• sáb. Jul 20th, 2024

Crónica sin sentido de unos libres 2 del Gran Premio de Hungría en el circuito de Hungaroring

Resultados impredecibles y mucho más para lo que nos queda por vivir en un fin de semana con todo en el aire. Aunque se presupone más pronto que tarde, que las aguas volverán a su cauce

ImagenLeclerc, Norris y Gasly, top-3 del viernes en el GP de Hungría. Les siguen Tsunoda, Ocon, hulkenberg, Bottas… la tabla de tiempos de los entrenamientos libres en Hungaroring no tiene ningún sentido. Todo porque el nuevo formato alternativo para utilizar los neumáticos en clasificación ha ‘invitado’ a los equipos a ahorrar neumáticos descaradamente, y así han hecho prácticamente todos. El mejor tiempo del Ferrari llegó además con la sesión muy avanzada y ni siquiera Verstappen o Hamilton buscaron vueltas competitivas. En resumen, una jornada indescifrable, o más bien inexplicable, que enseña las costuras de algún reglamento.

Este fin de semana, la F1 prueba un reparto de los neumáticos diferente en la clasificación: en la Q1 se debe utilizar el duro; en la Q2, el medio; y en la Q3, el blando. Al mismo tiempo, Pirelli reparte menos neumáticos por cada coche (11 en lugar de 13) y hay que devolver obligatoriamente un juego después de cada entrenamiento y dos tras los Libres 3. Si cada piloto quiere contar con juegos nuevos suficientes para la clasificación y para una carrera a dos paradas (porque la gama de compuestos es la más blanda disponible, C3, C4 y C5), las tandas de viernes son más bien contraproducentes. Por eso, Verstappen apenas utilizó un juego de blandos en los Libres 2 (con nueve vueltas) y Alonso le colocó 24 pasos por meta al mismo set de medios. Igual que cuando llega un ‘rookie’ a los libres y solo le dejan un juego de neumáticos.

Desde esta perspectiva se comprende la desordenada clasificación, el octavo de Alonso o el 11º de Verstappen. Más lejos aún estuvieron Hamilton (16º, 1.060) o Russell (20º, 1.489). Sainz fue décimo, aunque tuvo mala suerte al encontrarse a Sargeant cuando completaba su vuelta más rápida. En cualquier caso, ningún crono es relevante del todo. Lo que pase a partir del sábado es una incógnita, pero nadie duda de que Verstappen y Red Bull serán la referencia. Aquí Aston Martin debería dar un paso adelante para que Alonso volviera a luchar por el podio, lo contrario sería una mala noticia para el resto de la temporada.

Ferrari se quiere ver competitivo, McLaren no tanto. Aunque el primer vistazo sobre las tandas largas arroja un serial muy competitivo por parte de Lando con el MCL60, y un inconsistente SF-23 en manos de sus dos pilotos. No destaca mucho el Aston Martin, sí el Red Bull a pesar de haber utilizado la goma blanda en su corta simulación de carrera. El Mercedes tampoco está lejísimos. Aunque si el objetivo era ahorrar neumáticos, nada debe tomarse demasiado en serio. Pareció más bien un día de test.

Los Libres 1 tampoco sirvieron para descifrar nada, porque se puso a llover inmediatamente después del accidente de Sergio Pérez y las condiciones del asfalto empeoraron bastante. Sobre las evoluciones, Red Bull estrena pontones y tomas de aire al filo de lo imposible y Ferrari ha traído un alerón delantero nuevo. Aston Martin solo altera las tomas de aire, propias de un circuito de calor como el de Budapest. No es una mejora, es específico de la pista. La previsión augura sol para la clasificación y la carrera, que será cuando el GP de Hungría vuelva a la normalidad, previsiblemente con Verstappen al fondo. Porque por ahora hay que pestañear varias veces al echar un vistazo a la tabla de tiempos.

Vía As.com

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *