• mié. Jun 19th, 2024

Carlos Sainz

Ferrari

Scuderia Ferrari (Ferrari)

Madrid, España

1 septiembre 1994

Grandes Premios: 186

Victorias: 2

Podios: 18

Poles Positions: 5

Vueltas Rápidas: 3

Títulos: –

Trayectoria F1

Año Escudería Motor GP Vic.  Pod. PP VR Pos.  Pts.
2023 Ferrari Ferrari 22 1 3 2 200
2022 Ferrari Ferrari 22 1 9 3 2 246
2021 Ferrari Ferrari 22 4 164,5
2020 McLaren Renault 17 1 1 105
2019 McLaren Renault 21 1 96
2018 Renault Renault 21 10º 53
2017 Toro Rosso/Renault Toro Rosso/Renault 20 54
2016 Toro Rosso Ferrari 21 12º 46
2015 Toro Rosso Renault 19 15º 18

Historia

Carlos Sainz -España, 1994- es un piloto que compite para el equipo Renault Sport F1 Team de Fórmula 1.

Sainz es uno de los talentos de su generación y el relevo natural de Fernando Alonso en el automovilismo español. Su buen rendimiento con la Scuderia Toro Rosso le valió la confianza de Renault Sport F1 Team, que vio en él un activo importante para su proyecto a largo plazo.

Lleva oliendo gasolina desde que llegó al mundo, y no tardó en subirse a su primer kart. A los siete años, aquellos que se acercarán al circuito de karts de su padre en Las Rozas ya podían ver al pequeño Carlos de tanda en tanda, pero no sería hasta los 11 años cuando entró definitivamente en el mundo de la competición.

No hizo falta esperar mucho para ver que el talento corría por las venas del piloto español. Ya en 2006 conquistó su primer título, el Campeonato Madrileño, en la categoría cadete. En los años venideros conseguiría prestigiosos triunfos en certámenes como el Campeonato Asia Pacífico (2008), la Mónaco Kart Cup (2009) y el subcampeonato de Europa y de España en el mismo año. Logros que le permitieron entrar en la academia de pilotos de Red Bull.

Así, en el año 2010, Sainz compitió por primera vez con monoplazas en la Fórmula BMW, conquistando la Rookie Cup del campeonato europeo. El año siguiente sumaría a su palmarés la Fórmula Renault nordeuropea y el subcampeonato de la Formula Renault 2.0 Eurocup. En 2012 daría el salto a la Fórmula 3 europea y británica, donde, a pesar de no alzarse con el título, logró victorias tan prestigiosas como la de Spa, en una carrera caótica bajo la lluvia.

En 2013, Carlos empezó a acercarse a la órbita de la Fórmula 1 corriendo las GP3 Series, certamen que alternó con varias carreras en las World Series by Renault, donde empezó a despuntar con grandes actuaciones como las de Mónaco. Aunque no le acompañaron los resultados, el madrileño vivió ese año uno de sus momentos más especiales al subirse por primera vez a un F1. Fue en el test de Silverstone, donde probó el STR8 de Toro Rosso y el RB9 de Red Bull.

El 2014 fue el año que marcó el futuro inmediato de Sainz. Red Bull le dio un asiento en el equipo DAMS de las World Series by Renault y le obligó a no menos que a ganar el título si quería tener un sitio en la Fórmula 1. Una presión asfixiante que manejó de la mejor manera. Fue campeón con autoridad, convirtiéndose además en el primer español y en el primer piloto de la cantera energética en alzar ese título. En 2015, el fichaje de Fernando Alonso por el equipo McLaren creó una vacante en Ferrari, vacante que ocupó Sebastian Vettel. Daniil Kvyat ascendió a Red Bull Racing y Carlos Sainz tomó su volante en la Scuderia Toro Rosso.

2017 TORO ROSSO/RENAULT

Año de consagración para Carlos Sainz, en el que se consolidó como uno de los talentos emergentes de la Fórmula 1 moderna. Sus actuaciones con Toro Rosso convencieron a Renault Sport para que presionara fuerte por su fichaje, que se concretó en el GP de Estados Unidos.

Sainz firmó su mejor arranque de Mundial y cargó con todo el peso de Toro Rosso. En las dieciséis carreras que disputó para el equipo italiano, sólo terminó fuera de los puntos en una ocasión. En las quince carreras restantes, puntuó en nueve ocasiones y se retiró en seis.

El madrileño exhibió una progresión personal destacada en relación a sus primeros años en la categoría. Haciendo gala de una creciente confianza en sus capacidades al volante, se ganó el aplauso de la crítica y se consolidó como uno de los mejores competidores de la media parrilla.

Fue séptimo en China, España y Hungría, pero sus actuaciones más destacadas llegaron en Mónaco -sexto- y Singapur, donde terminó cuarto y superó todas las expectativas. Este último resultado fue el mayor hito de su trayectoria profesional hasta la fecha.

