Felipe Massa

 
massa.png

 

Brasil Brasil
São Paulo
25-04-1981
59 kg
166 cm
2002
Sauber
19
Web oficial

 

 

MÁS DATOS

252
11
15
1124

 

 Últimas noticias de Felipe Massa

 

Trayectoria F1

Año Dorsal Equipo Motor Neumáticos Chasis Pos. Vic. Poles V.R. Ptos. GPs
2016 19 Williams Mercedes Pirelli FW38 11 53 21
2015 19 Williams Mercedes Pirelli FW37 6 121 19
2014 19 Williams Mercedes Pirelli FW36 7 1 1 134 19
2013 4 Ferrari Ferrari Pirelli F138 8 112 19
2012 6 Ferrari Ferrari Pirelli F2012 7 122 20
2011 6 Ferrari Ferrari Pirelli 150º Italia 6 2 118 19
2010 7 Ferrari Ferrari Bridgestone F10 6 144 19
2009 4 Ferrari Ferrari Bridgestone F60 11 1 22 10
2008 2 Ferrari Ferrari Bridgestone F2008 2 6 6 3 97 18
2007 5 Ferrari Ferrari Bridgestone F2007 4 3 6 6 94 17
2006 6 Ferrari Ferrari Bridgestone 248 F1 3 2 3 2 80 18
2005 12 Sauber Petronas Michelin C24 13 11 19
2004 12 Sauber Petronas Bridgestone C23 12 12 18
2002 8 Sauber Petronas Bridgestone C21 13 4 16

 

Historia

2015 (Williams; 6º, 121 puntos)

Felipe Massa arranca la temporada con el objetivo de superar la anterior campaña, en la que anota 134 puntos, tras un gran año con el equipo Williams. Su empresa comienza bien, pues después de acabar cuarto en la cita inaugural de Australia, es un habitual dentro de los puntos durante las primeras cinco carreras del Campeonato.

Sin embargo, las calles de Mónaco se le atragantan al brasileño y la mala gestión de los neumáticos provoca que no pueda ser más que 15º, uno de sus peores resultados del año. En Austria llega su primer podio de la temporada. El segundo y último viene tras la vuelta del parón veraniego, en Italia, a raíz del problema de motor de Nico Rosberg, que sabe aprovechar Massa.

Pocas semanas después, en Singapur, Felipe abandona por primera vez en la temporada, en una accidentada carrera para el brasileño. Primero un golpe con Nico Hulkenberg le obliga a entrar en boxes por segunda vez y poco después, sufre un problema con el cambio, que significa el abandono del piloto de Williams.

En Japón se repiten los problemas, pero en este caso, con un pinchazo tras la salida, que compromete el resto de la carrera para Felipe. Aquí se lleva el peor resultado de la temporada, al terminar en 17º puesto. Estados Unidos tampoco trae buena noticias para el brasileño. En primer lugar, un toque en la primera curva con Fernando Alonso daña su monoplaza y posteriormente, un problema con la suspensión trasera supone su segunda retirada del año.

Con el estreno de México, Felipe vuelve a sumar puntos con un sexto lugar, aunque en Brasil acaba descalificado, por haber detectado temperaturas más altas de las permitidas en una de sus gomas, en los instantes previos a la salida. Una sanción que los de Grove tienen intención de apelar pero que finalmente, deciden no recurrir porque no cambia demasiado el Campeonato y supone un gran gasto de dinero por su parte.

En Abu Dhabi, Massa pone fin a la temporada con un octavo puesto para sumar 121 puntos, 13 menos que en 2014 y 15 por detrás de su compañero, Valtteri Bottas. Sin embargo, el año del veterano piloto puede firmarse con buena nota, al tener en cuenta la notable mejoría de Ferrari y la rivalidad que han mantenido con Red Bull o Force India. 2016 será una temporada para intentar mejorar y acercarse a Mercedes en la lucha por objetivos importantes. Williams tiene el potencial y Felipe aporta sus manos para intentar superar lo conseguido esta campaña.

