Fernando Alonso diez años en la Fórmula 1

 

Alonso hizo su debut en Australia y a los mandos de un Minardi

[foto de la noticia]

Fue el 4 de marzo de 2001…….

Es el turno de la pertinente foto oficial de cada curso. Tarso Marques, compañero de escudería, a la izquierda. Olivier Panis, volante de BAR Honda, a la derecha. Provoca vértigo echar un vistazo desde lo más alto del banco. Lluvia de flashes desde el tercer peldaño, con Ferrari y McLaren en el mismísimo corazón de la instantánea. A Kimi Raikkonen apenas se le nota el cartel de recién llegado. Incluso parece más tranquilo que muchos otros veteranos. Juan Pablo Montoya no puede decir lo mismo…
 

Nacionalidad Español Bandera de España
Coche n.º 5
Equipo Ferrari
Carreras iniciadas 158
Campeonatos mundiales 2 (2005, 2006)
Victorias 26
Podios 63
Pole positions 20
Vueltas rápidas 18
Primer Gran Premio Gran Premio de Australia de 2001
Primera victoria Gran Premio de Hungría de 2003
Posición en 2010 2º (252 puntos)

Primera entrevista a Fernando 

Diez años mas tarde……

Estos son los numeros del Campeón

Temporada Equipo GP Victorias Poles Podios V. rápidas Puntos Clas. final
2001 Minardi 17 0 0 0 0 0 23º
2003 Renault 16 1 2 4 1 55
2004 Renault 18 0 1 4 0 59
2005 Renault 19 7 6 15 2 133
2006 Renault 18 7 6 14 5 134
2007 McLaren 17 4 2 12 3 109
2008 Renault 18 2 0 3 0 61
2009 Renault 17 0 1 1 2 26
2010 Ferrari 18 5 2 10 5 246
TOTAL   157 26 20 63 18 823  

 
 El español ha superado todas las expectativas

El FC Barcelona llora por las esquinas tras un polémico empate (2-2) en el Bernabéu, que hace un poco más campeón de Liga al Real Madrid de Florentino, Figo y Del Bosque. El Atlético de Madrid trata de poner fin a su inesperado 'infierno' por la Segunda División. Pau Gasol apura sus últimos destellos en la ACB como azulgrana antes de hacer las maletas rumbo a Memphis. Y mientras, un chaval asturiano de apenas 19 años, del que se cuenta que tiene manos de seda para el pilotaje, prepara su primera aventura en la Fórmula 1 bajo el cobijo del humilde 'box' de Minardi. La crónica de una aventura de aquel 4 de marzo de 2001 que pudo vivir así…

Nervios de novato y pulsaciones a mil por hora a los mandos del volante menos deseado de la parrilla, con apenas 30 kilómetros de rodaje sobre una pista de avión y un fin de semana de entrenamientos como puesta a punto. Demasiado calor en Melbourne. Un mono huérfano de patrocinadores que pesa cada vez más. La impresión es enorme al cruzarte por el paddock de Albert Park con el tricampeón Michael Schumacher, nada que ver con su imagen en la televisión. O con el imperturbable Mika Hakkinen, el campeón destronado. Todo un lujo el motorhome de Ferrari. Nada que envidiar al hopitality de McLaren. "Quién sabe si algún día…". No hay nada que impida pensar que todo es un sueño. Sin embargo, apenas hay tiempo para disfrutar del momento. En España, y sobre todo en Oviedo, miles de personas han madrugado un domingo para seguir la carrera. No se puede fallar.

La motivación es extrema y la tensión crece según se acerca el momento de pisar el 'pit lane'. Abrazo de ánimo e inyección de moral de Joan Viladelprat, director de Prost y Joaquín Verdegay, comisario de la F1. También de Marc Gené, probador de BMW Williams después de dos brillantes años en Minardi, donde fue nombrado 'debutante del año'. Por ahí emerge la mirada cómplice de Flavio Briatore, patrón de Benetton. "Su apuesta de futuro de cinco años y la cesión a Minardi puede ser positiva". Las reflexiones, casi infinitas, sólo son interrumpidas por los mensajes de ánimo de Paul Stoddart, magnate de la aviación y reciente dueño del equipo.

