca di Montezemolo desde hace varios meses”, según un portavoz. Y es cierto, el presidente ya lo advirtió las pasadas Navidades. Las diversas propuestas pretenden acercar este deporte al público, crear eventos más interesantes y aumentar el interés en los medios, poniendo a los espectadores en el centro de la F-1. Y es que la BBC inglesa ha perdido medio millón de espectadores por carrera y en Italia un millón, también en España aunque la prueba húngara tuvo un momento con un share de más del 40%. Y éstas son las propuestas que Mattiacci lleva a este importante encuentro.

Promoción y gestión

Difusión. Se pretende que la F-1 vuelva a ser atractiva para los patrocinadores como plataforma generadora de ingresos. Debe serlo también para las televisiones y los medios de comunicación tradicionales, con una promoción global que ahora no existe. Además, se deben aprovechar los nuevos medios y soportes digitales para poder seguir las carreras en cualquier lugar, con una estrategia similar a la que ha utilizado la NFL de fútbol americano con buenos resultados.

Horarios. Hay que adaptar los horarios a las necesidades de los espectadores, como se ha hecho, por ejemplo, en el caso del fútbol. No todas las carreras tendrían que ser a las dos de la tarde, se pueden poner a las cinco o a las siete, dependerá del escenario y la época del año. Por otro lado, se deben organizar eventos también en otros momentos de la semana, para que se genere más información, no sólo durante el fin de semana de gran premio.

Briatore. La FOM es vital para este deporte, pero no cuenta con una herramienta de gestión comercial y de márketing adecuada a los tiempos. Bernie Ecclestone, con el apoyo de Ferrari, pensó en Flavio Briatore como el responsable que se ocupara de este asunto. Sin embargo, en estos momentos se ha dado un paso atrás al respecto por la reticencia de algunos sectores británicos muy influyentes en la F-1. Se necesita un plan y Briatore sería de gran ayuda.

Reglamentación

Interés. El gran premio debe tener interés real más allá de la carrera: puntos por pole, mejor tiempo del viernes o vuelta rápida.

Evolución. Los técnicos se sienten limitados para mejorar la aerodinámica y, sobre todo, el motor. Disponer de un par de meses al año en que se pueda mejorar el coche aumentaría el interés. La restricción en la evolución ha hecho que, por ejemplo, Adrian Newey vaya a tener un papel secundario a partir del próximo año, la F-1 deja de ser un reto para los mejores.

Test. Las pruebas de pretemporada y temporada deben ser también un show para el público, generar dinero en los test con simuladores en el paddock, una mayor interacción, comprobar cómo se desarrollan los coches y generar competencia también en los ensayos. En Ferrari creen que el dinero que se quitaba en los test después iba al túnel del viento o al simulador, por lo tanto se seguía gastando.

Pilotaje. Ahora los pilotos deben estar atentos a los neumáticos, al consumo de gasolina, las baterías… y continuamente preguntan al muro si pueden o no atacar. La F-1 debe ser la del mejor piloto y deberían poder ir siempre al límite.

Aficionados

Alicientes. Se trata de que el espectador tenga más alicientes para asistir a las carreras, con una experiencia junto a los pilotos desde el mismo jueves. Entrada al paddock, WiFi gratis en los circuitos, aplicaciones para competir contra otros aficionados o los pilotos, contacto con el público, los coches en el pit lane estilo Le Mans…

40347_comienza-formula-1-2014[1]

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)