2014 (Williams; 7º, 134 puntos)

Tras acabar su ciclo de ocho años con Ferrari, Felipe Massa acertó de pleno en la elección de su nueva escudería: Williams. El equipo británico pasó de un noveno lugar en el campeonato de constructores de 2013 a entrar en el podio (3º) en 2014, debido sobre todo a la importancia del motor Mercedes.

El brasileño mejoró sus resultados respecto a su último año en Ferrari, a pesar de que en el inicio de la temporada tuvo muchos problemas de fiabilidad, algo que finalmente le costó caro en el campeonato de pilotos. Massa abandonó en 4 de las primeras 10 carreras del año y, de todas ellas, su única gran actuación (4º) fue en Austria, donde consiguió una Pole que no hacía desde Brasil 2008.

Massa tuvo que esperar hasta la segunda mitad de la temporada, mientras Williams seguía mejorando su rendimiento, para saborear el podio. En concreto, fueron 3 (Italia, Brasil y Abu Dhabi) las veces que el subcampeón de 2008 se subió al cajón. No obstante, el ex de Ferrari fue claramente derrotado por su compañero de equipo, Valtteri Bottas; que obtuvo 6 podios y 186 puntos.

Así, 'Felipinho' concluyó su primera temporada con los de Grove con muy buen sabor de boca y con la sensación de haber recuperado su mejor versión, la cual querrá mostrar en muchas más ocasiones en un 2015 donde repetirá con Williams junto al propio Bottas.

2013 (Ferrari; 8º, 112 puntos)

Tras concluir 2012 en muy buena forma, incluso con más ritmo que Fernando Alonso, Felipe Massa afrontó su octavo año en Ferrari con la esperanza de volver a estar delante de forma habitual. Tal premisa se cumplió en las primeras tres carreras del año donde, pese a no subir al podio, rondó los puestos de cabeza demostrando que piloto y equipo estaban en forma.

Su podio en Barcelona, el único de la temporada, hacía presagiar un buen año para el brasileño ya que estaba aguantando el ritmo de su compañero. Sin embargo, y pese a terminar 15 de las 19 carreras en los puntos, Massa no terminó de rendir como se esperaba a la hora de restar puntos a los rivales directos de Ferrari y Fernando Alonso en la lucha por ambos títulos.

Los rumores sobre su salida del equipo volvieron a aparecer pero, esta vez, se hicieron realidad y el paulista anunció en septiembre que la de 2013 sería su última temporada con Ferrari. Al día siguiente, la Scuderia anunciaría a Kimi Raikkonen como sustituto del brasileño y este, a su vez, desvelaría en noviembre que Williams sería su nueva casa a partir de 2014.

2012
Felipe Massa se enfrentaba a un año crucial para su carrera deportiva en la Fórmula 1 y especialmente para su continuidad en Ferrari. Los resultados del brasileño en 2011 provocaron una oleada de críticas sobre su rendimiento y la capacidad de pilotar uno de los bólidos de Maranello una campaña más. Así, el de Sao Paulo era consciente de que si quería seguir vistiendo de rojo tenía que rendir como nunca antes.

A pesar de la nueva filosofía a acatar, los mejores momentos de Massa llegaron a mitad de temporada con el colofón final de dos podios, en Japón y Brasil. 2012 arrancó con el abandono en Australia, el único de la temporada, pero ocurrido en la primera prueba del año cuando el brasileño debía empezar a mostrar un alto rendimiento al volante del F2012. En los cinco primeros Grandes Premios, Massa sumó sólo dos puntos respecto los 61 conseguidos por su compañero de equipo, Fernando Alonso, en los mismos compases del Mundial. Tales actuaciones incrementaron las informaciones que le situaban fuera de Ferrari para 2013 e incluso para las últimas carreras del Mundial 2012.