Gustav Brunner, ingeniero del equipo, da el OK. Pulgar arriba. El casco aprieta más de la cuenta y el 'cockpit' (cabina) se estrecha por momentos. Pero ya no hay marcha atrás. Apenas se distingue el semáforo desde la 19ª posición de la parrilla. Hay que tener calma. Últimos segundos para que arranque la carrera. Tres, dos, uno… Luz verde. Aún toca esperar turno a la zona lenta. Mirada clavada en el alerón trasero del Benetton de Giancarlo Fisichella. La vista da para poco más.

Tras unos interminables instantes de espera, el oscuro Minardi número 20 echa a rodar. Hay pista libre. El corazón se dispara y la mente inicia un viaje contra sí misma. La consigna es clara: hay que finalizar la carrera y cometer el menor número de errores. Primer paso por meta, los nervios amagan con aplacarse… "Lo más difícil ha sido la primera vuelta, porque se hacen tres hileras de coches y hay que saber cuál es la buena".

El reto de entrar a boxes

Todo marcha tranquilo… Mucho más tras superar a Fisichella, compañero en Benetton Renault y rival durante la temporada. Pero toca entrar a boxes. La primera visita al garaje. La sangre vuelve a bullir. Algo va mal. "No se me olvidó darle al botón [limitador de velocidad], las luces [de aviso] estaban encendidas, pero el coche corría mucho". Los jueces anuncian una sanción. Es para el Minardi número 20. 'Stop and go' de 10 segundos. El sabor de la primera 'multa' en la Fórmula 1.

La salida de boxes parece sencilla pero… "He hecho perder un puesto a Barrichello (Ferrari), pero es que no se veía por el ángulo de los retrovisores cuando he ido a salir".
Gesto de recriminación del segundo del brasileño, el segundo de a bordo en la 'Scuderia'. Hay que olvidarlo cuanto antes. Irrumpe el 'safety car' pero es difícil saber qué ha ocurrido. Instantes después un escalofrío recorre todo el cuerpo después de ver el BAR Honda de Villeneuve hecho trizas… Parece que los pilotos están bien, aunque algo ha pasado con uno de los comisarios.

Faltan pocas vueltas y el sueño de cumplir los 58 giros al trazado de Albert Park está cerca. Es momento de apretar los dientes. "No tenía nada que conservar en el coche. Si se rompía, se rompía. He ido tan rápido como he podido". Michael Schumacher entra en meta con poco más de un segundo de ventaja sobre David Coulthard. Aún quedan dos vueltas. Sin duda, las más duras y extenuantes.

Una carrera de eliminación
La carrera parece más una prueba de eliminación que de velocidad. Por el camino, nueve pilotos han quedado fuera de combate. Cinco por avería [Mazzacane, Trulli, Montoya, Marques y Button] y cuatro por sendos accidentes [Villeneuve, Ralf Schumacher, Hakkinen y Bernoldi]. Última vuelta. Cinco kilómetros para disfrutar. Mensaje radiofónico de ánimo del jefe Paul Stoddart. Terminar es casi un milagro, hacerlo en la 12ª posición, una gesta. Curva a la derecha antes de enfilar la recta principal. Frena el coche y el corazón vuelve a dispararse. "De modo que uno se siente así…".

Misión cumplida. Ahora la obsesión es bajar del monoplaza. Aparcar el bólido y confirmar que no ha sido un sueño. Último rugido del motor antes de quitar el contacto. Fuera casco y pie a tierra. La sensación es extraña pero placentera. Una toalla amiga liquida el sudor y toca saborear un debut para recordar. Así lo confirma Joan Viladelprat, satisfecho por el octavo puesto del Prost de Luciano Burti.
 

