Nov 152019
 

Cara y cruz para Albon: mejor tiempo y accidente al final de la sesión

La lluvia ha sido la gran protagonista de la primera sesión de entrenamientos libres del Gran Premio de Brasil 2019. Sin apenas tregua durante prácticamente la sesión al completo, los equipos de Fórmula 1 han preferido no arriesgar demasiado y la actividad en pista ha sido considerablemente escasa.

La sesión ha comenzado con una imponente cortina de agua sobre el trazado de Interlagos, combinada con un fuerte viento que no auguraba mucha actividad en pista. El asfalto, a unos 20ºC pese a la abundancia de charcos en todo su recorrido y con pocas esperanzas de mejorar ante la insistencia de la lluvia.

Cuando el semáforo ha cambiado a verde, como era más que previsible, la calma se ha apoderado del paddock. Algunos valientes, como los pilotos de Ferrari, se han atrevido a realizar varias vueltas de instalación, pero con mucha tranquilidad y sin llegar a marcar ningún registro cronometrado.

Poco a poco, la totalidad de la parrilla ha ido enfilando la calle de boxes en pos de ganar sensaciones con el mojadísimo asfalto del Autódromo José Carlos Pace. Valtteri Bottas incluso se ha aventurado a probar los límites de la salida del Pit-Lane, si bien el primer competitivo registro seguía sin llegar.

No ha sido hasta bien pasados los 20 minutos de sesión cuando se ha abierto la veda: Carlos Sainz ha completado su primer giro al trazado en 1’23”689 para después mejorar hasta 1’22”149, por supuesto con neumáticos de lluvia extrema. Tras su primer ‘stint’, ha tenido que volver a boxes por un problema con los sensores del alerón trasero.

La pista volvía a quedar ‘huérfana’ hasta que los Racing Point han comenzado su andadura en esta primera sesión de entrenamientos libres. Unos minutos más tarde, Charles Leclerc se ha convertido en el segundo piloto que cerraba un tiempo en esta sesión: 1’21”971, casi dos décimas mejor que Sainz.

A partir de ahí, la pista ha parecido dar un paso adelante y han salido los tres últimos ‘gallos’ que faltaban: Max Verstappen, Lewis Hamilton y Alexander Albon. El británico, muy valiente al apostar de primeras por el neumático intermedio de Pirelli, mientras la mayoría de pilotos seguía con los de lluvia extrema.

A medida que la pista mejoraba y los neumáticos intermedios comenzaban a ganar protagonismo, los tiempos caían con presteza. Charles Leclerc pronto ha mejorado cuatro segundos su mejor tiempo para detener el cronómetro en 1’17”285, pero aún faltaba mucha tela por cortar.

Sebastian Vettel ha sido el siguiente en apretar. El piloto alemán, justo antes de llevar a cabo algunas comprobaciones a velocidad constante con su monoplaza, ha elevado el ritmo para realizar una vuelta en 1’17”041, algo más de dos décimas más rápido que su compañero de equipo.

Aún faltaban los temibles Mercedes y Red Bull por sacar la garra, pero lo han hecho de una manera un poco descafeinada. Valtteri Bottas se ha aupado a la primera posición con un tiempo de 1’16”693 y, acto seguido, Alexander Albon le ha arrebatado la condición de líder gracias a una vuelta de 1’16”142.

El mayor de los suspenses ha llegado a falta de sólo cinco minutos, cuando la pista empezaba a tener un carril seco. Algunos pilotos han sacado entonces los neumáticos de seco y ha habido varios sustos… hasta que Alexander Albon se ha ido contra las protecciones y ha propiciado la bandera roja. Por ende, dirección de carrera ha dado por finalizada la sesión.

Ha sido una sesión poco significativa en cuanto al resto del fin de semana, pues las previsiones para el sábado y el domingo indican que no habrá lluvia. De hecho, el ingeniero de Carlos Sainz aseguraba vía radio que para la segunda sesión de esta tarde la probabilidad de lluvia es baja. En unas horas lo sabremos.

Vía SoyMotor.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)