Muchos fueron los nombres que sonaron como candidatos a reemplazarle, pero su mejoría al volante del F2012 especialmente en la segunda mitad del año le valieron la continuidad en Ferrari para una temporada más. Trabajar por y para el equipo. Esa fue la directriz del brasileño a lo largo de la temporada. Pese a la escasez de puntos en la primera parte de la campaña, el de Sao Paulo recuperó el terreno perdido y finalizó el año con 122 puntos y en la séptima plaza de la Clasificación.

Su trabajo se centró en ayudar a Ferrari a mantener el subcampeonato de Constructores y a ejercer de ‘escudero’ de Alonso en su lucha por el Título. A destacar, la forzada sustitución de la caja de cambios del monoplaza de Massa en Estados Unidos para permitir que él y el piloto español arrancaran la carrera desde la parte limpia del trazado.

En el último Gran Premio del año, en Interlagos, el paulista destacó por su determinación a los mandos del Ferrari, su recuperación y adelantamientos en carrera para finalizar tercero. Un nuevo podio delante de su afición y de su familia en un año complicado para él. No pudo contener la emoción y las lágrimas cubrieron su rostro mientras sonaba el himno británico en honor al ganador, Jenson Button.

2011
Que Felipe Massa ya no es el de antes de su desgraciado accidente de Hungría resulta una obviedad. Sea por esa circunstancia o no, la cuestión es que el famoso muelle desprendido por el coche de Rubens Barrichello ha marcado un punto de inflexión en la carrera del brasileño y, al igual que Karl Wendlinger en 1995, Felipe no acaba de levantar cabeza.

El 2011 del piloto de Florianápolis no puede más que calificarse de discreto. Massa finalizó el campeonato en sexta plaza con 118 puntos, a 109 del quinto clasificado y a 139 de su compañero, Fernando Alonso. Una eternidad. Ni una victoria, ni una pole y ni siquiera un podio jalonan una trayectoria anual marcada más por las desgracias y los incidentes que por los días de gloria. En particular, Felipe y sus más acérrimos defensores podrán escudarse en la guerra civil con Hamilton, que les tuvo a la greña y coleccionando incidentes -en la mayoría de casos achacables al agresivo, casi temerario, pilotaje del inglés- del GP de Mónaco al de India.

Culpable o inocente, lo cierto es que Massa pareció un convidado de piedra en la evolución del F150º Italia y a la hora de obtener resultados contantes y sonantes, dejando la sensación de que en Ferrari no hace falta dictar órdenes de equipo, ya que éstas las induce el propio talento de unos y otros. Los rumores de sustitución para 2012 se sucedieron en el tramo final del mundial, foragitados por el test de Sergio Pérez en Maranello. Sin embargo, Luca di Montezemolo zanjó la polémica renovando su confianza en el brasileño… por un año más.

2009

Felipe comenzaba con muchísimas ganas el mundial de 2009, hacía apenas 5 meses había perdido el titulo mundial en su casa en la última curva, un golpe muy duro, del que quería resarcirse en la siguiente temporada. Quería demostrar a Ferrari que  él era el número 1 del equipo y sobretodo que no necesitaban a Alonso, él era lo suficientemente bueno como para llevar a lo más arriba al equipo del Cabalino Rampante, pero la mala suerte le estaba esperando en forma de muelle, un muelle que casi le deja tuerto en Hungría y además del coche de uno de sus mejores amigos, Barrichello, en 2009 Massa volvió a nacer, y en 2010 volverá a correr.