Es hora de ir al motorhome a descansar y celebrar el logro en la justa medida. Allí acude también la prensa extranjera, que no para de hacer preguntas casi con incredulidad. Les resulta difícil de asumir que con sólo 19 años y una experiencia casi nula, alguien pueda terminar un gran premio con este coche. Mucho más haber terminado por delante de sus 'compañeros' en Benetton Renault, Button (abandono) y Fisichella (13º), y rodar al rimto de los Arrows y los Jaguar. "Si me doblaron en igualdad de condiciones, me hubiera bajado, pero me han doblado otros coches, no otros pilotos".

Así pudo vivir Fernando Alonso su desembarco en la Fórmula 1. Luego llegaría la primera victoria en Hungaroring (2003), el golpe al Mundial (2005) y un segundo título consecutivo (2006). Y también llegó el fichaje por McLaren (2007) y su traumático año junto a Lewis Hamilton y Ron Dennis. Y su regreso a Renault, a los brazos de 'papá' Briatore (2008). Y el sonado fichaje por Ferrari (2010), donde a punto estuvo de volver a ser campeón en su estreno. Diez años de batallas, lamentos y sonrisas. Diez años de récords con los que mirar cara a cara a los Senna, Prost, Schumacher y compañía. Por suerte, aún queda lejos el momento de narrar su último paseo.

Entrevista a Fernando con motivo de su décimo aniversario en la Fórmula 1

Diez años de aquél debut en Australia. Tocaba hablar con Fernando un poco de ésto y de aquéllo, de cómo lo veía y lo ve ahora, de lo que ha cambiado en unas cosas y lo poco que lo ha hecho en otras. Nos dio un buen rato en los pasados test de Montmeló y así quedó la cosa. A mí me sorprendieron algunas respuestas.

PREGUNTA. ¿Qué recuerda de aquél 4 de marzo en el Gran Premio de Australia 2001? ¿Piensa alguna vez cómo era Ud. y en qué condiciones llegó a la Fórmula 1 con aquél Minardi?
RESPUESTA. Pues no la rememoro mucho. La verdad es que no me suelo acordar nunca de ella. Si hago memoria ahora que me lo preguntas pues me acuerdo, porque tengo bastantes recuerdos de aquél día, pero pensarlo yo…

P. ¿Ni siquiera de cómo vivió el debut?
R. Hombre tenía una sensación muy buena de sentirme muy feliz, muy privilegiado de poder estar allí porque siempre el debut es emocionante. Estaba en Australia toda la semana con ganas de que llegara el domingo para debutar porque el lunes ya iba a poder decir que había participado en un gran premio de Fórmula 1, así que era una gran sensación.

P. ¿Es verdad que no conocía la cara de muchos pilotos y que Barrichello le pareció… poca cosa físicamente?
No, no dije nada de ninguno, pero sí que no les conocía demasiado. Yo siempre había corrido en karting, luego la Fórmula Nissan era siempre en España y la tele no daba la Fórmula 1. Sólo pude haber sabido algo de ellos cuando corrí la F3000, que era el mismo fin de semana de carreras, pero tampoco les veías en el paddock porque no era el mismo, así que conocía muy poco de todos.

P. ¿Se sentía pequeñito?
R. Sí… quizás no pequeñito, pero sí que me sentía raro. Lo que más cambia de la F1 respecto a otras categorías es la atención mediática, las cosas que tienes que hacer con eventos y patrocinadores, las fotos tuyas con el casco y sin el casco, la de la parrilla con todos los pilotos como si fuésemos un equipo de fútbol… todo aquello no existía en otras categorías por lo que los días previos a la carrera había esta acumulación de cosas que te hacían sentirte, si no pequeño, muy raro, estresado.

P. ¿El Minardi aquél era un hierro o ahora que ha probado de todo le recuerda con cariño?
R. No creo que fuera tan malo, sobre todo el chasis. El motor sí que era un Cosworth desfasado de año atrás y no estaba a un nivel muy bueno pero el coche, para el debut, era fenomenal: frenaba mucho más que cualquier coche que hubiera probado, aceleraba mucho más corría mucho más y me parecía que era buenísimo en aquella época.

