Nov 192012
 

Domenicali: "Si otro jefe de equipo dice que hemos elegido mal con Massa, os está mintiendo"

El italiano está satisfecho de la transparencia de la decisión antes de la carrera . El jefe de equipo de Ferrari, Stefano Domenicali, se mostró satisfecho con la decisión estratégica de forzar la penalización a Felipe Massa con el objetivo de que Fernando Alonso arrancara el Gran Premio de Estados Unidos desde la parte limpia de la parrilla. Para el italiano, las críticas de los demás jefes de equipo no tendrían sentido ya que hubieran tomado la misma decisión con tal de favorecer a la escudería y trabajar para lograr el mayor objetivo de la formación.

La escudería Ferrari decidió, el día de la carrera, sustituir la caja de cambios de Felipe Massa y la Federación Internacional de Automovilismo (FIA) dio su aprobación al comprobar que uno de los cuatro sellos que la protegen estaba roto. Así, el brasileño penalizó con cinco posiciones, por lo que salió desde la 11ª plaza y dejó a su compañero de filas, Fernando Alonso, en el séptimo puesto y saliendo por la parte limpia.

Para el jefe de equipo de Il Cavallino Rampante, Stefano Domenicali, toda acción comporta un riesgo, aunque la diferencia de prestaciones entre los monoplazas fue notoria. "Tenemos que analizar bien los datos, pero seguramente cuando se busca encontrar soluciones para mejorar al máximo las prestaciones del coche, puede haber este riesgo. Lo considero riesgo y no como datos porque no tengo pruebas ciertas de mi afirmación".

A pesar de la evidencia del por qué de la decisión, el italiano señala que optaron por una actitud correcta al no esconder el motivo que les llevó a forzar la sustitución de la caja de cambios del F2012 de Massa. "Sí, de otra manera no lo hubiera hecho. Y prefiero ser totalmente transparente, porque honestamente para lo que hemos hecho fácilmente podría haberse simulado algo, si hubiéramos querido, pero creo que es más correcto decir la verdad, ése es nuestro estilo, mi estilo. Podéis no estar de acuerdo con nuestra decisión, pero es algo que está en nuestras manos", afirmaba.

Con tal decisión, el equipo Ferrari quería llegar 'vivo' al Gran Premio de Brasil, última carrera del año y dónde tendrán la última oportunidad de superar a Sebastian Vettel. "Retrospectivamente, antes de la salida de la carrera sabíamos que había una gran diferencia de agarre entre filas de parrilla, que era muy grande, y sabíamos que si intentábamos conseguir que fuera Brasil, en la última carrera, la que decidiese, era importante estar con el primer grupo en las dos vueltas iniciales, de otra manera la carrera hubiese estado casi acabada".

Domenicali no se olvida de lo duro que fue para Massa ser penalizado con cinco posiciones y le agradece su trabajo en equipo. "Una vez pasado, creo que desde el punto de vista estratégico era lo correcto, y como he dicho, cuando trabajas para Ferrari sabes que el equipo es el centro de la decisión y también sus intereses, y tengo que agradecer a Felipe por eso. Él ha sido rápido durante todo el fin de semana, y eso es algo positivo también de cara a Brasil, porque allí también necesitamos a los dos pilotos haciendo una gran carrera y queremos desafiar a Vettel para ganar el título de constructores. Creo que lo ha entendido. Le he explicado la decisión. Pero también digo que si otro jefe de equipo dice que no hemos tomado la elección correcta, os está mintiendo", señalaba Domenicali.

El jefe de equipo de la Scuderia también ha tenido palabras para Red Bull, pero, con ansias de venganza, el italiano no olvida cómo Vettel ganó su primer Mundial en Abu Dhabi. "Aprovecho la ocasión para felicitar a Red Bull que ha ganado el Mundial de Constructores. Ahora intentaremos asegurarnos de que estarán tensos incluso hasta después de la bandera a cuadros. Y es que parecen cosas del destino: en 2010 fue más o menos al revés [Alonso llegó a Abu Dhabi con 15 puntos de ventaja respecto a Vettel], y entonces pagamos perdiendo el campeonato".

El italiano tampoco se olvida de cómo Massa se quedó sin su Título en la carrera en Interlagos de 2008. "Y en 2008 ganamos el de Constructores pero perdimos el de pilotos… ¡después de la bandera a cuadros! Así que todo es posible, cualquier cosa puede suceder. Tenemos que mantenernos fríos, concentrados, trabajar duro y preparar esta carrera al máximo que podamos. Y si luego gana Sebastian, le felicitaremos", añadía.

Tras forzar la penalización de cinco posiciones a Massa, Domenicali no consideró las consecuencias que su acción con el brasileño podría tener para los otros pilotos de la parrilla. "Para ser honesto, no. Por eso esperamos hasta el último momento para hacerlo. Eso es una parte de los temas estratégicos que teníamos que decidir. Es parte del juego. Está en el espíritu de la norma, en la norma. De otra manera no lo hubiéramos hecho".

De cara a la última carrera del Mundial, Domenicali tiene claro cuál es el objetivo de Ferrari: quedar por delante de Vettel y garantizar el tricampeonato de Alonso. No obstante, el italiano es consciente del alto rendimiento del RB8 aunque también avisa de que un problema de fiabilidad como el de Mark Webber en Austin podría repetirse en Interlagos. "Pragmáticamente hablando, sabemos que el resultado tiene que ser mejor porque sabemos que tenemos que estar por delante de Sebastian y poner algunos coches por el medio, sin pensar en el peor escenario. Sabemos que no es fácil, porque lo está haciendo muy bien, tiene un coche muy rápido, pero eso no cambia lo que tenemos que hacer", señalaba.

"Tenemos que concentrarnos en nuestro trabajo, con los dos coches, con el equipo y ver qué sacamos de la carrera, porque hoy Mark ha tenido un problema de fiabilidad y eso puede pasar en cualquier momento, pero quiero permanecer concentrado en nuestro trabajo, preparar el coche lo mejor que podamos. Lo digo siempre, pero tenemos que mejorar nuestro ritmo en calificación. Desafortunadamente aquí, donde necesitábamos la mejor posición posible, hemos tenido una de las peores calificaciones de la temporada. Así que necesitamos estar mejor en Brasil", añadía Domenicali.

El mayor problema del F2012 en el Circuito de las Américas fue la tardanza y las dificultades para que los neumáticos se calentaran, en comparación de los otros monoplazas que parecían no tener tal contratiempo. "Necesitamos saber por qué teníamos un problema tan grande con el calentamiento de los neumáticos. Por supuesto, tenemos que asegurarnos de que en Brasil haremos las elecciones correctas en la configuración técnica en este sentido. No sabemos por qué en carrera el problema ha sido menor, pero si os fijáis en los momentos de cambio de neumáticos, teníamos muchos problemas de temperatura en las dos primeras vueltas. Los neumáticos en Brasil serán duros de nuevo, aunque la situación será distinta por el asfalto y la temperatura, pero eso es realmente un tema importante", concluía el jefe de equipo de Ferrari.

Vía cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)