Abr 162015
 

Ha seguido un programa de trabajo especial desde su accidente y se entrena cuatro horas diarias

B7JSc7XCAAEyoCy[2]En la planta 24 de un edificio cercano al Bund de Shanghai algunos pilotos festejaban haber terminado el GP de China el pasado domingo. Ninguno era español. “No, no, tenemos vuelo”, decía Fernando Alonso desde el circuito. “Hay que cuidarse”, se escuchaba a uno de sus amigos. El asturiano viajó a Dubái y hoy llegará a Bahrain desde el emirato, donde ha estado entrenándose cada día para llegar a esta prueba del desierto en las mejores condiciones físicas. Carlos Sainz se desplazó directamente a Manama desde China y Roberto Merhi también pasó unos días en Dubái con su hermano antes de llegar ayer a Bahrain.

En pocos sitios tratan tan bien a periodistas y pilotos a la llegada. Miembros de la organización, con camisetas blancas y rojas, ayudan a recoger el equipaje, a pasar el control de visados, a llegar hasta el alquiler de coches o la parada de taxis. Ayer Merhi alucinaba mientras se hacía fotos con su amigo Álvaro, de Antena 3, y una asistente de la organización. En el mismo vuelo llegaron Nico Rosberg, Daniel Ricciardo, Felipe Nasr y Will Stevens. “Pues allí vi a Alonso, pero no pude hablar con él, estaba entrenándose”, contaba Merhi.

Y así era. El castellonense se hacía una hora y media de kayac, un kilómetro de natación y 15 de carrera, como mínimo. Con su hermano. En el mismo lugar, el bicampeón se entrenaba con sus fisioterapeutas, Fabrizio Borra y Edoardo Bendinelli. Ambos le prepararon un exhaustivo programa físico después del accidente para volver a su pico físico más alto.

“Estos días vamos a entrenar más de cuatro horas en Dubai, entre China y Bahrain, porque Fernando ya está otra vez en su mejor forma física”, contaba Borra en China.

Y es que tras lo que pasó en Barcelona, los médicos le recomendaron tres semanas de reposo absoluto, pero el piloto sólo pudo hacer dos, no podía estar sin trabajar, después poco a poco fueron incrementando la intensidad. El programa era de media hora al día, después 45 minutos, una hora… hasta llegar a las cuatro actuales. Y es que antes del choque de la pretemporada en Montmeló, Fernando estaba en perfecto estado físico, según cuentan los que le cuidan, y después ha ido recuperándolo. En Malaisia, cuando reapareció, reconocía que aún no estaba al cien por cien, pero tras Sepang ya estuvo en Dubái con entrenamiento físico constante de bicicleta, natación, gimnasio… El asturiano suele hacer más de cien kilómetros diarios de bici en el emirato, en la actividad que más le gusta de su preparación. Después hay ejercicios específicos para cuello, espalda… y es que este año además los pilotos tienen una posición diferente algo más erguida y la espalda sufre más. De hecho, el propio Merhi tenía que someterse a una buena sesión de masaje al llegar a Bahrain.

Volviendo a Fernando, su fisio Borra tiene claro que aún le quedan años de F-1 al máximo nivel: “Puede estar varias temporadas más si él quiere en perfecto estado, porque un piloto con 35 años en la F-1 actual está en su pico físico más apropiado”. Hasta que vuelva a ser campeón.

Precarga foto ampliada

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)