P. ¿De todas las F1 que ha vivido en diez años, la más excitante es la de los potentes motores V10?
R. Yo creo que sí, los años 2004 ó 2005 con diferencia, porque el coche era más potente, había guerra de neumáticos entre Bridgestone y Michelin, neumáticos que nos hacían rodar un par de segundos más rápidos y los motores tenían 900 caballos de potencia. Incluso con la aerodinámica tan precaria de hace seis años comparada con la de ahora en Cheste rodábamos en 1:08 por 1:14 de ahora, seis segundos más rápido. Esos coches serán difícilmente igualables.

P. ¿Algún día contará la verdadera historia del ‘no’ a Ferrari en 2001?
R. Pues es que no hubo tampoco nada firme. Tenía la oportunidad de correr con Prosa, que tenía motor Ferrari, que es como si ahora alguien tiene la oportunidad de correr con Sauber o con Toro Rosso, no tiene nada que ver con Ferrari. Prost sólo tenía motor Ferrari y la oferta era correr allí y luego a lo mejor ser probador de Ferrari o a lo mejor no y volver a la F3000. No me aseguraban nada, mientras que Renault pues si que me ofrecía una posibilidad con una perspectiva mejor, correr en Minardi un año pero luego entrar en Renault oficialmente y máximo ser un año probador para al final poder correr.

P. Al final ganó usted esa batalla.
R. Bueno, gané dos campeonatos con Renault y no me quejo, me salió bien aquello.

P. ¿Diez años después uno sigue amando este deporte o el tiempo lima todos los cariños?
R. Si, si (rotundo). Lo entiendes mejor también, sabes que no son sólo carreras de coches, que la Fórmula 1 también es mucho negocio e intereses. Tienes que quererlo con las cosas buenas y las malas que tenga.

P. ¿Ha cambiado el punto de vista sobre algunos temas que antes no soportaba?
R. Si, claro. Acabas viendo que no es una competición pura y dura, que los coches no son iguales, que las reglas no son iguales para todos a veces, sabemos que hay que aceptarlo así porque quizás parte del encanto de la Fórmula 1 también venga por esto, porque si no sería una GP2 y la GP2 no tiene el interés de la F1.

P. Dice que sigue enamorado de este deporte. ¿Le gustaría seguir vinculado a él más adelante, en el muro de un equipo o siendo jefe de alguno?
R. No lo sé. Diría que no a día de hoy porque lo que me gusta es conducir y si no corro en F1 algún día será difícil dejar un volante porque es lo que llevo haciendo toda mi vida. Por eso creo que preferiré pasar los fines de semana subido en un kart o en un kartcross divirtiéndome yo por mi cuenta que haciendo cualquier otro trabajo.

P. Es decir, que de presidente de la FIA ni hablamos…

R. No, no creo.

P. Entonces, todo ese talento perdido… trucos de carreras que se sabe, la experiencia de tantas victorias.
R. Bueno ya veremos, seguramente se puede aplicar en un futuro con algún piloto joven, o quizás algún día tenga la ocasión de poder decírselo a alguien. También hay proyectos como el del circuito mío de Asturias, donde habrá una buena labor de educación vial y donde puedes contar a la gente tus experiencias o aprovecharlas en algún curso de conducción deportiva. Sí, creo que podré aprovechar todo lo que he podido conocer estos años de carreras.

P. No sé si sabe el dato. El 75% de las carreras que ha disputado ha quedado igual o mejor de donde salía antes de llegar a meta o tener alguna avería. Sólo Schumacher tiene un porcentaje similar en esta década. ¿Qué le dice esto?
R. (se ríe) Nada… no lo interpreto de ninguna manera en particular, sólo que he tenido siempre suerte de contar con coches muy buenos en mi carrera. De los peores coches que he tenido igual fue el R29 de 2009 y con ese logré un podio en Singapur. Ya quisieran algunos que uno de los peores coches que tuvo le permitiese lograr un podio, pensando en la gente que corre en Sauber o Force India o estos equipos. Así que he tenido suerte.