Felipe comenzó mal la temporada, el F60 no era todo lo competitivo que él y Kimi esperaban, pero él tampoco demostró estar en un gran nivel, quizá todavía no había olvidado el 2009, porque sino no se explica que hiciera uno de los peores arranques desde que estaba en la F1, el Melbourne abandonó por un fallo hidráulico, en Sepang no entro en los puntos, en Shanghái se quedo sin combustible y en Sakhir termina decimocuarto, en Barcelona, un error de repostaje le deja sin podio, aunque consigue terminar en los puntos, sexta posición para él. Las siguientes carreras eran el resurgir del piloto brasileño, cuarto en Mónaco, sexto en Estambul y cuarto otra vez en Silverstone. El F60 empezaba a funcionar y Massa ya le había encontrado el punto, llega la mejor carrera de la temporada, tercero en Alemania, primer podio en 2009, pero la surte le deparaba otra sorpresa al bueno de Felipe, durante la segunda ronda calificación del Gran Premio de Hungría, Massa sufre un grave accidente al ser golpeado en la cabeza por un resorte del amortiguador trasero izquierdo del coche de su compatriota de Brawn GP, Rubens Barrichello; mientras Felipe transitaba por la zona más rápida de Hungaroring, lo que le ocasionó que quedara inconsciente y siguiera recto estrellándose contra las protecciones.

El piloto de Ferrari es trasladado en helicóptero al hospital AEK de Budapest, donde se revela que Massa tiene un corte en la frente, una lesión en la parte izquierda de su cráneo y una conmoción cerebral, motivo por el cual tuvo que ser sometido a una operación, en ese momento termina para él la temporada 2009, le sustituyen primeramente Luca Badoer, sin demasiado éxito, para que poco después el Italiano Giancarlo Fisichella, ocupará el lugar dejado por Badoer, en 2010 volveremos a ver a Felipe Massa y seguro que tiene ganas de quitarse la espina de aquella curva de Brasil de 2008.

2008
Rozó el sueño con la punta de los dedos, batallando hasta el final contra su gran rival en McLaren Mercedes: Hamilton. El brasileño plantó cara durante todo el año a quienes se apuntaban a la lucha directa por el Campeonato del Mundo, y las matemáticas seguían ofreciéndole la posibilidad de serlo en la última carrera. Tras unas cuantas batallas-carreras, no ganó la guerra. En 2008 se disfrutó de la esperanza de que un brasileño, de nuevo, se alzase con el gran torfeo final, después de tantos años sin Senna. Pero este año será el de la gloria y el drama de Massa: ambas sensaciones vividas al mismo tiempo y en unos minutos inolvidables de un 2 de noviembre.

Sin embargo, el piloto fue muy cuestionado al principio. En las dos primeras carreras tuvo que abandonar. Forzaba demasiado su conducción y no había manera de que puntuase. Sus errores acababan fuera de la pista y los comentarios sobre su calidad de piloto con respecto a Ferrari arreciaban. Pero la escudería tanpoco se libró de errar con roturas de motor, errores en los repostajes… elementos contra los que Felipe también ha tenido que luchar.

Las victorias comenzaron en la tercera carerra: Bahrein. Una carrera tranquila en la que no tuvo que forzar su conducción. En España continuó el dominio de la Scudería, aunque el brasileño debió conformarse con la segunda posición. En la salida es capaz de adelantar a un siempre correoso Alonso. El brasileño hace doblete en el Gran Premio de Turquía, con la pole y victoria. Eso sí: tuvo que pelear con un Hamilton persistente que le adelantó en la vuelta 23, quitándole el liderato. Tras los repostajes, Felipe recuperó la posición. A estas alturas ya se coloca sugundo en la clasificación general.

En Canadá sale sexto y ofrece un buen recital de persecuciones y presiones sobre los pilotos que le preceden. Termina cuarto tras un arriesgado adelantamiento que le hace a Trulli. El especial circuito de Mónaco trajo a las clasificaciones al gran rival de Massa: Lewis Hamilton. Y eso que consiguió la pole, algo imporatntísimo en una prueba como ésta. El Coche de Seguridad, sin embargo, aguó la fiesta al brasileño en una mojada pista. En la vuelta 16 realiza un trompo, por lo que cede su plaza a Robert Kubica. Pero la mala estrategia de paradas (el equipo tardó en llamarle para cambiar a neumáticos de seco. Esperaban más agua) puso a Hamilton al frente de la carrera, seguido por un rapidísimo Robert. Massa debe conformarse con el tercer puesto.por delante de Robert.

