Jul 252019
 

La Fórmula 1 llega a un trazado de la vieja escuela, aunque con muchas transformaciones

Resultado de imagen de hockenheimring f1 2019La pista en uso desde 2002 es muy diferente de la original, utilizada desde 1970 por los monoplazas de Fórmula 1, y por las variantes utilizadas más adelante con la introducción y modificación de algunas chicanes.

El diseño actual ha conservado la sección del Motodrom, integrada con curvas de todo tipo: desde la horquilla Spitzkehre –Curva 6– hasta las curvas rápidas –como la Curva 7– que se cubren completamente pasando por otras curvas donde el uso de frenos es de media intensidad.

Hockenheimring es una de las pistas que ponen las unidades de potencia a tope, mientras que los frenos, aunque también reciben grandes esfuerzos en los primeros dos tercios de la pista, pueden disfrutar de las rectas largas para enfriarse.

Sin embargo, en caso de lluvia, podría ocurrir el problema opuesto, es decir, el riesgo de que el carbono del sistema de frenos –los discos y las pastillas– no alcance la temperatura de funcionamiento óptima. En ese caso, los pilotos no tendrían toda la fricción que necesitan para frenar.

Según los técnicos de Brembo, que han clasificado las 21 pistas del Campeonato del Mundo, el Hockenheimring cae en la categoría de circuitos de frenos muy exigentes. En una escala de uno a cinco se obtuvo un índice de dificultad de cuatro.

 

11_germania_0.gif

 

DESEMPEÑO DE LOS FRENOS DURANTE EL GP

En promedio, durante una vuelta completa, los pilotos de Fórmula 1 usan los frenos durante más de 11 segundos y medio, un valor de menos de un segundo en el GP de Canadá: sin embargo, la pista alemana es más larga que la de Montreal en 213 metros y los coches viajan a una velocidad media superior.

Los sistemas de frenado se utilizan durante el 16 por ciento de la carrera, el mismo porcentaje que el GP de Australia y el GP de Rusia, que sin embargo son muy diferentes en número e intensidad de frenada.

El promedio por vuelta de desaceleraciones máximas es de 4,6 G, a pesar de que las 3 primeras zonas de frenada nunca caen por debajo de 5,2 G. Desde el inicio hasta la bandera a cuadros, la energía disipada por cada monoplaza supera los 237 kilovatios hora. En cambio, al agregar todas las cargas en el pedal del freno desde el inicio hasta el final, cada piloto soporta un esfuerzo de 49 toneladas. Casi nada.

 

 

LAS FRENADAS MÁS EXIGENTES

Menos de un tercio de las 17 curvas de Hockenheimring requieren el uso de frenos: cuatro están clasificadas como exigentes para los frenos y una es liviana.

La curva más difícil es la 6 porque los coches deceleran de 329 kilómetros/hora a 65 kilómetros/hora en solo 2,9 segundos: sujetos a una desaceleración de 5,7 G, los pilotos llevan una carga de 214 kilos en el pedal de freno en los 129 metros que dura la frenada.

La diferencia de velocidad es menos alta en la curva 2: de 320 kilómetros/hora a 103 kilómetros/hora en solo 2,66 segundos, lo que se traduce en una frenada muy fuerte. Mientras que la desaceleración es un poco inferior –5.2 G–, la carga en el pedal toca los 178 kilos. Estas características lo convierten en uno de los lugares favoritos para aquellos que buscan adelantamientos.

También vale la pena mencionar la frenada de 303 kilómetros/hora a 109 kilómetros/hora en la curva 8: para completarla, 110 metros, 2,22 segundos y 155 kilos de carga en el pedal son suficientes.

 

Vía SoyMotor.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)