P. ¿Pero no define a un campeón que siempre esté por encima de su coche?
R. No lo sé… (pausa larga) Creo que es difícil valorar los resultados de un coche o un piloto. Tú haces tu trabajo y eres lo más profesional posible para ayudar a tus equipos. Nada más. Sólo que siempre intentas dar el máximo.

P. Oiga, que modesto es. ¿Nunca se ha sorprendido a sí mismo?
R. Pues… (larguísima pausa)

P. Nunca se ha dicho ¡coño que bueno soy!
R. Es que si te sorprendes siempre es de manera negativa. Cuando haces la cosas bien, todo va bien y a veces si te sales de la pista o te subes a un bordillo, haces medio trompo y te adelanta un coche, cuando acaba la carrera te exiges a ti mismo que eso no vuelta a pasar porque es un error que no tenia que haber ocurrido.

P. ¿Se ha sentido alguna vez en inferioridad de condiciones con algún rival o compañero? ¿Ha pensado, éste es mejor que yo?
R. No. Sabes que muchas veces es imposible luchar con muchos equipos, como era el caso de 2003, 2004, 2008 o 2009 donde Ferrari o McLaren dominaban claramente y tú estabas en Renault o Minardi y te tienes que contentar con sextos, séptimos o algún podio de vez en cuando. Ahí sí que te resignas un poco a que es imposible luchar de tú a tú con ellos porque iban demasiado rápido.

P. ¿Y en inferioridad de trato?
R. Tampoco en especial. Seguramente en el año en McLaren me sentía un poco fuera del equipo en sí, no compartía prácticamente nada de lo que hacían.

P. ¿Alguna vez ha necesitado pedirle un consejo a alguien, empezando o ahora?
R. Deportivamente hablando la verdad es que no, seguramente a mi familia algo pero de decisiones o cosas que tienes que hacer, no de pilotaje.

P. ¿Se arrepiente de alguna cosa que haya dicho en este tiempo, o si la lee ahora la matizaría?
R. No (rápido) Todo estaba muy pensado y lo que dije fue sabiendo lo que decía y de la verdad que decía. Si molestó la verdad alguna vez no era problema mío en ese momento.

P. ¿Algún sacrificio especialmente doloroso?…

R. Seguramente el sacrificio mayor es dedicar nuestra vida, nuestros primeros 30 ó 40 años de vida única y exclusivamente a esto.

P. Siente que ha perdido la juventud…
S. Si, he perdido prácticamente todo lo que sería una vida normal, pero bueno, lo compensa lo que vivo en la Fórmula 1y soy consciente de que cuando me retire tendré una edad en la que ya no voy a hacer otras cosas. De los 15 a los 40 años vives solo para esto.

P. En 2006 decía que no se veía hasta los 37 corriendo y de repente, casi de la noche a la mañana, se ve otra década rodando por el mundo. ¿Qué ha ocurrido?
R. Pues sí, creo que en aquel momento pensaba que ya era bastante, quería vivir  también algo de esta vida que pierdes y tampoco pensaba encontrarme tan a gusto como me encuentro ahora en Ferrari. Ahora tengo otro nivel de ver las cosas, otra paciencia. Estar en Ferrari ha sido una bonita sorpresa, es mucho mejor de lo esperaba y eso que esperaba un equipo de leyenda, mágico, pero es más de lo que se ve desde fuera. Por eso ahora no tengo prisa por marcharme, aquí disfruto haciendo segundo, octavo o el veintitrés, disfruto por el hecho de pilotar un Ferrari.

P. Ahora lleva Ud. ese Ferrari, puede adelantar mejor, siempre ha sido de los que arriesgan en esa maniobra hasta con el Minardi. Que ahora sea más fácil con tanto alerón y kers… ¿le molesta?
R. No, creo que no molesta. Es cierto que va a haber más oportunidades y todos vamos a aprovecharlo, los que tienen más facilidad para adelantar tendrán algo más de ventaja extra y los que tenían más dificultad pues ahora tendrán alguna posibilidad, pero va a seguir habiendo diferencias entre los que adelantan mejor o peor.

