• dom. May 19th, 2024

Carlos Sainz y Fernando Alonso, cerca del podio en la Clasificación de Japón / Crónica

Verstappen logra una disputada pole por delante de Pérez y Norris. Carlos es cuarto con el Ferrari y Fernando, quinto; ambos muy lejos de sus compañeros

Suzuka, el circuito más extremo de todo el calendario, multiplica las diferencias entre coches y pilotos, así que Verstappen se marcha. El neerlandés está a un nivel superlativo, sí, pero esta vez el crédito es del Red Bull, que es una obra maestra. En la clasificación del GP de Japón, Checo Pérez apretó al campeón y se quedó a 66 milésimas, sin mejorar en su último intento. No fue una vuelta perfecta la de Max. “No está mal, podía haberlo hecho mejor”, reconoció por la radio. Pero no importa, los dos RB20 partirán primero y segundo en la carrera de casa de Honda, su suministrador de motores. Si la arrancada es limpia, al llegar al segundo sector ya se habrán marchado, porque las diferencias en el primero, en las cuatro eses enlazadas, son insultantes.

La oposición la plantaron tres tipos inspiradísimos, pero limitados por sus mecánicas: Norris, Sainz y Alonso completan un meritorio top-5. El inglés aquí vuela, como su McLaren, es quizás el único monoplaza capaz de hacer sombra a Red Bull en las curvas rápidas. Sainz va sobrado en este arranque de temporada, de ahí su victoria en Australia. Aventajó en una décima completa a Leclerc que se traduce en cuatro puestos de diferencia en la parrilla. Hay igualdad máxima en esta Fórmula 1 si se descuenta a los Red Bull. Es una lástima, este Mundial podría ser otra cosa.

El quinto puesto de Fernando (0.489), en tercera fila, es un soplo de aire fresco con un Aston Martin que aparentemente progresa adecuadamente. El asturiano estrenó en los últimos libres el fondo plano recién llegado de Silverstone. Sus tandas largas fueron algo más positivas, así que para la carrera se espera un punto más del AMR24. La posición en parrilla ayudará, no cabe duda. De nuevo, Alonso fue de lo poco que se salió del guion: segundo en la Q1, aguantó la habitual mejora del resto conforme avanzaron las sesiones y salvó la plaza por milésimas frente a Piastri (6º, 0.563), Hamilton (7º, 0.569) y Leclerc (8º, 0.589). Russell, el supuesto futuro líder de Mercedes, se quedó a ocho décimas de Max y a tres de su compañero. Y Tsunoda, héroe local, se coló en un valioso top-10 delante de su alegre y tranquila afición.

Pero esta es la parrilla. La carrera será larga, previsiblemente a dos o más paradas, aunque el sol y el calor no aprieten este fin de semana en Suzuka. La estrategia será importante, si bien no hay que generar falsas expectativas: pocas carreras en Japón han sido abiertas, igualadas y, por qué no decirlo, divertidas para el espectador medio. A quien madrugue, que espere un pulso estratégico con ventaja de Red Bull y ciertas alternativas detrás, en la lucha por el tercer puesto. En Suzuka el coche hace demasiadas diferencias. Aunque algunos pequeños matices (Alonso 5º, Stroll 16º) recuerdan que, aun con la misma mecánica, los pilotos siguen siendo los verdaderos protagonistas en este deporte de máquinas y números.

Vía As.com

Foto @F1

Advertisement
Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *