Mar 232013
 
Sus logros fuera de la pista han sido igual de importantes
 
6fernando-alonso[1]Es cuestión de pararse un minuto a pensar en el camino recorrido. Los baches esquivados, los obstáculos saltados… también las alegrías, el centenar de tragos a botellas de champán, las celebraciones, los amigos que se han quedado por el camino, los que todavía continúan a su lado… sus parejas sentimentales. Los monos de diferentes colores con los que ha corrido, la variedad de cascos de su colección, las decenas de circuitos visitados, miles de aviones, y aeropuertos… los momentos épicos que ha regalado a la afición española, sus 87 podios, las 30 victorias, sus dos mundiales… su emotiva victoria en Valencia del pasado verano. La vida que un día eligió Fernando Alonso -y su familia apoyó- ha topado con los 200 grandes premios en Fórmula 1. "Nunca pensé en llegar a la Fórmula 1 y quedarme tanto tiempo".
 
La frenética actividad de la Fórmula 1 evita tener momentos para la reflexión, para saborear cada hazaña lograda o podio acumulado. En cuanto finaliza una carrera se han de analizar datos, mantener reuniones para acercar posturas entre los miembros del equipo, tratar de corregir posibles errores o realizar cualquier actividad pensando ya en la siguiente prueba. Y cuando no hay trabajo en pista o con los ingenieros, el piloto debe atender a la prensa o asistir a un acto promocional. Todo ello es parte de su trabajo y limita los momentos de tranquilidad o soledad en los que el piloto puede pensar en sí mismo para, por ejemplo, echar la vista atrás. El propio Fernando Alonso, en Sepang, admitió que será "al final, al retirarse, cuando llegue el momento de hacer más cuentas". Aún así, compartió uno de estos "momentos" personales con la prensa y habló de su carrera profesional, dejando de lado la actualidad del GP de Malasia.
 
El "orgullo" de una huella imborrable
 
"Son diez años que producen una gran alegría, un gran orgullo. Cumplir 200 grandes premios es una cifra ya bastante respetable. Dentro de poco esperemos poder superar a Michael Schumacher como el piloto con más puntos en la historia de la Fórmula 1. No en un año ni en dos… sino en la historia de la Fórmula 1", repetía el asturiano como dándose cuenta en ese momento de que la gran impronta que está dejando en la historia de esta competición.
 
 
"En victorias estamos entre los primeros, en podios entre los primeros… la verdad es que han sido 200 carreras fantásticas, inimaginables para mí, y cuando me retire van a ser números que nunca hubiera pensado y que por más o menos campeonatos que tenga no van a cambiar mi felicidad y orgullo". Hablando, como es habitual en él, en primera persona del plural, Fernando se aleja de la seguridad y firmeza con la que realiza normalmente sus declaraciones para acercarse a la calidez de un sueño transformado en realidad. Su talento y la confianza en sí mismo han sido las claves en esta historia "inimaginable".
 
Schumacher, por delante de Hamilton
 
El nombre de Schumacher vuelve a salir de su boca al ser preguntado por los contendientes en el ring a lo largo de esta década. Habla de otra Fórmula 1, cuando veía "imágenes onboard, imágenes de él e intentabas aprender de lo que él utilizaba. A día de hoy intentas aprender lo que el monoplaza rival hace en cada curva, no de quien va dentro". Por mucho que haya destacado en la actualidad que su principal rival es Lewis Hamilton, en la retina tiene al 'Kaiser' como "el que más admiración te levantaba". Antes, por su puesto, estaba un brasileño, "me identificaba con Ayrton. Es el piloto que más te sonaba cuando era pequeño".
 
Los póster en las habitaciones de los niños han ido cambiando: Lauda, Prost, Senna, Schumacher… y desde hace 10 años, al menos en España, luce el de Fernando Alonso. Después de 200 grandes premios, Alonso ha logrado algo impensable en España: que en las tertulias deportivas (y de bar) se compatibilice el fútbol con la Fórmula 1. También ha conseguido que en el paddock ya no sea raro que se crucen periodistas con empleados y directivos de empresas españolas. Además, este año, ha vestido de rojo 'cañí' a toda una Scuderia Ferrari con la incorporación de Pedro de la Rosa (la existente presencia de Marc Gené). Estos hitos no se encuentran en los libros de Fórmula 1 pero son tan difíciles de alcanzar como conquistar un Mundial.
 
foton
 
!!Felicidades Campeón…¡¡¡

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)