En Estados Unidos, Carlos completó su fichaje por el equipo Renault Sport en el marco de unas negociaciones multilaterales en las que participaron Toro Rosso, Renault, McLaren y Honda. McLaren quería deshacerse de Honda y ésta quería asociarse con Toro Rosso. El interés era correspondido, pero Toro Rosso estaba sujeta a un contrato con Renault. Renault accedió a rescindir ese acuerdo a cambio de que el equipo liberase a Carlos Sainz, que firmó con un contrato a largo plazo. Red Bull conservó una opción sobre el madrileño y se reservaba el derecho a reclamar sus servicios para la temporada 2019.

En sus cuatro carreras con Renault, Carlos sorprendió con su rápida adaptación al RS17. Debutó en Austin con una asombrosa séptima posición, sazonada con un arriesgado adelantamiento por el exterior a Sergio Pérez en la curva 18. Los seis puntos que sumó aquel día fueron determinantes para que Renault terminase sexta en el Mundial de Constructores.

2016 – TORO ROSSO

Gran temporada para el piloto madrileño. Sin duda alguna su confirmación como piloto de Fórmula 1 para muchos años. Siempre por encima del nivel de su Toro Rosso, consiguió sacar el máximo partido al monoplaza y cuajar varias actuaciones memorables.

Tuvo que superar el duro golpe de ver a Max Verstappen, su compañero en las cuatro primeras carreras, ascendiendo al equipo Red Bull. Un asiento que bien podría haber sido para Sainz. Pese a todo, Carlos consiguió su mejor resultado de la temporada en Barcelona (junto a Austin y Brasil), con un brillante sexto puesto.

La primera mitad de temporada fue simplemente sensacional. Sumó puntos en 8 de las 11 primeras carreras y sólo dejo de puntuar en Baréin (donde Pérez arruinó su carrera con un toque que provocó un pinchazo en su STR11), Rusia (terminó en 12ª posición) y Bakú (un problema con la suspensión le hizo abandonar).

La falta de mejoras durante el verano hizo que su coche se estancara y dejara de ser competitivo, acumulando 6 carreras consecutivas sin aparecer entre los 10 mejores. Pero su actuación estelar llegó en Austin. El Gran Premio de Estados Unidos sirvió para demostrar que puede luchar cara a cara con todo un bicampeón del mundo como Fernando Alonso, y aunque el asturiano se llevara finalmente el duelo por la quinta plaza, Carlos demostró a Red Bull, y a toda la Fórmula 1 en general, de qué está hecho.

En Brasil, penúltima carrera de la temporada, demostró su calidad bajo el diluvio en Interlagos, y consiguió un nuevo sexto puesto.

Un total de 46 puntos le valieron para ser el 12º mejor piloto de la temporada. Superó ampliamente a Daniil Kvyat, al que aventajó en 21 puntos, y se confirmó como uno de los nombres a tener en cuenta por los equipos punteros de la parrilla. Red Bull sabe de su potencial y quiso retenerle cuando tuvo ofertas de equipos como Renault. Incluso apareció en las quinielas como posible sustituto de Nico Rosberg en Mercedes. 2017 será clave para el futuro de Carlos en la Fórmula 1, y para sus aspiraciones a aterrizar en uno de los equipos prestigiosos del Gran Circo.

2015 (Toro Rosso; 15º; 18 puntos)

Después de hacerse con el título de la Fórmula Renault 3.5 en 2014 con récord de victorias incluido, a Carlos Sainz le confirman a finales de año como nuevo piloto del equipo Toro Rosso, junto al joven Max Verstappen, de sólo 17 años.

El madrileño debuta en Australia y suma sus primeros puntos en Fórmula 1, con un noveno puesto, al que acompaña un octavo en la segunda prueba del año, en Malasia. Aunque el arranque es bueno, pronto comienzan los problemas mecánicos, que le lastran durante todo el año.

En China fue 13º y en Bahréin, llega el primer abandono de los siete que sufre en toda la temporada. Si bien se recupera en el Gran Premio de España, con una gran clasificación (logra la quinta plaza) y un posterior noveno puesto, al que acompaña un décimo en Mónaco, Canadá marca el inicio de su particular calvario.

Su compañero se recupera de seis carreras, en las que sólo puntúa en una ocasión, con tres abandonos incluidos, y aunque en Canadá ninguno termina entre los diez primeros, en las siguientes cuatro pruebas, Sainz acaba fuera de carrera, mientras que su compañero, que también abandona en la de Silverstone, suma dos octavos puestos y un imponente cuarto en Hungría.

En Italia, ninguno acaba entre los diez primeros, en la que es la sexta prueba fuera de esas posiciones para el español, que no termina de poder mostrar su valía y rematar los resultados por problemas ajenos a su pilotaje. La gira asiática no le va mal, pues puntúa en ambas carreras con un noveno puesto en Singapur y un décimo en Japón antes de llegar a Rusia, allí sufre su primer gran susto en la Fórmula 1. El español pierde el control de su monoplaza en una de las zonas más rápidas del circuito durante los Libres 3 y acaba contra las barreras y sepultado por ellas. Aunque no es grave, el piloto termina en el hospital por precaución, aunque fuerza para estar en pista al día siguiente, en la carrera. Los médicos le dan el OK final y puede salir a competir. Lucha y casi suma puntos, pero finalmente un problema de frenos acaba con su prueba.

