Abr 012019
 

Christian Horner, jefe de Red Bull, usó el humor para atacar a los franceses que con el doble abandono de Bahréin evitaron el podio de Verstappen

Hulkenberg califica de un Faltaban poco más de tres vueltas para finalizar el GP de Bahréin cuando los dos Renault se quedaban parados al mismo tiempo. A Ricciardo y a Hulkenberg les pidieron que apagaran la unidad de potencia y el sistema de electricidad para evitar electrocutarse. Un fallo en el MGU-K provocó el problema a ambos coches a la vez. Sin embargo, quizá el más perjudicado de lo sucedido fue… el Red Bull de Max Verstappen.

F1 Grand Prix of BahrainChristian Horner junto a David Beckham Clive Mason (Getty Images)

El holandés tenía en su punto de mira al Ferrari de Charles Leclerc lastrado por un problema en un cilindro y el adelantamiento era inevitable. Sólo el doble suceso de los monoplazas franceses lo evitó al salir el coche de seguridad que acompañó a los pilotos hasta la meta. El máximo responsable de los energéticos tiró de sarcasmo para criticar a su antiguo proveedor de motores. “Que el motor Renault estallara no nos ayudó a llegar al podio. Es irónico, ¿no? El motor Renault nos molesta dentro y fuera del coche”, aseguraba el británico a ‘ESPN’.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)