P. Senna dijo una vez, “todos los años hay un campeón, pero no siempre hay un gran campeón”. ¿Lo comparte?
R. Seguramente es cierta. Siempre tiene que ganar alguien, pero luego en la historia de la Fórmula 1, si le preguntas a cualquiera te dice diez nombres, no te dice más, porque son los que han calado o los que han hecho algo extraordinario y esos nombres siempre son los de Lauda, Fangio, Prosa, Senna y toda esta gente. Campeones hubo muchos más, solo que quedan olvidados.

P. No se incluye.
R. Cuando me retire, a ver si he ganado lo suficiente para ser recordado. Y si no lo soy, pues me retiraré igualmente muy contento y orgulloso de la experiencia vivida en este deporte.

P. Sea sincero… ¿algún día, como al resto de mortales, no le ha apetecido ir a la oficina a currar?
R. (Otra pausa larga) Bueno, hay días… Hay que pensar que nosotros tenemos ocho días de entrenamientos y 20 carreras al año. El resto de los 200 días se van en preparación física, en 60 ó 70 eventos al años, siete u ocho rodajes de televisión al año y alguno de esos días fuera del coche pues… algún madrugón te pegas y si es para rodar un anuncio o mensajes para televisión, pues te da algo más de pereza, pero los haces también.

P. Sigue sin twitter o facebook, que debe ser casi el único piloto ya… ¿Para Ud. no sería una forma ideal de hablar con sus fans sin intermediarios ni interpretaciones, de hacerse entender mejor?
R. Es que no tengo ninguna necesidad de explicarme mejor. Al final de mes me paga Ferrari por pilotar un coche, ir al simulador, trabajar con los ingenieros. Si un día dicen algo de mí y tengo que aclararlo en una red social o si otro día dicen que he comprado una casa en Canarias y tengo que desmentirlo en otra red social, o si otro dicen que se me ha escapado el perro y un coche ha tenido que frenar en un paso de cebra y tengo que salir a aclararlo… yo no tengo que aclararlo, no vivo de eso, vivo de conducir un coche.

P. Lo decía por tener precisamente más contacto con los suyos.
R. Yo a los míos les llamo todos los días por teléfono.

P. Perdone que insista, pero es que da la sensación de estar muy atento a todo lo que se publica, de algunos foros en la red donde no tiene buena imagen, y que le preocupa.
R. Que no, que no, no me preocupa. Lo que está claro es que hay 40 millones de personas en España y habrá 100, 1000 o 10.000 que hablan y hacen ruido y otros 39.980.000 que están en casa haciendo la comida a sus niños y llevándoles a la guardería, disfrutando de la carrera del domingo, viendo el fútbol y yéndose a dormir. Esos no tienen tiempo para hacer el tonto.

P. Sabe que dice mucho la frase, “por tanto, cero preocupaciones”. Es un clásico en la prensa y aplaudimos cada vez que la dice…

R. Me he acostumbrado a decir siempre la misma frase, dado también por las mismas preguntas que normalmente recibo (se ríe). Más que nada porque hago una rueda de prensa en inglés, otra en italiano, otra en español, a veces en francés en las cuales el 80% son preguntas repetidas, por lo que tienes unas respuestas ya estándar. A veces sé que me preguntáis por las nuevas normas y respondo otra cosa diferente pero porque la tengo ya automatizada.

P. Ahora que lo dice… ¿Se da cuenta de que siempre suele empezar sus respuestas con “no” y muchas veces termina dando la razón al periodista?
R. Mira, he aprendido a intentar no decir nada en las respuestas porque creo que carecen de valor muchas veces. Cuando hay algo que contar o una información exacta, pues se sabe. Cuando hay una clasificación, se sabe quien ha hecho la pole y se intenta explicar qué ha salido bien y qué mal, los reglajes, la lluvia, etc, Eso creo que es lo interesante porque da información al público. Lo demás es tan genérico que carece de importancia como las ruedas de presa en los test: (se rie) intento alargar las respuestas para no tener que decir nada porque la información real que hemos recogido es totalmente confidencial.

