Abr 272016
 

El madrileño, que sufrió un terrible golpe en los Libres 3 del GP de Rusia 2015, está en la encrucijada en Sochi con rumores de Verstappen a Red Bull y necesidad de sumar puntos

1444470318_extras_mosaico_noticia_4_g_0[1]Recordará esos momentos. No puede ser de otra manera. Cuando estaba debajo de las protecciones, bien, sano y salvo, pero con los helicópteros volando alrededor, atrapado sin poder decir nada a los suyos. Sufriendo, a pesar de todo. Y sonreirá Carlos Sainz pensando, quizá, en que existen los milagros. Porque  su accidente a más de 300 por hora en el circuito de Sochi fue tremendo, pero salió ileso y, después de visitar el hospital, al día siguiente se puso a los mandos de su Toro Rosso y completó una carrera increíble hasta que su coche se averió y provocó otro accidente que terminó con su carrera.

Ahora el madrileño llega a Sochi con ganas de lograr un buen resultado, casi con necesidad de que así sea. Porque ha pasado una semana con rumores sobre su compañero Max Verstappen y un posible acuerdo con Red Bull para que el holandés corra con el primer equipo de la bebida energética ya desde el próximo año. Rumores interesados de determinada prensa, pero que están ahí. Y Carlos quiere, puede y debe responder. Sobre todo porque su compañero lleva ya 13 puntos por los 4 del español. Y eso sí es más grave.

Así que Sainz está en la encrucijada ya en el inicio de la temporada y lo hace en un circuito que se le da bien, pero donde sufrió un grave accidente. “El año pasado la carrera fue bastante emocionante, así que espero que la de éste también lo sea y que pueda seguir sumando puntos”, explica el madrileño en el comunicado de prensa de Toro Rosso.

Carlos tiene muy claro cómo hacerlo porque conoce perfectamente el circuito: “Cuando corremos en Sochi, los rebufos son muy importantes al principio de la vuelta. Es posible que llegues a la segunda curva con cuatro monoplazas en paralelo. Una cosa que no me gusta, especialmente de esa segunda curva, es que tiene una escapatoria de asfalto muy grande. Muchos coches la atajan en vez de trazar la curva. La tercera curva está muy bien, se toma a fondo o prácticamente a fondo. Es muy larga y vas subiendo de marchas, alcanzando Fuerzas G laterales bastante altas”.

También es consciente de donde adelantar: “Recuerdo que la cuarta curva es un buen punto de adelantamiento. Después hay cuatro curvas consecutivos de 90 grados -son exactamente iguales- antes de llegar a la contrarrecta”.

Y entonces llega al lugar donde salvó la vida: “La curva 13 es otro buen punto para adelantar, pero esa parte del circuito me hace recordar el terrible accidente del año pasado. Diría que fue el mayor accidente de mi carrera. La última sección del circuito consiste en cuatro curvas de 90 grados. Los muros están muy cerca durante toda la vuelta, eso lo hace un poco más complicado”. O más divertido…

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)