Siempre hay tiempo de resarcirse, así que en Francia se coloreó todo de rojo de nuevo. Y con el brasileño en lo más alto. En esta prueba aprovechó los problemas que Raikkonen sufre en el escape de su motor estando en la cabeza de carrera. El brasileño se coloca líder del Campeonato por promera vez y el brasileño centra ya todas las iradas de su equipo.
La deblaque llegó en Gran Bretaña. No se esperaba gran cosa saliendo noveno, y la lluvia le puso muchas pruebas que no pudo superar muy bien, trompeando a cada kilómetros que hacía. Un mareo…

En Alemania mejoró, pues acaba tercero cuando fue último en el anterior Gran Premio. Pero su actuación deja que desear cuando Hamilton le ataca en la vuelta 57 y no es capaz de conducir por el espacio por el que podría haberle frenado. Termina tercero y comenta las dificultades que notó en el coche. Hungría es otra carrera para olvidar. Y no por su conducción. Esta vez, por la dramática rotura del motor del Ferrari en plena recta de llegada a tan solo 3 vueltas de fonalizar. Motor con el que estaba realizando una carrera sobresaliente, empezando por el adelantamiento que le hace a Hamilton en la salida.

Así las cosas, en Valencia sólo cabía el triunfo para seguir siendo el gran oponente de Hamilton. Dicho y hecho: pole y victoria contundente para el brasileño, que se 'hincha' a marcar vueltas rápidas. Es su Gran Premio número 100 y, además, se coloca segundo en la clasificación provisional a 6 puntos de Hamilton. En Bégica también hay sorpresas. Aunque la carrera no es demasiado buena para el piloto, con rirafes con su compañero de equipo y sintiéndose «cómodo» rodando lento y siendo mero espectador de las vueltas de Hamilton. Y, sin embargo, una penalización de 25 segundos al piloto inglés por un adelantamiento le otorga al brasileño una victoria inesperada.

En Monza se muestra igual de rápido que Hamilton, pero a ambos les cuesta pasar a pilotos que no están acostumbrados a estar tan arriba, como Heidfeld. Termina sexto por delante de Hamilton.

La tenporada parece que se pone patas arriba en las últimas carreras, ya que se 'cuelan' nuevos nombres en los podios. Y en parte, Ferrai hace que ocurra cuando en Singapur, a pesar de rodar muy rápido Massa, un tremendo error en boxes echa por tierra la carrera: el semáforo electrónico de Ferrari se pone en verde antes de que la manguera estuviese sacada del coche. El brasileño se la lleva puesta ante el desconcierto general en la escudería. Debe parar al final de la línea de boxes, y la dirección de carrera les penaliza por el incidente. Para rematar el estropicio, el piloto se sale en la curva 18 haciendo un trompo cuando se disputaba la vuelta 50.

En Japón arranca un punto más tras una carrera llena de incidentes para el brasileño, incluída una penalización. Rueda rápido, adelanta a varios oponentes… En definitiva, trabaja la carrera que, en su principio, tuvo que batallarla cara a cara con Hamilton. En la segunda vuelta, Hamilton intenta arreglar una salida muy 'movidita' para él, y se encuentra con Massa por delante. El brasileño intenta cerrarle las puertas, pero no se centra en las maniobras y se pasa de frenada en la curva Dunlop. Cuando el inglés le supera, Massa le toca el monoplaza y hace que Hamilton se marque un trompo. El brasileño es penalizado por la maniobra.

Hamilton se 'venga' en China ganando la carrera por delante de Massa, que no es capaz de seguirle el ritmo. Sus neumáticos no le ayudan mucho. Con este resultado, se llega a la última carrera con todo por decidir.Millones de brasileños están atentos a cada metro que se recorre en Brasil. Es la última prueba y un piloto de Ferrari puede proclamarse Campeón del mundo arrebatando el título a su rival directo: McLaren.