P. Espero que no lo haga conmigo ahora… ¿El tamaño de uno se mide por el número y la dimensión de sus enemigos?
R. Insisto… yo no corro en la Fórmula 1 para hacer amigos, mi preocupación no es retirarme de este deporte con más amigos que enemigos, sino con muchos títulos porque significaría que para lo que me han contratado he cumplido, he hecho mi trabajo. En todo caso sí que yo creo que valoras a las personas por el cariño que se les muestra o los amigos que tenga como ha pasado ahora con el accidente de Kubica. Ha habido una respuesta unánime por parte de todo el paddock, todos los equipos, todos los pilotos, porque es un piloto diferente, con su carácter, con su todo, pero querido en general. Cuando pasa algo como esto se demuestra todos los amigos que tiene o todo el cariño que se le puede tener y esto es bonito.

P. Usted tuvo un susto importante con un camión montando en bicicleta hace poco ¿Uno no puede evitar los riesgos?
R. A ver, todos los días nos la jugamos y cualquiera que vaya al trabajo en coche pues también, nadie sabe lo que puede pasar. Aquél día iba en bici con otro amigo, a mí el camión me pasó muy cerca y al de delante le tocó el hombro sin llegar a tirarle, y luego se fue hacia la cuneta, o sea que si llegamos a estar un poco delante se habría acercado demasiado, demasiado… Estamos siempre con la famosa duda ¿Qué haces? No te vas a quedar en casa siempre y más con los pocos test que hay es imprescindible entrenarse de alguna manera. Los rallys o el karting o lo que sea para nosotros es el día a día.

P. Por cierto ¿Sabe Ferrari que monta Ud. en avioneta?
R. (se ríe) No hay problema, son seguros.

P. ¿Le gustaría que hicieran una película sobre su vida?
R. Sí (con tono de ¿porqué no?)

P. ¡Vaya!, ¿pero de qué tipo?, ¿drama, comedia?…

R. ¡De terror! No, a ver, estoy seguro de que con ella muchos aficionados se sorprenderían de cómo es el día a día, o un entrenamiento. Seguro que hay gente con curiosidad de saber a qué hora te levantas o como es un día normal, qué haces cuando acabas un test, tu avión, qué haces en casa…si tienes la nevera vacía porque no has parado por casa en muchos días, las típicas cosas o anécdotas que en forma de película o cualquier formato seguro que la gente le gustaría.

P. Amenaza siempre medio en broma con que tiene ese libro preparado para desenmascararnos a todos… ¿lo hará?
R. Yo creo que sí

P. ¿Pero lleva un diario de a bordo con todo?
R. Aquí lo tenemos (señala a su manager, Luis García Abad, que estuvo en aquella primera carrera en 2001 y asiente cómplice)

P.  Como le gusta tanto repetir habitación, etc. ¿Es cierto que se levanta alguna mañana y no sabe en que hotel está, qué gran premio es o incluso qué año es?
R. Hombre el año sí, no estoy tan mal… pero sí que a veces te despiertas, te suena el hotel, pero no sabes bien si es Australia o Francia. Hace dos años, donde más noches dormí en la misma cama fue en Australia, porque fui unos días antes a hacer un evento y estuve 12 días, y no estuve 12 días durmiendo en la misma cama en todo el año, en mi casa nunca estuve 12 días seguidos. Creo que con esto la gente se lleva una mejor idea de la vida que llevamos.

P. ¿Guarda algún talismán de los primeros días, como aquella pistola de agua, las pulseras, etc?
R. Ahora no llevo nada.

P. ¿Se ha quitado ya todo las supersticiones con los números también?
R. No, sigo, sigo, pero menos, como estos últimos años las cosas salían mal pues llevaba cosas que pensaba que me iban bien y como salía mal pues me daba cuenta de que no servían para nada, así que me dije, vamos a empezar de cero.

P. ¿El tío más inteligente que ha conocido?
R. Mi padre.

P. ¿Y de dentro de las carreras?
R. Mi padre también.

P. ¿Ha contado todos los trofeos que tiene?
R. No, seguro que mi padre lo sabe porque está todo organizado para ir al museo, pero vamos de Fórmula 1 hay los sesentaipico podios, pero luego del kart creo que tengo unos 200. Más premios y galardones y diplomas pues en total habrá unos 400 ó 500.

