Feb 042013
 

Morro sin escalón y ligeros retoques respecto al último STR7

1_ala-delantera-PARA-FOTO-PRINCIPAL_0[1]Toro Rosso, el noveno clasificado en el Mundial de Constructores de F1 2012, ha presentado hoy su nuevo STR8 en el pitlane del Circuito de Jerez. Ya hemos descrito la mecánica del evento en la correspondiente noticia además de las fotos de este nuevo coche, pero desde el punto de vista técnico ha destacado una circunstancia ciertamente atípica: pese a que hoy han mostrado su mayor tesoro, el monocasco de su nuevo coche y muchas de las piezas que veremos también en Australia, el equipo no ha puesto coto a la vocación analítica de los periodistas en ningún momento de la presentación.

- Detalles del Toro Rosso STR8

Muy al contrario de lo que es habitual, los mecánicos de Toro Rosso simplemente se han limitado a tapar el difusor trasero de su nueva máquina y han permitido el acceso total de fotógrafos y observadores al resto de su fisonomía. Los periodistas más veteranos han asegurado a quienes firman este artículo que no recordaban una circunstancia similar en una presentación de un coche de F1 desde mediados de los años 90, y la verdad es que resulta satisfactorio acercarse a un coche sin empellones, secretismos y paneles anti-foto con ruedas. Sin embargo, y como explicaremos en este artículo, no es extraña tanta transparencia, ya que el STR8 que hemos visto hoy en el pitlane del primer escenario de la pretemporada 2013 es básicamente el mismo coche que disputó el último Gran Premio del año pasado, en Brasil.

El mayor cambio visible en el nuevo modelo mostrado hoy, y prácticamente el único, se aprecia en el frontal, donde un panel estético –modesty panel– ha camuflado el escalón del frontal y ha alargado el morro ostensiblemente, para dibujar un perfil más afilado y previsiblemente más eficiente aerodinámicamente.

 

DIFERENTE… PERO IGUAL

Un repaso a la figura del STR8 nos lleva primero al alaerón delantero, cuyo endplate y resto de flaps son iguales a los empleados en el pasado GP de Brasil, como se puede apreciar en la imagen superior, la de apertura de este artículo.

Tanto los pontones como sus aditamentos transparentes en la parte superior son exactamente los mismos que montaron en la última carrera de la temporada pasada. Sólo ha habido algún pequeño cambio en los conductos de refrigeración de los frenos delanteros.

El ala trasera no se ha modificado en ningún punto, y presenta el mismo dispositivo DRS, la misma curvatura cóncava para el plano principal y la misma ala viga. El enlace de la caja de cambios con el alerón trasero tampoco ha cambiado y, aunque parece que podría albergar algún tipo de dispositivo DDRS pasivo en otros monoplazas, no es el caso en este coche.

En la parte trasera, el equipo Toro Rosso ha montado finalmente los escapes Coanda, con los que también habían experimentado en Interlagos a finales de noviembre pasado.

Sin movernos de la parte posterior, encontramos la misma configuración del suelo, así como de los conductos de refrigeración de los frenos posteriores.

Tanto el barge board lateral como los turning vanes bajo el morro son exactamente iguales a los de 2012.

Lo más destacado del STR8 es la cobertura del 'morro de pato' con un panel de fibra que se aprecia a la perfección en la siguiente instantánea.

 

MEJOR EN EL AÑO COMPLETO

No obstante, y para ser completamente justos, el STR8 sí incorpora novedades de calado respecto a la primera versión del STR7, la que se presentó también en el Circuito de Jerez hace justo un año. En primer lugar, los de Faenza han prescindido del doble fondo que utilizaron durante la primera parte de la temporada. Con esta modificación también se alteraron las entradas de aire a los radiadores, los pontones, hasta alcanzar la figura que mantuvieron hasta el final del año y también utilizan en el STR8. Justo encima de los mentados pontones, a inicios de 2012 no existían los aditamentos aerodinámicos verticales –y transparentes– que incorporaron a mediados de la temporada .

Por último, aunque no menos importante, los escapes también se modificaron durante la pasada temporada. Así, mientras que en 2012 dejaban perfectamente a la vista el tubo circular y las branquias de refrigeración de motor y cambio, en la última parte de la campaña lo sustituyeron por un esquema coanda que, sorpresa, mantienen en la configuración de presentación 2013. Con ellos también persisten los aletines situados delante de las ruedas traseras y las entradas y salidas de refrigeración de los frenos, bastante elaboradas.

Por supuesto, es razonable esperar cambios en el STR8 ya desde los primeros días de pruebas en Jerez. Otros equipos ya han anunciado que los alerones cambiarán desde su primera aparición en pista, y aun sin anuncio oficial es evidente que las piezas intercambiables con un interés técnico noticiable se reservarán para la actividad en pista, y no para los actos de presentación.

Vía cdthef1.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)