El GP de Estados Unidos es la última vez que puntúa en el año con el que, curiosamente, es su mejor resultado del año: un séptimo puesto. La temporada la finaliza con dos carreras en las que roza los puntos en México y Abu Dhabi y con su séptimo abandono del curso en Brasil.

Así, mientras su compañero encadena puntos desde Singapur a Brasil, con un cuarto puesto en Austin, y se dispara en la clasificación, él acaba el año con sólo 18 puntos. Sin embargo, con satisfacción de que en Red Bull y Toro Rosso están contentos con su desempeño, pese a que los resultados no llegan, y con la confianza de tener un 2016 con algo más de suerte y en el que poder enseñar todas sus armas.

Palmarés previo a la F1

2014

Carlos Sainz afrontó la temporada de 2014 en las Fórmula Renault 3.5 con la necesidad de ganar dicho campeonato para así demostrar a Red Bull que estaba más que capacitado  para dar el salto a la Fórmula 1 como piloto de Toro Rosso. El madrileño cumplió con su deber. Se adjudicó dicho certamen, siendo además el más joven de la historia en hacerlo, y, tras una serie de acontecimientos, pudo hacerse con la vacante que quedó en la formación italiana para el curso de 2015.

Pero hasta alcanzar este objetivo, Sainz tuvo que soportar y hacer frente a multitud de adversidades. Las primeras de ellas aparecieron en las propias World Series, donde debió esperar hasta la última prueba del calendario, en Jerez, para coronarse campeón. Y eso, a pesar de que marcó el record de victorias conseguidas en una misma campaña, dejando la cifra en siete. Particularmente importantes fueron los dos triunfos que obtuvo en el circuito de Paul Ricard. Allí, Carlos desembarcó tras una mala racha de resultados, pero la ejecución de una actuación impoluta le hizo digno merecedor de las dos carreras del fin de semana. Con ello, dejó prácticamente sentenciado el certamen para Jerez. Allí, con puntuar le valía pero no tuvo siquiera que hacerlo después de que Will Buller se llevase por delante en la primera curva a su rival por el título, Roberto Merhi. Así, con ‘Teto’ fuera de combate, Sainz se convertía sin acabar la carrera (que terminó 15º y a la que sumó un 11º el domingo) en el piloto más jóven en ganar el campeonato, con récord de victorias (7) y como primer piloto Red Bull en hacerlo pese a que tuvo su peor fin de semana de la temporada.

Otro de los factores con los que tuvo que lidiar Sainz fue el saber que, antes que a él, Toro Rosso seleccionó a Max Verstappen  como piloto titular el próximo año. Pero Carlos, lejos de hundirse, permaneció firme y mantuvo su decidida marcha hacia la consecución de las World Series. Dicha actitud recibió su recompensa cuando, con la marcha de Sebastian Vettel a Ferrari, Daniil Kvyat ascendió a Red Bull y dejó un asiento libre en la estructura de Faenza. Tras un larga espera, en la que tuvo como como principal rival en la pelea por dicho lugar a Jean-Éric Vergne, el hijo del bicampeón de rallies recibió la confirmación por parte de la empresa de las bebidas energéticas de que sería el elegido para estar en la categoría reina.

Dicho anuncio se hizo oficial después de que Sainz rodase un día con el RB10 en los test de Abu Dhabi como premio a su triunfo en la Fórmula Renault 3.5. Su buena actuación confirmó las buenas sensaciones que hace año y medio también desprendió en las pruebas que se realizaron a mediados de temporada en el trazado de Silverstone, donde a los mandos del RB9 mostró los primeros destellos de su potencial a los ingenieros de Milton Keynes.

Así pues, tras el encaje de diversas piezas, Carlos Sainz será el segundo español en la parrilla del mundial de F1 de 2015. Su objetivo no será otro que el de aprender durante esta primera campaña e intentar hacer un mejor trabajo que el de su vecino de box, Verstappen. De ello dependerán las posibilidades que el español pueda tener, en un futuro cercano, de ascender al primer equipo.

2013

– 10º clasificado en las GP3 Series con el equipo MW Arden

– Participa en las citas de Mónaco y Spa de la Fórmula Renault 3.5 con el equipo Zeta Corse

2012

– 6º clasificado Fórmula 3 Británica

– 9º clasificado F3 Euroseries

– 5º clasificado FIA F3

– 4º clasificado RTL Master of F3 Zandvoor

– 7º clasificado GP de Macau

2011

– 2º clasificado Fórmula Renault 2.0 Eurocup

– 1º clasificado Fórmula Renault 2.0 NEC

– participó en las F3 Euroseries y el GP de Macau

2010

– Anunciado como piloto del Red Bull Junior Team

– 4º clasificado Fórmula BMW Europea

Web oficial ➡ Carlos Sainz

Las últimas noticias ➡ Noticias Carlos Sainz

Vía As.com,F1.com,Cdthef1.com, SoyMotor.com

Share

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *