Sep 202014
 

La lluvia fina de filtraciones aumentó tras demostrar que es el coche, y no el piloto, el problema

Fernando-Alonso-ha-protagoniza_54411625203_54115221154_600_396[1]Cenaba el pasado martes Fernando Alonso con sus mecánicos, como tantas y tantas veces con su gente de confianza, pero el tono siempre alegre era fúnebre esta vez. "¿Te vas, te vas entonces?", preguntaron. Alonso se quedó boquiabierto y montó en cólera. "¿Cómo, que me voy dónde?".

El asunto del trueque con Red Bull, el enésimo rumor de su salida del equipo, terminó por encender al español en vísperas de su aterrizaje en Singapur, donde sacó a pasear su malestar.

Fue la gota que colmó el vaso, la última de una lluvia fina que viene desde hace semanas y meses. Si las cosas en pista fueran bien o la situación interna no estuviera tan convulsionada, posiblemente no se habría salido todo de madre, pero a veces una chispa basta para encender el fuego.

'Mejoras' en cada carrera
Fernando lleva mucho tiempo mosqueado con la puesta en escena de las carreras en Ferrari. El sistemático anuncio de mejoras que luego no funcionan, o no son tales, o son minúsculas. Al final parecía él el malo de la película por no poder sacar un supuesto rendimiento anunciado a bombo y platillo, a veces amplificado -léase filtrado- con gráficos y sesudos análisis en la prensa local.

Es la vieja historia, la más vieja del automovilismo, y más en la mejor escudería del mundo, que sigue siendo Ferrari. Corre el coche o corre el piloto. Corre el coche gracias al piloto o corre el piloto gracias al coche. La llegada de Räikkönen, que iba a ser una prueba del algodón para Alonso al final ha sido la mejor noticia para Fernando. Él corre más que el coche.

PORTADA DE MARCA. La situación entre Alonso y Ferrari fue noticia en todo el mundo. Causó conmoción.

 

 

PORTADA DE MARCA. La situación entre Alonso y Ferrari fue noticia en todo el mundo. Causó conmoción.

 

 

 

 

 

Porque ni el coche está donde anda Räikkonen, décimo y hundido en la clasificación con 41 puntos, ni tampoco está donde lo aúpa Fernando, con dos podios. Monza fue la guinda: Alonso rompió y Kimi puntuó por los pelos.

Tapando grietas
Allí se vio que Fernando ha tapado muchas grietas en un equipo en franca reconstrucción. Se vio, para los que aún no lo querían ver, que la culpa no es del piloto. Ycon esa certeza han ido cayendo dentro del equipo muchos otros puestos, los de quienes tienen que hacer el coche.

Da la sensación de que si no estuviera Fernando, muchos de los que han tenido que ir saliendo no lo habrían hecho. Pero es lo que tiene que el español distorsione la realidad hasta que se rompe el embrujo y se ve el truco.

Este panorama, que se ha ido arrastrando toda la temporada, es el que ha acelerado algún mensaje, información, o "filtración maltinencionada", como dijo el propio Fernando en Marina Bay. Lo que le ha llevado a amenazar con pasar a la acción.

El podio de Hungría, que ha sido de lo mejor de la temporada, vino también recompensado con una petición curiosa de la prensa más afín al equipo. "Hay que sonreír más en el podio, que al final se ve que aquí hay coche".

En verano llegó la estupenda historia de los 100 millones que pedía el español para renovar por tres temporadas. Aireada en Italia, con toda la exclusividad del mundo. Con la que está cayendo allí y en España, la imagen de Fernando quedó dañada. Cuentan que llegó el primer día al trabajo tras las vacaciones encantado y bromeando con ese supuesto contrato. "¿No será verdad, que lo firmo ahora mismo?".

El supuesto intercambio de asientos con Vettel, en la semana más movida de Ferrari en décadas -Montezemolo llevaba 23 años en el cargo, que se dice pronto- fue la que ha terminado por sacar de sus casillas al español, viendo que hasta los suyos pensaban que era cierto.

Atención desviada
No ha sido la salida del veterano dirigente italiano el tema de debate, ni la llegada y el arduo trabajo de su sucesor, Sergio Marchionne. Como tampoco lo fue en agosto la tremenda rajada de Luca Marmorini, el depuesto jefe de motores, hablando de las tensiones dentro del equipo.

No, la atención se ha desviado, otra vez como por arte de magia, hacia Fernando, en lo que el piloto ha entendido como un nuevo desliz, no sabe con que intención, desde dentro. Después de un año negando la mayor, sofocando rumores y mostrando una fidelidad a prueba de balas, han frotado tanto la lámpara que ha terminado por salir el genio.

 

Fernando-Alonso-ha-protagoniza_54411625203_54115221154_600_396[1]

Vía Marca.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)