P. ¿El más bonito? ¿El que siempre que entra en esa habitación mira primero?
R. El de campeón del mundo es el que más me gusta, el que más respeto impone, pero me gusta también el de Inglaterra, el de la victoria en 2006 porque es todo dorado, diferente al resto que son cromados, es todo color oro.

P. Lo más caro que se ha comprado últimamente… pero pagando tú con tarjetazo.
R. Un bolso para mi mujer. 

P. ¿Y algo que no se ha podido comprar con dinero y que le gustaría tener?
R. Joer qué preguntas… necesitan preparación…. Hacer una vida normal, ir a un restaurante y cenar tranquilo. Así que, posiblemente, ser invisible.

Imposible resumir diez años en diez fotos pero para recordar sirvan estas………..

Vía, elmundo.es, marca.com, elgrancircodemigelsanz.com,f1enestadopuro.com

Ver mas >>> Fernando Alonso Página siguiente >>> Vídeos de Fernando Alonso

Share

  4 Responses to “Fernando Alonso diez años en la Fórmula 1”

  1. Mamen!!! Esta vez te has superado a tí misma!!!!!!! Entre lo del tributo a Senna, que casi me hace llorar, y esta pedazo de presentación a nuestro nano… No sé cómo lo haces pero deberías echar currículum para trabajar en esto….!!!! VA en serio.
    Mira si tienes un sitio en preparación de reportajes y montajes, dedicación no te falta, y sobre todo, entre que eres una fuente de info andante y la base de datos con que cuentan los profesionales… En fin, piénsalo.

    Ya oigo desde aquí el ruido de Australia!!!!!! un pequeño madrugón sábado y domingo, pero con sabor a gloria. Estoy inquieta y ya se nota el ambiente de tensión en mi residencia, a ver si este año consigo enganchar a otras 20 para que sigamos de cerca a Fernando, y de paso te cojo más adictos al blog (más trabajo para tí, algún día me matas).

    Sigue trabajando y lo dicho, cada día te superas a tí misma.
    Un abrazo

    • Guapa ya te echaba de menos, no se si te habrán pitados los oídos y por ello viniste pero llevo días acordándome de ti y a punto de mandarte un correo por que no sabia nada, al menos para saber si todo bien, pero ya veo que telepaticamente algo hizo efecto y aquí te tengo. Una vez mas para darme esas palabras tan bonitas de animo y aliento que son de muy agradecer después de tanto trabajo. Lastima que solo tengo dos manos y no doy a basto, ahora estoy super liada, que si el cumple de Ayrton, aniversario Fernando, actualiza los Grandes premios, la parrilla, tanto de pilotos como escuderías, el previo especial 2011 y el previo de GP Australia que tenia que haber empezado ya, así que estoy atacaaaaa, y de los nervios por el empiece y por que no doy mas de si de lo que quisiera. Pero si todo esto tiene de recompensa las cosas que me dices bien merece la pena. Ojala y alguien piense lo mismo que tu yo estoy dispuesta a firma donde sea jajajaajjaj…………supongo que el que siembra termina recogiendo, lo que no se es cuando…………jajajaj………PD: Estamos en ello……

      Muchas gracias una vez mas por estar ahí, por tu incondicionalidad, por la publicidad que me haces, tu trae a todos y dile lo mismo que te digo yo a ti, que os espera una gran temporada, tanto de f1 como por aquí , tenemos en mente muchos cambios mejoras y cosas nuevas que a buen seguro os gustara, sobre todo un par de sorpresitas muy pero que muy buenas, solo me hace falta tiempo para poder desarrollarlas, pero nunca es tarde si la dicha es buena, solo pido un pelin de paciencia que todo llegara………..bsssss

  2. Muchas gracias, Mamen. Parece que tú también ibas dentro del coche. Tu pasión le dará como mínimo una décima extra por vuelta al Nano.

    Un abrazo,

    Ji

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)