Abr 062019
 

El coche y Gasly porque no funcionan bien y Verstappen porque se está hartando de todo ello

Resultado de imagen de Bahrein Red Bull Verstappen GaslyRed Bull no ha comenzado su temporada como esperaban. En Bahréin los problemas se magnificaron y vieron cómo tienen más cerca a la zona media de la parrilla que lo que están ellos de Ferrari Mercedes. Tras dos carreras, el rendimiento del nuevo RB15 ha empezado a hartar a un Max Verstappen que esperaba encontrarse luchando por victorias con la nueva unión con Honda. La realidad es que los japoneses están haciendo un gran trabajo y en potencia están dando la talla, pero la configuración y la falta de carga aerodinámica no es la ideal como han asegurado desde el equipo. Es la primera vez que un diseño de Adrian Newey yerra tanto el tiro de primeras.

No puede ser peor que lo que mostramos aquí“, dijo el holandés este martes en los test post gran premio. “También, cometimos algunos errores, creo, en términos de configuración. Creo que si miras a Australia, en realidad estábamos bastante felices. Aunque quedamos a 20 segundos de Valtteri Bottas. En Bahréin, no podía ir y empujar como quería porque el monoplaza no daba para más“. El jefe del equipo de Red Bull, Christian Horner, admitió que su equipo necesitaba encontrar la “contraseña mágica” para mejorar su configuración y esperan que la próxima carrera en China sea mejor.

Grandes mejoras para China y España

Helmut Marko, por su parte, ya ha asegurado que irán a China y a España con dos importantes paquetes de actualizaciones para mejorar el RB15. “No habrá un coche nuevo. Tenemos un problema aerodinámico. Está en el chasis. No es algo que vayamos a conseguir solucionar de una semana para otra. El primer paquete de actualizaciones llegará en China la próxima semana. En España vamos a hacer los ajustes aerodinámicos que sean necesarios”, ha comentado en declaraciones para GP Blog.

“Creo que podemos hacerlo mucho mejor de lo que mostramos hasta ahora”. En el circuito de Sakhir sufrieron algo que no se vio la temporada pasada. Superados incluso por un McLaren en reconstrucción en cuanto a ritmo en carrera. Muestra clara del bajón del equipo y de un fallo que parecen tener controlado. Problemas en términos de agarre trasero y falta de carga aerodinámica, dijo Verstappen. Ya sabemos que el piloto holandés es de mecha corta pero por el momento aguanta sin explotar y busca sacar el lado positivo de una situación que, de seguir igual en China, podría desatar la tormenta. El joven de 21 años sabe de su nivel y verse por detrás es algo que no lo aguanta. Por ello, mete presión a su equipo para que reaccione. “Hicimos una buena cantidad de vueltas para entender qué salió mal el fin de semana”.

Max Verstappen durante el Gran Premio de Bahréin. (EFE)

Max Verstappen durante el Gran Premio de Bahréin. (EFE)

Antes había sido culpa de Renault

El Red Bull está ante su primer gran problema de rendimiento desde 2015 con Ricciardo y Kvyat. La excusa con Renault ya no la tienen y la situación se encuentra en un punto complicado si no ponen solución cuanto antes. Horner ha asegurado que Red Bull todavía trata de encontrar la puesta a punto ideal para su RB15, porque ahora mismo tienen un monoplaza difícil. “Es un coche complicado. Nuestra ventana operativa parece bastante limitada. Max ha lidiado bien con ello. Ha sido más difícil para Pierre. Su momento llegará, estoy seguro”, ha comentado Horner.

Así las cosas, el hecho de que hubiera un test justo tras el Gran Premio de Baréin es algo que han recibido con los brazos abiertos ya que les ha podido ser clave a la hora de localizar fallos y recuperar el terreno perdido. “Es el momento perfecto. Necesitamos encontrar más rendimiento. Ferrari estuvo muy fuerte en Barhéin. Mercedes tuvo suerte con el doblete, pero Ferrari fue el equipo dominante”, ha destacado Horner. “Tratar de entender nuestras fortalezas y debilidades respecto a Ferrari aquí es muy importante. Una vez que encontraron la ventana adecuada, parecían un equipo diferente al de hace dos semanas. Pasó lo contrario con Mercedes”. Esa ventana es la que tiene que encontrar Red Bull si quieren mejorar lo logrado el año pasado. Cuatro victorias, y la primera de ellas en China, algo que parece impensable que suceda esta temporada si nos ceñimos a lo visto en los dos primeros grandes premios.

Verstappen da la cara, pero Gasly…

Si alguien puede conseguir ese milagro es Verstappen. El holandés es la gran noticia para la escudería austriaca. Se consolida cada vez más como uno de los mejores pilotos de la parrilla. Más centrado y maduro en su pilotaje donde está demostrando ser capaz de poner al coche en un lugar donde no merece. El cuarto puesto en Bahréin fue el mejor reflejo de ello.

El problema añadido es Pierre Gasly. No ha empezado con buen pie pero en Red Bull confían en su nivel para el futuro. El piloto francés de 23 años ha reconocido no encontrarse cómodo con el monoplaza pero las exigencias aprietan. Y un compañero del nivel del holandés más. De momento, ha firmado un undécimo puesto en Australia y un octavo en Bahréin. Datos pobres para un equipo con las expectativas muy altas. En los de Milton Keynes la paciencia suele brillar por su ausencia y, a medida que los resultados no lleguen para el de Ruan, la presión irá creciendo. Ahora es el momento de dar un paso al frente y demostrar que tiene el nivel necesario, o podría aparecer, de nuevo, un cambio de cromos con Toro Rosso como ya ocurrió en el pasado. China será el primer paso para comprobar que rumbo toma Red Bull después de las grandes mejoras que llegarán.

Vía Elconfidencial.com

Share

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)