Todo estaba por decidir. Massa, eso sí, debía ganar la carrera para optar por el título. Sería suyo si Hamilton acaba más allá de la quinta posición. Y así sucedió… durante unis segundos increíbles. Massa cumplió con su trabajo consiguiendo la victoria, mientras Hamilton se la va jugando continuamente en las posiciones cuarta, séptima, sexta… El brasileño marca las vueltas rápidas mientras el corazón de los ferraristas está en un puño: las matemáticas y las condiciones de cerrera les permiten soñar y tocar con las yemas de los dedos un título agónico. Tanto es así que es incluso celebrado por todo el box de Ferrari durante medio minuto: en la última vuelta Hahilton se quedaba fuera de la posición suficiente para hacerse campeón mientras Massa cruzaba la línea de meta como ganador.

Pero en medio de la lluvia, la inesperada figura de la Flecha de Plata aparece abordando los últumos metros del campeonato justo en la quinta posición, ganada en la última curva, en la última oportunidad pisible e imaginable. El inglés se hace así con el campeonato, cumpliendo la posición mínima con la que tenía que terminar. El brasileño se deshace en lágrimas tras el esfuerzo y las emociones vividas.Es consciente de la alegría que se desvanecía para todos los seguidores de su país. El brasileño fue en este momento la gloria y el dramatismo de la Fórmula 1 al mismo tiempo. Sólo puede escribirse así: es Subcampeón del Mundo con 97 puntos. Hamilton es Campeón… con 98.

2007
Sin lugar a dudas, la de 2007 ha sido la temporada de la confirmación de Felipe Massa en la élite de la Fórmula 1. Los resultados del menudo brasileño así lo demuestran y sólo algunos episodios desafortunados durante la temporada le han obligado a llegar al final del campeonato teniendo que asumir el roll de "escudero" de su compañero Raikkonen. Su cuarta posición final en el campeonato no refleja fielmente lo visto durante gran parte de la temporada y, como ejemplo de sus elevadas prestaciones podemos señalar que durante gran parte de esta, el piloto de Sao Paulo, ha sido más rápido que su, ahora coronado, coequipier finladés. Para refendar la gran estima que se le tiene dentro del equipo italiano, el presidente Montezemolo prolongó su contrato de piloto titular del equipo hasta 2010 poco antes de el definitivo GP de Brasil. Una decisión que se reveló providencial ya que, sin la colaboración de Massa, el título mundial de pilotos hubiera ido a manos de Fernando Alonso.

2006
La confianza de sus jefes y las enseñanzas de Michael Schumacher, unidas a la proverbial velocidad de este simpático brasileño ha hecho que en 2006 su figura haya brillado como nunca antes. Felipe ha conseguido dos victorias y lo que ha sido más importante, ver como en ocasiones podía mantener el ritmo de un fenómeno como Michael Schumacher. Está ha podido ser la temporada del lanzamiento definitivo de Massa. Tendrá que aumentar aun su dosis de concentración para no desaparecer en algunas carreras por culpa de una encadenación de errores. Imponerse a Fisichella entre los segundos pilotos de los equipos que se jugaban el título demuestra su madurez.

2005
Una temporada de más a menos que ha visto como Massa confirmaba su velocidad pura al tiempo que mantenía su mejoría en la constancia de las prestaciones. su convivencia con el ex-campeón del Mundo del 1997, Jacques Villeneuve, ha servido para refrendar que, sin poseer una mecánica que le permitiera destacar, su potencialidad como piloto rápido está aun intacta. El 2006 volverá a Ferrari, pero esta vez como piloto de carrera acompañando a la estrella del "Cavallino" Michael Schumacher.

