Jul 192014
 

El derribo del avión impacta a la F1, que coge ese vuelo desde hace años por lo que a la cita rusa de octubre no le apetece a nadie

Logo[1]El derribo del vuelo de Malaysia Airlines sobre territorio ucranio ha despertado todo tipo de sentimientos negativos en el paddock. Entre los pilotos, nadie quería sino pensar en el dolor de las familias de los fallecidos. "Hay que estar con ellos, sobre todo en estos momentos tan duros", afirmaba Pastor Maldonado. "No es el momento de hablar del Gran Premio de Rusia", aclaraba el piloto venezolano de Lotus.

Pero en el paddock sí se habló del asunto, y mucho. El vuelo desde Amsterdam a Kuala Lumpur ha sido utilizado en multitud de ocasiones por pilotos, equipos y periodistas en los viajes de inicio de temporada a Australia y Malasia. El mismo Fernando Alonso ha sido habitual de este trayecto en esta compañía durante años e igual cada integrante de esta microciudad, que habitualmente desplaza a 3.000 personas cada 15 días a cualquier punto del planeta.

Lejos de los micrófonos, el ambiente era de intensa preocupación por el Gran Premio que está programado para celebrarse en Sochi (Rusia) del 10 al 12 de octubre.

"Estuve allí la semana pasada viendo a Petrov", comentaba Xavi Torres, actual fisioterapeuta de Checo Pérez en Force India, que lo fue en su día del piloto ruso. "Nosotros viajamos mucho y vamos a piñón fijo, no pensamos nunca en este tipo de cosas. Pero quizá es para pensarlo. Yo, como todos, he cogido ese vuelo a Kuala y estoy muy impactado", comentaba a MARCA. "No sé qué pasara con Sochi, pero no creo que cambie mucho".

Escalofríos en el 'paddock'

Un viaje dantesco
La ciudad que este año ha acogido los Juegos de invierno debe estrenarse en el calendario de la F1 este año, tras varios de preparación y la construcción de un circuito. Es uno de los viejos sueños de Bernie Ecclestone, abrir el Gran Circo a la nación con el territorio más extenso del planeta, un mercado ávido de todo lo que suena a lujo y con un gran poder adquisitivo.

Dentro de la prensa, este periplo ya era un grano en el calendario. Está adosado a Japón, pues se celebra una semana después. No hay enlace directo desde Nagoya a Moscú, hay que trasladarse a Tokio y desde allí a la capital rusa y más tarde a Sochi, las escalas son brutales. La mayoría ha optado por volver a Europa, estar un día en casa y retomar viaje. Los que pueden, prefieren saltárselo.

Ya eran escasos los periodistas de medios impresos que iban a acudir, pero con las noticias de ayer, la estampida puede ser generalizada. "Me lo dijeron hace unos meses y dije que a Sochi no iba", comentaba ayer un colega italiano.

"Queda mucho para ir a Rusia y creo que todo se calmará para entonces. Creo que iremos sin problemas", dice Kamui Kobayashi, en una de las opiniones más rotundas del día. Es lo que dice la experiencia de la FOM de Bernie con estos asuntos, no plantearse romper un contrato hasta que el organizador diga que no se puede mantener la seguridad y que la responsabilidad no recaiga en su lado de la red.

Antes de viajar a Japón para iniciar la gira asiática final de 2014, será el momento en el que salte el asunto si la tensión no se ha calmado. Pocos lugares viven tan al día como la F1 y tan lejos de muchas realidades.

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)