Roland Ratzenberger

 

 Salzburgo, 4 de julio de 1960 – Imola, 30 de abril de 1994

Lastima que las casualidades de la vida ensombrecieran su muerte, teniendo que perecer en la misma pista y en idénticas circunstancias a tan solo unas horas, de que falleciera el que hasta hoy es considerado como uno de los pilotos mas grande de la historia de la Fórmula 1, y que después de estos sucesos se convertiría en el hito de "Senna". Pero a pesar de ello quienes seguimos en vivo y en directo aquellos momentos, no podemos olvidar a otra persona que falleció trágicamente en la pista, poniendo a todos un nudo en  la garganta, incluido el propio Senna que acabo derramando mas de una lágrima al ver todo lo que sucedió, y que desgraciadamente no pudo hacerle su homenaje. Senna llevaba en su coche una bandera para cuando acabase esa maldita carrera rendirle todos los honores.

Por eso aquí todos y cada uno de los que pasaron  en su día de alguna u otra manera por este deporte siempre tendrán su espacio, para rememorar la huella que dejaron en su paso por la Fórmula 1.

Nacido en la tierra del gran músico Wolfgang Amadeus Mozart, Salzburgo, en Austria, el 4 de Julio de 1962, Roland Ratzenberger era Ingeniero mecánico de Profesión y tenía el gran sueño de correr en Fórmula 1.Ratzenberger apodado “the Rat” gracias a un títere de un programa infantil, Roland The Rat, era un hombre que se ganó a pulso todos y cada uno de sus resultados.

Desde muy joven, Roland se interesó en las carreras de automóviles. Corrió en Alemania entre 1983 y 1985, consiguiendo importantes victorias. Participó también en el Brands Hatch Formula Ford Festival en Gran Bretaña quedando segundo en 1985 y primero al año siguiente. El paso siguiente en su carrera fue la Fórmula 3 británica, donde si bien tuvo buenas actuaciones, no consiguió llamar la atención de las escuderías de la Fórmula 1.

Aunque nacido en 1960, Ratzenberger solía declarar 1962 como su año de nacimiento en lugar de 1960, intentando aparentar ser más joven para extender su carrera como piloto.

Su palmarés muestra también 5 participaciones en Le Mans, en 1987, 1990, 1991, 1992 y 1993, obteniendo como mejor resultado un quinto lugar en su última intervención sobre un Toyota 93-CV.

A principio de los años 90, Ratzenberger se inscribió en la Fórmula 3000 Japonesa, consiguiendo algunas victorias, pero sin destacar mayormente.

En 1994, la debutante escudería Simtek llama a Ratzenberger después de fracasar en la contratación de Andrea de Cesaris y Jean-Marc Gounon. Roland financió su asiento con dinero que habia ganado en su paso por Japón, pero sólo alcanzaba para cinco carreras.

Su primer Gran Premio fue en Interlagos, Brasil, donde no logró clasificarse para la carrera del domingo. En su segundo GP, el Gran Premio del Pacífico de 1994 en el circuito de Okayama, Japón, la experiencia obtenida en las categorías menores fue clave para llevar su Simtek hasta el 11º lugar.

El sábado 30 de abril de 1994, Roland Ratzenberger tomaba parte en las clasificaciones para la carrera del GP de San Marino en Imola cuando su bólido se estrelló contra el muro después de perder el control en la curva denominada Gilles Villeneuve quitándole la vida a las 14 horas 15 minutos.

Mucha conmoción provocó este accidente en los pilotos, especialmente en Ayrton Senna, que siempre destacó por luchar por la seguridad en las pistas. Al día siguiente, durante la carrera fallecía un auténtico mito de las pistas, el mismo Ayrton, estrellándose también contra el muro al salirse de la pista en la curva Tamburello. En el momento del choque de Ayrton, los comisarios del circuito descubrieron una bandera de Austria en el interior del bólido destrozado del piloto brasileño. Iba a homenajear a Roland por su muerte un día antes. Ayrton nunca pudo hacerle dicho tributo.

Ratzenberger fue el primer piloto en morir en un Gran Premio después de doce años, después de las muertes en 1982 de Riccardo Paletti y Gilles Villeneuve.

Su deceso y el de Senna obligaron a replantear el aspecto de la seguridad de los pilotos, generándose un nuevo reglamento para los monoplazas y modificando algunos tramos del trazado de Imola.

Accidente

"El relato de cuando llegó el GP de San Marino y con él uno de los más trágicos Fines de Semana en la Historia de la F1"

Durante las sesiones del Viernes Rubens Barrichello "volaba" por los aires y terminaba en una violenta carambola en la variante alta, lo que lo dejó con algunas costillas rotas y el tabique partido. 