2004
Año de su regreso a la F1 en el papel de piloto titular. Sauber ha sido el equipo que ha recogido la mejora de Felipe de su paso por el equipo Ferrari como piloto probador. Para su retorno a las carreras, Massa ha tenido que atemperar su carácter atacante y aprender de su compañero de equipo Fisichella. El brasileño comenzó con muy buen tono pero poco a poco fue sufriendo la mayor experiencia de su compañero. Con todo, esta se puede decir que ha sido su mejor temporada en F1 por el momento con su mejor posición en una carrera de F1 (4º en el GP de Bélgica en Spa)

2003

Fue su primer año como piloto probador del equipo Ferrari.

2002

Se produce el debut de Massa en la Fórmula 1 como piloto del equipo Sauber. Disputa 16 carreras y conquista 4 puntos, gracias al 5º puesto de Barcelona, y a los 6º puestos de Sepang y Nurburgring.

2001

Entra en el Campeonato Europeo de Fórmula 3000, consiguiendo la victoria en Vallelunga, Pergusa, Imola, Monza, Nurburgring y Valencia.

2000

Se va a Europa a seguir con su carrera en la Fórmula Italiana Renault.

1998

Su primera aparición fu en 1998 en la Fórmula Chevrolet: en 1998 gana en Interlagos, mientas que el año siguiente se alza con la victoria al conseguir la victoria en Cutitiba, Londrina e Interlagos.

1990

Su debut en la competición del motor fue en 1990, cuando alcanzó el 4º puesto en el Campeonato de Sao Paulo de Micro Kart. En 1994 consigue el séptimo puesto absoluto en el Campeonato Brasileño Junior Cup. En 1997 obtiene su mejor resultado hasta entonces: victoria en la Junior Cup y tercer puesto en el Campeonato Brasileño Graded Kart.

Palmarés previo a la F1

2001: Campeonato Europeo de Fórmula 3000, 1º; Campeonato Europeo de Turismos.
2000: Fórmula Renault Europea, 1º; Fórmula Renault Italiana, 1º
1999: Fórmula Chevrolet, 1º
1998: Fórmula Chevrolet, 5º
1997: Karting
1996: Karting
1995: Karting
1994: Karting
1993: Karting
1992: Karting
1991: Karting
1990: Karting

¿SABÍAS QUE?:

  • Su actor favorito es Robert De Niro y su serie favorita, '24'.
  • Más que escuchar música, prefier hacer deporte: le encanta el fútbol (juega bien) y los deportes acuáticos. Otra de sus pasiones es la moda: le encanta ir de compras (Dolce&Gabanna) y coleccionar relojes.
  • Está casado con Raffaela Bassi desde finales de 2007.
  • Es hijo de Ana Elena y Luis Antonio.
  • Su hermano se llama Eduardo y estudia Marketing.
  • Con 17 años trabajaba repartiendo pizzas… en el circuito de Interlagos.
  • Para sus desplazamientos entre países utiliza una avioneta Piaggio.
  • En Sao Paulo (Brasil) es dueño de un circuito de karting. Cada octubre organiza una carrera benéfica en él, el International Challenge of the Stars, a la que acuden conocidos pilotos de todas las especialidades.
  • El subcampeón del mundo de MotoGP, Casey Stoner, le ganó en una carrera de karts sobre hielo celebrada en el Vrooom Ducati-Ferrari en enero de 2009.
  • Su circuito preferido es Estambul. Ni le gusta correr en Mónaco.
  • Marcó el segundo mejor tiempo del Circuito Privado de Ferrari (Fiorano) con un F2007 en 58,360 segundos.


HA DICHO:

  • "Soy apasionado. Y buen perdedor". (Tras el GP de España 2008).
  • "'Paso' cuando la gente dice que no soy bueno con agua en la pista". (Tras el GP de Gran Bretaña 2008).
  • "Presión era cuando estaba en Fórmula Renault. Tenía dinero para hacer una carrera, y si no ganaba, no corría en la siguiente". (Tras el G.P. de Bahrein 2008).

Vía As.com,F1.com,Cdthef1.com 

Share
 Posted by at 1:22 pm

  One Response to “Felipe Massa”

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)

*