Dic 192014
 

Los ingenieros Luca Marmorini, Pat Fry, Nicos Tombazis, Hirohide Hamashima y Neilm Martin ya están fuera

De-esta-foto-de-la-presentacio_54421938582_54115221152_960_640[1]Ferrari ha liquidado de un plumazo la 'Era Fernando Alonso' con la salida del equipo de todos los responsables de la Scuderia que coincidieron con el piloto asturiano, que también ha abandonado el equipo.

Quizás el acabar con toda esta época sea sólo un 'efecto colateral' de la batalla por el poder en la cúpula de Ferrari y en la que Luca Montezemolo ha sido el gran perdedor frente a Sergio Marchionne, el hombre fuerte del grupo Fiat, que ha tomado las riendas asimismo de Ferrari.

El ingeniero británico James Allison, llegado a finales del pasado año, es el nuevo hombre fuerte en Ferrari. Marco Mattiacci le colocó en este papel y Maurizio Arrivabene, el sucesor del fugaz Mattiacci, lo confirma así con sus decisiones.

El primero en caer fue Luca Marmorini, el responsable de motores, quien fue relevado de su puesto y despedido. La nueva unidad de potencia de este año era un fiasco y dado que el desarrollo estaba congelado y se tenía que hacer un motor nuevo para 2015  -dentro de las normas de 'congelación'- se anticipó su salida.

Después le tocó el turno a Stefano Domenicali, el director deportivo. El típico revulsivo del 'cese de entrenador' para ver si el equipo reacciona. Pero esto no es fútbol y los resultados no se consiguen de la noche a la mañana motivando hombres: la tecnología requiere su tiempo. Su sucesor, neofito en la F1, recibió una 'misión suicida' que ha acabado con su vida en Ferrari.

En septiembre, Luca Montezemolo fue la víctima. Los resultados deportivos fueron sólo una excusa. Los resultados económicos de Ferrari estos últimos años han sido de récord. El enfrentamiento con Marchionne era filosófico. Montezemolo defendía la exclusividad de la firma mediante la limitación de la producción y no queria una cotización en bolsa ni la inclusión en el buevo CFA -Chrysler Fiat Group- que deseaba Marchione, el máximo responsable del grupo.

Las dudas de Fernando Alonso sobre la nueva dirección de Ferrari y sobre los planes a corto y medio plazo, la absoluta necesidad de volver a ganar que siente el asturiano y también el punto de vista de Mattiacci de que lo importante era Ferrari y que Ferrari no podía permitir que un piloto dictara el camino llevaron a Alonso a pedir el 'finiquito'.

Una vez acabada la temporada, el gruesto del staff técnico ha sido sacrificado. Está claro que el motor no era el único culpable, pero si a Marmorini se le pudo despedir antes del verano, a los restantes nombres puestos en entredicho era mucho más complicado relevarlos durante el año, ya que ellos eran los únicos que conocían los secretos del F14 T y los que debían pilotar el desarrollo.

Hace poco más de una semana, Pat Fry, el que fuera director técnico hasta inicios de este año y que actualmente era director de ingeniería, y Nikos Tombazis, director de diseño y desarrollo con competencias sobre aerodinámica, 'se tomaron' vacaciones al finalizar la temporada, el tiempo justo y necesario para negociar la salida.

Y ayer le siguieron otros dos hombres importantes. El japonés  Hirohide Hamashima, ex técnico de Bridgestone, fichado para que se ocupase de todos los problemas inherentes a los neumáticos dada la decisión de la FIA de hacer que estos tuvieran un papel activo en dar más emoción e incertidumbre a las carreras. Y también Neil Martin, el que fuera tactico de Red Bull, que se tenía que encargar del tema de simulaciones y elecciones tácticas, llevado además el 'Remote Garaje', un gabinete de crisis en Maranello durante los grandes premios, para intentar solucionar en fábrica los problemas que surgían en la pista.

De alguna forma, toda la primera fila de del organigrama de estas últimas temporadas ha dejado el equipo italiano. Se sabe que han habido muchos fichajes técnicos, pero todavía faltan los 'primeros espadas'. Todo ello mientras las campanas esperan anunciar a Bob Bell, el que fuera brazo derecho de Ross Brawn en Mercedes, tras haberlo sido de Pat Symonds en Renault, aterrizando en Maranello. Pero es algo que no puede darse por hecho.

Marchionne, el nuevo presidente de Ferrari, ya ha advretido a Sebastian Vettel que se olvide del título 2015, aunque espera poder ganar dos o tres grandes premios.  Vista la amplitud de la revolución, esta pretensión es más que dudosa.  Los hombres que pilotaban buena parte del desarollo del 'Projetc 666' no están ya en Maranello y es posible que todo 2015 sea un año de impasse para sumir el coste de la revolución… y del traslado de oficina, que siempre conlleva retrasos en otras tareas.

Vía MundoDeportivo.com

Share

  2 Responses to “Ferrari hace limpia con la era Alonso”

  1. Nada, que limpien, que limpien. Pero que limpien también los viejos trofeos que tienen por que los nuevos van a tardar en llegar. ¡Vaya escocíos!!

    • Mucho prometian el año pasado con el cambio de motores y ya ves lo que paso. Vamos a ver el próximo con tanta remodelación en que queda. Esto empieza a ser de telenovela jeje. Gracias amigo

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)