Al dia siguiente Sábado el piloto Austriaco  salía a pista para clasificarse a bordo del débil Simtek S94-Ford, de manera normal como todos los pilotos, sin embargo, sufría un contacto menor con su compañero de escudería, nada grave, el monoplaza no sufría ningún daño visible, sin embargo ¿Han oído hablar de los daños ocultos?………..

En las sesiones de la tarde de ese día Sábado, las cosas cambiarían de manera trágica y en una de sus vueltas sufrió un pequeño despiste, nada grave al parecer, por lo que Ratzenberger continuaba su sesión, a pesar de ello su carro comenzaba a comportarse con un rendimiento inferior a la vuelta anterior según los datos luego arrojados por la telemetría. Ratzenberger frenaba y zigzagueaba en busca de calentar sus neumáticos nuevamente, para comenzar a afrontar la parte más rápida del circuito de Imola en aquél entonces. Supera Tamburello y llegando a la curva Villeneuve un trozo de su alerón delantero salía volando dejando a su monoplaza sin el apoyo aerodinámico necesario para mantener el control. Ya no había nada que hacer, a la curva Villeneuve se llegaba a 300 kph, en fracciones de segundos Ratzenberger impactaba el muro, literalmente. Se destrozo la parte izquierda de su vehículo producto del impacto en un ángulo oblicuo (ni frontal, ni de lado), algo no muy típico en la F1, el cuerpo del piloto golpeaba con tremenda fuerza el muro al final de la curva, para luego deslizarse sobre el césped, unos 100 mts, y quedar atravesado en plena curva Tosa, se estima que el impacto pudo ocurrir a una velocidad cercana a los 290 kph. 
 
Roland Ratzenberger moría en el acto, sin embargo, las ayudas de la pista y personal paramédico "atendían" al piloto y era trasladado al hospital de Bolonia, donde se declaraba muerto a causa de Contusiones en el cráneo y una severas lesiones en su columna cervical. El hecho de declarar la muerte en Bolonia eximio al Circuito de Imola de Suspender la carrera, por lo cual este oscuro fin de semana seguiría su curso con las nefastas consecuencias del día siguiente, donde también Ayrton Senna perdía la vida, y donde también cierto equipo de mecánicos en Pits sufriría la embestida de uno de sus bólidos, pero sin consecuencias físicas graves.

Cuando Max Mosley era entrevistado sobre las causas del accidente se apoyaba en los datos arrojados por la telemetría del vehículo en donde quedaba claro el desfase del tiempo de vuelta antes y después del despiste, y cuya diferencia rondaba los 5 segundos, por otro lado se mostraba esquivo ante las preguntas acerca del cambio del alerón delantero  después de su "toquecito" con el Monoplaza de David Brabham.

Lo que sí fue cierto y no se dijo en su momento fue que, a raiz del impacto anterior el alerón delantero del "Simtek"  se desprendió, y esto produjo una sustancial pérdida de adherencia en la parte delantera del auto, lo que motivó que el vehículo siguiera derecho golpeándose fuertemente contra el muro y casi de frente. Ratzenberger murió casi instantáneamente. La causa del deceso fue una fractura de la base del craneo. Tras el golpe el auto se deslizó varios metros y quedó tendido cerca de la curva Tosa, con el austriaco inerte. Fue asistido en pista, pero no hubo nada que hacer. El impacto fue mortal y Ratzenberger había muerto en el acto. El auto estaba destrozado, pero el habitáculo resistió el impacto. No así el cuerpo del piloto.

Como ven este equipo incurrió en negligencias, al igual que los comisarios de pista de aquel Gran Premio, en ambas por razones económicas e intereses particulares. Para remate Simtek lograría reconstruir el malogrado coche del Austriaco, eliminando toda prueba para una posterior averiguación sobre las causas del accidente, y para el siguiente GP ya contaban con un sustituto como era el piloto, Andrea Montermini.

Así es como la F1 perdía a un talentosisimo piloto, el primero en 8 años después que Elio de Angelis falleciera durante unos entrenamientos privados en el Paul Ricard, y 12 años después del último en morir en una competición internacional, Ricardo Paletti. Ratzenberger era una persona sin enemigos en el paddock, y con un gran sentido del humor, mucho todavía le quedaba por dar a este piloto de 31 años, que aún a pesar del dinero que aportaba al equipo, demostraba que también estaba allí por sus condiciones al volante, lamentablemente su talento se vería opacado por la mediocridad de su equipo, y aún más, su muerte era también opacada por el trágico fallecimiento de quien se convertiría en un Dios de la F1, Ayrton Senna.

Roland Ratzemberger……………Descansa en paz. Aquí también tendrás un sitio especial, donde brillara una luz que jamas se apagara, para ser recordado como bien mereces.

 

!!Hasta siempre campeón¡¡

 

 

Vía Ronaldratzenberger.com, WikipediaRazemberger.com, Rolando Castro, Pasiónf1.com, f1enestadopuro.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)