Ago 282022
 

Sainz salva el podio contra dos Red Bull siderales

ImagenEl madrileño, tercero, no tenía ritmo en la victoria aplastante de Verstappen seguido de Pérez. Alonso, gran quinto con accidente y regalo de Ferrari. Era la parrilla casi perfecta, Carlos Sainz primero y Fernando Alonso tercero, el sueño de cualquier aficionado español a la Fórmula 1. Pero uno se dio de bruces contra la realidad, la enorme superioridad de Red Bull y el paupérrimo ritmo de carrera de Ferrari; y el otro se dio de bruces contra… Hamilton. No era el día de hacer historia e incluso sabe bien el botín final, un tercer puesto de Sainz defendiéndose de Russell como gato panza arriba hasta la última vuelta y Alonso quinto, primero del resto (y delante de Leclerc, con cierta guasa), después de ver al Mercedes despegar, literalmente, sobre las ruedas de su esta vez robusto Alpine. En cualquier caso, ambos fueron actores secundarios en la remontada más sencilla de la historia con victoria de un Verstappen sideral, a 17 segundos de Pérez, compañero y escudero, ambos con un Red Bull de otro planeta que ganará los títulos de pilotos y constructores en 2022 sin oposición. Y el que todavía no se haya enterado, ya va con catorce carreras de retraso.

Gran salida de Sainz, choque Hamilton-Alonso

La primera vuelta fue tensa. Delante, Sainz arrancó impecable con las gomas blandas mientras Pérez se metía en un lío y caía hasta la quinta posición. Entonces, choque de gigantes: Alonso era segundo, se emparejó con él Hamilton de camino a la primera frenada fuerte de Spa y se tiró por el exterior en la curva cinco, encerrando al asturiano por el interior. Se tocaron, el Mercedes trepó por los neumáticos del Alpine y tomó altura para después golpear violentamente con el asfalto. Sir Lewis, que asumió el error, abandonó a los pocos instantes. El coche de Fernando, sorprendentemente, aguantó la sacudida y mantuvo su competitividad.

Sainz salvaba la primera oleada y también la segunda, en la resalida por el coche de seguridad para limpiar un accidente de Bottas provocado por Latifi. Pero por detrás remontaba sin despeinarse un Verstappen intratable. Salió 14º, aunque se quitaron de enmedio los dos Alpha Tauri para salir desde el ‘pit lane’, sospechoso. Después de ocho vueltas ya era cuarto, y eso que se habían perdido cuatro tras el ‘safety car’. Tardó poco en superar a Checo. La primera parada de Carlos llegó pronto, en la vuelta 12, porque la estrategia a dos ‘pit-stop’ era clara.

Sangría en el ritmo del Ferrari

Pero una vez se abrieron huecos y se empezaron a marcar las diferencias, el Red Bull se convirtió en una verdadera apisonadora. Sainz defendía el liderato tras el primer cambio de gomas de todos, pero llegaron como aviones primero Verstappen, y luego Pérez, con hasta tres segundos por vuelta de diferencia. El calor del domingo no reavivó a Ferrari. Carlos apenas pudo defenderse en dos adelantamientos calcados camino de la ‘cinco’, condicionados por una velocidad punta endiablada en el RB18 a la que el F1-75 no ha sabido responder aún. En ese orden cruzaron la meta y subieron al podio, Verstappen, Pérez y Sainz, con 26 segundos de diferencia entre el neerlandés y el madrileño. Pudo ser peor, el Mercedes de Russell presionaba amenazante hasta llegar a dos segundos del Ferrari, si bien no fue capaz de adelantarlo. Llegó cuarto.

Alonso salvó un domingo que empezó con susto, enorme, cuando casi se lo lleva puesto un siete veces campeón del mundo. Además tuvo un golpe de fortuna curioso: en la penúltima vuelta Ferrari decidió parar a Leclerc, quizás en busca de la vuelta rápida. No solo no la logró, sino que además al entrar al pit lane tras la carrera superó el límite de velocidad permitido y recibió una sanción de cinco segundos que le mandó detrás del asturiano en la clasificación. Así que Fernando acabó quinto, un buen resultado tras el tercero en parrilla coronado para Alpine por el séptimo de Ocon. No fue una carrera de emociones fuertes, aunque hubo cosas. Esteban adelantó de una vez a Vettel y Gasly de forma espectacular. El alemán plantó octavo al Aston Martin con ritmo a la par del Alpine. Hay que empezar a fijarse en esas cosas.

Vía As.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)