¿Qué es el Halo?

 

La novedad de la Fórmula 1 de 2018

La temporada 2018 también servirá para la introducción del dispositivo de seguridad Halo, muy difamado y propuesto en 2015. Su diseño consiste en un larguero central que sostiene un aro que transcurre alrededor de la cabeza del piloto.

El dispositivo que hemos visto adjunto a los monoplazas hasta ahora se trata simplemente de un maniquí, utilizado principalmente para pruebas de vista, pruebas de acceso a la cabina y evaluación aerodinámica. El dispositivo real debe estar anclado al chasis.

Su instalación ha causado dolores de cabeza a los equipos, ya que las especificaciones de la prueba de carga estática llegaron bastante tarde, por lo que ha llevado a cambios para asegurar el punto de montaje y su posición en el chasis.

Test de choque del Halo para el Mercedes F1 W08

La instalaciones del Halo ha resultado problemática para los diseñadores, que intentar mantener lo más bajo el peso posible, esto al tiempo que buscan pasar las pruebas de carga exigidas por la FIA.

Para la temporada 2017, el peso mínimo del monoplaza se estableció en 728 kilogramos, con unos neumáticos y carrocería más anchos y con un incremento en el tanque de combustible. Ahora, para 2018, los diseñadores han recibido seis kilogramos más para distribuir en el coche.

Sin embargo, muchos de los diseñadores han expresado su preocupación sobre la instalación del Halo, ya que la pura pieza puede variar entre 14 y 15 kilogramos, lo que significa que los equipos tendrán menos lastre para jugar y penalizarán una vez más a los pilotos más pesados de la parrilla.

El Halo, que se puede comprar a tres proveedores ubicados en el Reino Unido, Alemania e Italia, les costará a los equipos al menos 15,000 euros cada uno. La fabricación de esta pieza está hecho de titanio y se puede envolver con una carrocería diseñada por el equipo.

Vía Motorsport.com
Share