Mar 302019
 

Logró el mejor tiempo por delante de Vettel y Hamilton. Gran McLaren, con los dos coches en Q3: Sainz saldrá séptimo este domingo en Bahréin.

No le hizo falta la última vuelta, ni la necesitaba. Charles Leclerc, la próxima estrella de la Fórmula 1, logra con 21 años en Bahréin su primera pole en la Fórmula 1 para despertar a Ferrari de la pesadilla, para espantar todos los males de Maranello. Y todas las conspiraciones, no hay pilotos prioritarios en el box rojo: castigó con dos décimas al tetracampeón Vettel, que completa la primera línea en la parrilla de este domingo. Le siguen los Mercedes, Verstappen, Magnussen y un gran Carlos Sainz, que clasificó séptimo al McLaren.

Estaba yendo todo tan bien para Ferrari que Binotto no se lo creía. Llegará Mercedes, se habrán guardado algo, pensaba el jefe suizo. No era posible que su SF90 tuviese varias décimas de ventaja sobre el W10, pero este coche ya mostró en pretemporada que había potencial para empezar el año mandando. Y con un gran premio de retraso ha llegado, a la espera de confirmar su superioridad en carrera. Aunque Vettel siempre anduvo por detrás del talento monegasco, de hecho cometió errores en Q2 con pasadas de frenada que le dejaron con sólo un juego de ruedas para el asalto definitivo, un único intento que no bastó para ganar a su compañero. Leclerc es el piloto de Ferrari más joven de la historia que firma una pole y el segundo de siempre por detrás de… Seb.

Ampliar

También estaba yendo todo tan bien para McLaren que nadie esperaba que los dos MCL34 entrasen en la Q3 con cierto margen, algo que no sucedía desde Malasia 2017. Carlos Sainz se quedó por milésimas detrás de Verstappen y Magnussen rodando en 1:28, tiempos impensables en otra época para este monoplaza. Gran paso adelante de Woking, necesario.

La primera sorpresa, en Q1, fue la eliminación temprana de Hulkenberg, cuyo Renault no fue capaz de repetir los tiempos que ya había hecho en los entrenamientos libres, cuando fue más rápido incluso que los Red Bull. Ese primer corte lo pasó de milagro Raikkonen pero no su compañero en Alfa Romeo, Giovinazzi, y fue Stroll (Racing Point) quien hizo compañía a los Williams, con Russell por delante de Kubica. La segunda: ver a un MCL34 con tanto margen para que Sainz saltase a la Q2 con sólo una vuelta rápida, sobrado, y con Norris mejorando en la segunda al mismísimo Bottas, líder del Mundial. En el segundo corte cayeron Ricciardo, los Toro Rosso, el Red Bull de Gasly y Sergio Pérez.

Para la carrera, sin embargo, es difícil hacer predicciones. El ritmo de Mercedes no era tan diferente de Ferrari, apenas unas décimas de variación por lo visto en los entrenamientos libres si hubiesen trabajado con las mismas cargas de combustible, algo que es imposible saber. Así que, más allá de lo que depare la salida, las estrategias pueden jugar un papel importante porque con tres zonas de DRS los adelantamientos son factibles y habrá pilotos que se arriesguen a pasar dos veces por boxes y tener neumáticos frescos en las últimas vueltas con posibilidad de recuperar posiciones. La noche ha sonreído a Vettel en los últimos dos años de Sakhir. Y la suerte empieza a sonreír a Ferrari en las últimas horas. Aunque, de momento, nadie sonríe más que Leclerc.

Via as.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)