Sep 162018
 

Qué espectáculo se está perdiendo la Fórmula 1 por tener al mejor con un mal coche…

La sonrisa de caníbal de Alonso la imagino dentro del casco en ese momento, ojos bien abiertos y sonrisa de genio loco, lo otro les prometo que lo vi, en la recta de meta, entre el público, bocas abiertas, en la sala de prensa cabeza a un lado y a otro, es ese gesto, ya saben, el de negación, el de sorpresa melancólica, el de ¿por qué está pasando esto? En el paddock sonrisas en McLaren, alguna amarga. En la pantalla el nombre y los tiempos de un piloto se visten de morado. Es la vuelta 46 y Fernando Alonso, neumático blando, con un McLaren que es uno de los coches más pobres de la parrilla logra la vuelta rápida de carrera. Continue reading »

Share